POLÍTICA

Un hombre disfrazado de cura asalta la vivienda de Luis Bárcenas

23/10/2013 18:28 CEST | Actualizado 23/10/2013 21:31 CEST
ANA CAÑIL

La Policía Municipal ha detenido este miércoles a Enrique Olivares García, de 64 años, tras acceder al domicilio del extesorero del PP, Luis Bárcenas, ubicado en la calle Príncipe de Vergara de Madrid, y maniatar a su mujer, al hijo y a una asistenta

Efectivos de la Policía Municipal y Nacional se han personado en el domicilio y han neutralizado al asaltante, que ha sido trasladado a la comisaría de la Policía Nacional en Moratalaz.

El arrestado cuenta con antecedentes penales de finales de la década de los 60 y los 70 por tenencia de drogas y robo con fuerza.

El agresor ha conseguido acceder al domicilio en torno a las 17:30 horas disfrazado de sacerdote y haciéndose pasar por funcionario de prisiones. Una vez en el interior, ha sacado una pistola (que podría ser simulada), ha maniatado a la esposa de Bárcenas, Rosalía Iglesias, a la empleada del hogar y al hijo del extesorero del PP y les ha exigido los pen-drive en los que el extesorero guardaba las cuentas en B del PP.

Según fuentes de la investigación citadas por la agencia EFE, el agresor les ha amenazado con la pistola y les ha pedido también los papeles manuscritos del extesorero con la supuesta contabilidad B del PP para demostrar que "el Gobierno miente".

Ha sido entonces cuando el hijo del extesorero del PP se ha desatado y ha conseguido reducirle, mientras que la empleada del hogar ha salido al balcón para pedir auxilio, momento en que han llegado efectivos de policía municipal y nacional que han arrestado al intruso.

Los médicos del Samur-Protección Civil han atendido a una mujer y al hijo de Bárcenas por una fuerte crisis de ansiedad. Poco después han sido dados de alta en el lugar.

DOS HORAS

Un vecino de una casa cercana a la de Bárcenas que fue el primero en acudir a la llamada de auxilio ha asegurado a EFE que la mujer del extesorero del PP le contó que estuvieron dos horas maniatados.

Otro vecino, camarero de un bar situado debajo del domicilio, ha relatado que la empleada doméstica bajó gritando al local pidiendo socorro, y, en ese momento, él se percató de que llevaba una pistola en la mano.

Este camarero afirma que, con una compañera, tranquilizaron a la mujer y que él mismo le quitó la pistola de la mano, que guardó bajo llave hasta que llegó la Policía.

Por su parte, Javier Gómez de Liaño, abogado del extesorero del PP, ha destacado que en esta causa judicial se están produciendo "cosas extrañas", ya que además del suceso de este miércoles se difundieron grabaciones de vídeo con escenas de Bárcenas en prisión y se publicaron en un periódico la ficha penitenciaria del extesorero y otras imágenes de Rosa Iglesias cenando en un restaurante.

Gómez de Liaño se ha mostrado aliviado de que en el suceso no haya resultado herido nadie.

guillermo bárcenas

Guillermo Bárcenas en las inmediaciones de su domicilio tras el asalto.