ECONOMÍA
20/12/2013 08:30 CET | Actualizado 20/12/2013 14:47 CET

Competencia invalida la subasta eléctrica por "circunstancias atípicas"

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido que "no procede validar" la subasta eléctrica realizada este jueves ante "la concurrencia de circunstancias atípicas y en un contexto de precios elevados en el mercado diario durante las semanas previas".

Competencia explica en un comunicado que ha informado de este pronunciamiento a las 4:15 horas del viernes a la Secretaría de Estado de la Energía y al Operador del Mercado Ibérico Español (OMIE), organismo encargado de trasladarlo a los agentes participantes en la subasta.

Según informa Europa Press y Cinco Días, la decisión final de la anulación de la subasta pasa al Ministeriio de Industria, Energía y Turismo.

El propio ministro de Industria, José Manuel Soria, ha señalado momentos después de conocerse esta noticia que se modificarán aspectos de la subasta eléctrica que sirve para fijar las tarifas y que, tras la anulación de la puja, el recibo no subirá un 11% en enero.

"Ha llegado el momento de introducir al menos algunas modificaciones sin descartar cambiar el sistema (...) para evitar que vuelva a ocurrir (lo de la subasta de ayer)", ha afirmado Soria en declaraciones a RNE.

"Los precios de la electricidad no van a subir en enero un 11% bajo ningún concepto, ahora debemos determinar qué es lo que vamos a hacer y ver si el precio va a aumentar más o menos, pero nunca ese 11%. Pero ahora hay que determinar los siguientes pasos que vamos a adoptar", ha agregado.

La subasta, la denominada Cesur, arrojó un incremento del coste de la energía del 25,6%, lo que supondría en un alza en la tarifa final del 10,5%, a lo que se sumaría el incremento de los peajes, algo menos del 1%, avanzado por el Gobierno.

El escenario que se presenta ahora, según explica Cinco Días, sin precios para la electricidad del primer trimestre y sin un marco regulatorio claro para fijarlos, es de una incertidumbre máxima.

"SOSPECHAS DE MANIPULACIÓN"

"Teníamos sospechas de manipulación porque el precio que resultó en la subasta es un 7% superior a las referencias de precios de contratos equivalentes", ha señalado Soria.

Sobre la posición de las eléctricas, ha afirmado que "es curioso" que desde el principio hayan expresado "plena seguridad" de que todo había sido claro.

"No sé en base a qué argumento podían decir de entrada que la subasta se había hecho de una manera muy transparente (...) ya que da la impresión a medida que pasan las horas de que no ha sido así", ha cuestionado.

"Hay poco fundamento en mantener esa afirmación de las eléctricas de que ha sido transparente, competitivo con esa rotundidad", ha añadido el ministro.

LAS RAZONES DE COMPETENCIA

La CNMC ha asegurado que hará público un informe detallando los motivos que justifican su decisión.

El pasado 10 de diciembre, la Sala de Supervisión Regulatoria del 'superregulador' había iniciado un proceso de información previa para analizar los movimientos inusuales que se estaban produciendo en la fijación de precios del mercado mayorista.

La CNMC recuerda que desde hace cuatro años viene realizando propuestas de mejora del esquema de subasta.

PETICIÓN DE INDUSTRIA

El Ministerio de Industria y Energía solicitó ayer formalmente la apertura de una investigación a la CNMC para analizar la subasta eléctrica al considerar que su resultado era "inaceptable" y que podrían haberse dado movimientos que vulnerasen la competencia.

El informe de la CNMC debía recibirse en 24 horas y en Competencia han estado trabajando hasta la madrugada.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó este jueves que trataría de corregir la posible subida de la luz del 11,5% en enero. "Vamos a intentar arreglarlo", aseguró al término de la primera jornada del Consejo Europeo.

También se refirió a esta subida el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que emplazó a la validación de los datos por Competencia antes de tomar otras medidas. "Espero y deseo que (este repunte) sea frenado", declaró el ministro.

La tarifa eléctrica de último recurso o TUR, que a partir de enero se denominará precio voluntario al pequeño consumidor, está formada por dos elementos, los peajes y el coste de la energía, que representan alrededor de la mitad de la factura cada uno, y a los que se suman los impuestos.

Los peajes los fija el Gobierno a través de una orden ministerial y sirven para retribuir todas las actividades reconocidas al sistema.

La otra parte, el coste de la energía, se decide en estas subastas trimestrales Cesur.

ESPACIO ECO