POLÍTICA

Gallardón insiste en que no habrá cambios sustanciales la nueva ley del aborto

09/01/2014 14:34 CET | Actualizado 09/01/2014 14:34 CET
EFE

Pese a las presiones de su propio partido y el toque de atención del propio Mariano Rajoy, el ministro de Justicia sigue en sus trece. Alberto Ruiz Gallardón insiste en que no habrá cambios sustanciales a la nueva ley del aborto.

"La esencia de la ley no se modificará, aunque, como todo anteproyecto, será mejorable en su tramitación", han explicado fuentes de su departamento en relación con las críticas suscitadas en el PP sobre el anteproyecto aprobado por el Consejo de Ministros.

La opinión del ministro ha cambiado, pero no mucho. Este miércoles, Rajoy avanzó que habría cambios para mejorar la ley y atender a las exigencias de los barones del PP y la secretaria general, María Dolores de Cospedal, anunció que buscarían el consenso suscitado por la ley de supuestos del año 1985.

Pero sobre la concreción, poco hay porque según declaró Gallardón cuando presentó la ley, la reforma ha sido muy pensada. En una entrevista publicada en La Razón el 27 de diciembre aseguró que "lo esencial del proyecto es fruto de una reflexión intensa" y por lo tanto el "Ejecutivo la sostendrá hasta el final". En el mismo tono, se manifiestó en ABC, donde señaló que "no se va a renunciar en ninguna de las conquistas en defensa de los derechos que recoge la ley".

En ese mismo sentido se ha pronunciado Alfonso Alonso, portavoz del PP en el Congreso. "Sería la única ley que no cambia en su tramitación parlamentaria, que todas cambian", ha dicho.

Sin embargo, no hay ni rastro sobre cuáles serán esos cambios. Otros proyectos estrella del PP han sido aprobados con enmiendas menores, generalmente de su propio partido. En otras palabras: retoques.

LARGO PROCESO FORMAL DE CONSULTAS

El departamento que dirige el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, tiene previsto remitir el proyecto el próximo día 10 a las Comunidades Autónomas con competencias en materia de sanidad, que son todas salvo las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

En este trámite, las comunidades podrán hacer sus aportaciones a la ley, como también harán los colegios de médicos, enfermeras y asociaciones relacionadas con la discapacidad, además de los informes preceptivos del Consejo General del Poder Judicial, el Consejo Fiscal y el Consejo de Estado.