POLÍTICA

El Parlament aprueba pedir la competencia de la consulta en una votación que divide al PSC

16/01/2014 13:25 CET | Actualizado 16/01/2014 17:37 CET
EFE

El 'derecho a decidir' se ha convertido en auténtico ciclón de división en el PSC. El debate de una propuesta en el Parlament catalán para pedir al Gobierno que le ceda las competencias sobre la consulta se ha saldado, para los socialistas catalanes, con tres votos díscolos, la dimisión de una diputada de la dirección del partido y el abandono del alcalde Lleida, Ángel Ros, de su escaño en la Cámara autonómica.

El Parlament ha aprobado la propuesta de pedir al Congreso de los Diputados la transferencia con 87 votos a favor, el 64 % de la Cámara (CiU, ERC, ICV-EUiA y 3 diputados del PSC), 43 en contra (PSC, PPC y Ciutadans) y 3 abstenciones (CUP).

Con este paso, el Parlament quiere visualizar el 'no' del Estado y ganar legitimidad internacional. Pero esta votación también ha servido para evidenciar las fuertes discrepancias internas entre los socialista catalanes.

LAS DISCREPANCIAS EN EL PSC

Tres diputados críticos del PSC, la exconsellera Marina Geli, el exalcalde de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) Joan Ignasi Elena y Núria Ventura han roto la disciplina de voto de su grupo parlamentario y han votado a favor de la solicitud del traspaso de competencias para referendos.

Según han explicado, han votado "en conciencia y por fidelidad" al programa electoral. Además, los tres han asegurado que no piensan dejar el acta de diputado porque su decisión de votar 'sí' -pese al 'no' marcado por el grupo- sólo expresa una discrepancia política, no "problemas éticos o de comportamiento indignos".

Tampoco se plantean abandonar el partido ni -en el caso de Geli y Elena- la Ejecutiva socialista de la que forman parte, y han argumentado que lo único que hacen es representar el "pluralismo" del PSC sobre el 'derecho a decidir'.

El portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena, ha afirmado que pedirá a los tres diputados que han roto la disciplina de voto que entreguen su acta de diputado "por su lamentable poco espíritu de equipo".

LOS CASOS DE SAMPERE Y ROS

La diputada del PSC en el Parlamento catalán Rocío Martínez-Sampere ha acatado la disciplina de voto del partido y ha dicho 'no' este jueves a la proposición, pero ha anunciado su dimisión como miembro de la Ejecutiva del PSC y del Secretariado, el núcleo duro de la dirección socialista.

Martínez-Sampere era partidaria de abstenerse, pero ha argumentado que "una sola abstención" en el grupo socialista de poco hubiera servido. "He trabajado incansablemente hasta el último minuto para que el PSC pudiera tener una posición de unidad que representara toda su pluralidad y sus posiciones favorables a hacer una consulta, algo que no ha sido posible", ha explicado Martínez-Sampere a los medios antes del inicio del pleno.

Tras dejar claro que "en ningún caso" su voto "sería favorable a lo que hoy se plantea, porque es un procedimiento con el guión escrito", y que una "sola abstención no es relevante en términos de que Cataluña consiga sus anhelos legítimos", ha apuntado que considera"'más responsable estar con lo que ha decidido la democracia interna del partido, aunque no comparta su decisión".

El debate abierto en los socialistas catalanes y sus discrepancias con la dirección llevaron al alcalde de Lleida, Àngel Ros, a renunciar el miércoles a su acta de diputado, aunque reafirmó su compromiso con el proyecto del PSC y anunció que seguirá al frente del Ayuntamiento y en los órganos de dirección del partido.

MANIFIESTO A FAVOR DE LOS DÍSCOLOS

Después del debate, el sector catalanista del PSC ha lanzado un manifiesto en apoyo tanto de los tres diputados díscolos del partido como de los que "se han negado a votar en contra de su compromiso electoral", y en el que se ha hecho un "llamamiento socialista en favor del referéndum" soberanista.

El texto, al que ha tenido acceso Efe, está firmado por 122 socialistas, entre ellos los exconsejeros Joaquim Nadal y Montserrat Tura, la eurodiputada Maria Badia, el exministro Joan Majó, el presidente del grupo socialista en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, y los miembros de la ejecutiva del PSC Jordi del Río y Fabian Mohedano.

MAS, SATISFECHO POR LA "MAYORÍA SÓLIDA"

Tras la votación de la consulta, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha expresado su satisfacción por haber logrado una "mayoría sólida y amplia".

En declaraciones a los medios, ha comentado que está "contento como demócrata y como catalán" por el resultado de la votación y ha destacado que en la sesión plenaria "se han dicho muchas cosas, muchas de ellas bien dichas".

"Lo mejor que puedo hacer es apoyar esta gran mayoría que se ha producido en el Parlament de Catalunya", ha aseverado Mas, quien ha destacado "la manera en la que lo estamos intentando, la mejor posible, seriamente y con responsabilidad"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

La pregunta

'Made in PSOE'