POLÍTICA

Rajoy a Rubalcaba: "O te callas o reconoces el mérito de la gente"

02/02/2014 13:07 CET | Actualizado 04/02/2014 10:44 CET

VALLADOLID - Tras dos días de cónclave popular, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subido este domingo al escenario principal de la Convención Nacional para pedir a sus dirigentes que lleven por toda España el mensaje de que el partido está "unido", que ha hecho las reformas para recuperar el "páramo" en el que se había convertido España y que volverán a ganar las elecciones europeas, a pesar de la herencia recibida.

"Los españoles nos hemos rescatado nosotros solos", ha dicho el presidente del Gobierno, que ha vendido como gran promesa, sin concretar, la reforma fiscal conforme estaba en el programa con el que se presentó el partido a los comicios de 2011. Ha llegado la hora de reivindicarse.

Además, ha aprovechado su intervención para mandarle un recado al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, al ser "parte destacada en la causa de este calvario": "O te callas o reconoces el mérito a la gente".

"No me preocupan las críticas. ¡Apañado estaría! Tampoco me sorprenden las que se emiten de oficio y por costumbre. Pero todo tiene un límite razonable", ha señalado el jefe del Ejecutivo, que ha lamentado que desde el PSOE se sostenga que no se ha hecho nada en el Gobierno y ha criticado que lo diga "el que fue vicepresidente de un Gobierno que llevó a España a la ruina".

Por ello, le ha pedido al secretario general de los socialistas que no diga a la gente que su "sacrificio" ha sido "en balde" y no oculte "la verdad de la recuperación como antes" hizo con la del "hundimiento". "No me molesta que me critiquen, sobre todo si se hace con razón, lo que pido es un poco de respeto a las esperanzas de la gente y a esos agobios que está sufriendo sin haberlo merecido", ha agregado.

Rajoy ha sacado su lado más duro ante los suyos y se ha preguntado en referencia Rubalcaba: "¿Cómo se puede decir que 'ahora viene lo peor', que 'lo peor está por llegar'? ¿Tanto cuesta reconocer lo que en todas partes, menos en su partido, se reconoce? ¿Tan esclavo es de sus propias consignas? ¿Tan poco le preocupa el futuro de la gente como para sembrar lo que menos necesita España, desánimo e incertidumbres?"

"NADIE NOS HA REGALADO NADA"

En su esperado discurso, el líder del PP se ha centrado principalmente en comparar la situación económica que dominaba España cuando llegó a La Moncloa y los datos que hay dos años después. "A partir de esta situación, nos arremangamos y acometimos la tarea. Primero frenamos la caída, la detuvimos en seco. Y no sólo evitamos la ruina, sino que logramos que España, con sus propias fuerzas, comience a caminar otra vez. No lo digo por presumir", ha sostenido ante un auditorio entregado y con ganas de aplaudir.

No era cuestión de presumir, pero el presidente ha comentado que lo decía "porque nadie nos ha regalado nada" y "porque alguien en este país tiene que reconocer lo que fuera de España reconocen todos". Todo ello gracias al esfuerzo de los españoles, ha añadido el capitán de los populares.

En este punto, ha asegurado que no se han resuelto todos los problemas, pero "sí que estamos mejor, porque es obvio". "No hemos corregido todo el descalabro, pero ahora respiramos. Todavía es necesario empujar, pero ahora nos movemos", ha enfatizado ante la plana mayor del partido.

MENSAJES EN CLAVE INTERNA

Rajoy ha mandado varios mensajes en clave interna y ha empezado agradeciendo a los dirigentes del PP su trabajo porque sabe "lo difícil" que les ha resultado. "También lo viví, por eso os lo agradezco de corazón".

Uno de los puntos que más ha buscado reforzar durante estos días ha sido el de que mantiene su política antiterrorista ante las críticas que han llegado desde los sectores más duros de la derecha. Por eso, en el plenario ha defendido que su partido "nunca olvidará" a las víctimas y ha subrayado que están "donde siempre".

"La disolución incondicional de ETA y la derrota definitiva del terrorismo con todas sus consecuencias es el único final aceptable", ha expresado el líder del PP, que ha hecho explícito su apoyo a la nueva presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga.

OVACIÓN A SÁNCHEZ-CAMACHO

También ha mostrado su respaldo a los compañeros del Partido Popular en Cataluña y ha repetido el discurso sobre la situación en esa comunidad en la convención en Barcelona del fin de semana pasado. El "principal valor" de España es la "unidad", ha aseverado.

"¿Qué algunos no lo comparten? Al menos que lo respeten y, si no les importa lo que desean los demás, al menos que respeten la ley. Yo, como presidente del Gobierno también lo haré", ha proclamado.

Los asistentes al acto han querido mostrar su cariño por la líder del PP, Alicia Sánchez-Camacho, a la que ha dedicado una ovación delante de las cámaras. "Mucha gente que guarda silencio no quiere que vosotros os calléis", le ha dicho Rajoy.

Y a todos los populares congregados en el cónclave les ha pedido que cuenten lo que han visto estos días para que "sepan todos que España tiene un partido a su servicio, un partido que es fuerte porque está unido y que no descansa porque está comprometido con el futuro de todos". Dicho queda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

NOTICIA PATROCINADA