NOTICIAS

Una mirada a la 'tecnorevolución'

05/02/2014 16:17 CET | Actualizado 05/02/2014 16:17 CET
FUNDACIÓN TELEFÓNICA

Un robot colgante, del artista Óscar Latorre, es el encargado de recibir al visitante de la exposición Tecnorevolución. Decenas de tubos con "ojos" siguen tu trayectoria. Una obra de arte basada en sensores y algoritmos matemáticos como metáfora de la relevancia de la conjunción de saberes.

Ese entendimiento de la ciencia y la tecnología es el hilo conductor de "Tecnorrevolución: la era de las tecnologías convergentes". La muestra, en la Fundación Telefónica (Madrid) hasta el 11 de mayo, pretende acercar mediante instalaciones interactivas la nanotecnología, la biotecnología, las ciencias cognitivas y las tecnologías de la información y la comunicación.

"Tecnorrevolución" repasa, en primer lugar, las grandes revoluciones que ha vivido el ser humano: el desarrollo de herramientas, máquinas y automatismos. Instrumentos prehistóricos, poleas, una demostración en vídeo de cómo funciona una locomotora de vapor y un brazo robótico que representa sobre arena la imagen del visitante tienen el protagonismo en esta área.

A continuación, se explica qué son la nanotecnología y su capacidad para estudiar la materia a nivel atómico-, la biotecnología -el empleo de células vivas para mejorar alimentos o medicamentos-, las ciencias cognitivas -que tratan de comprender el funcionamiento del cerebro- y las TIC.

El visitante podrá retar a otra persona a descubrir quién tiene mayor capacidad de relajación o hacer un repaso a la evolución del cálculo automático desde calculadoras que tienen más de un siglo hasta los dispositivos móviles inteligentes actuales.

También se repasa el papel del desarrollo científico y tecnológico en cosas tan cotidianas como la pasta de dientes, el velcro, los test de embarazo, el material antibacterias de ciertos peluches e incluso la raqueta con nanotubos de Rafa Nadal.

La exposición, que estará abierta al público desde mañana hasta el 11 de mayo, ha sido organizada conjuntamente por la Fundación Telefónica y la Obra Social de La Caixa.