NOTICIAS

Tito Vilanova, hospitalizado tras una operación de urgencia

25/04/2014 10:40 CEST | Actualizado 25/04/2014 11:28 CEST
GTRES

Tito Vilanova, exentrenador del Barcelona, se encuentra hospitalizado en el centro hospitalario Quirón después de que en la noche del jueves se sometiera a una operación de urgencia relacionada con el cáncer en la glándula parótida que le fue detectado en noviembre de 2011.

Según ha podido saber EFE e informa RNE, el que fue la temporada pasada entrenador del Barça ha sido intervenido de una obstrucción en el estómago que le impide la ingesta de alimentos. De acuerdo con Efe, Vilanova está grave, pero estable.

Desde el club catalán han solicitado "el máximo respeto a la privacidad" de Vilanova, tal y como el propio entrenador solicitó durante una de sus últimas comparecencias, en la que señaló que pese a tratarse de una persona pública su enfermedad pertenecía al ámbito estrictamente privado.

Una fuente del hospital tampoco quiso dar ningún tipo de detalles al respecto, aduciendo la misma cuestión. En las puertas de la clínica barcelonesa se encuentra esta mañana Aureli Altimira, estrecho colaborador de Vilanova y preparador físico barcelonista, quien también ha declinado realizar cualquier tipo de comentario al respecto.

EN LA LUCHA DESDE 2011

El 22 de noviembre de 2011 el FC Barcelona comunicó que Tito Vilanova padecía un tumor en la glándula parótida y fue operado de urgencia.

Casi un año más tarde, en diciembre de 2012, Vilanova recayó de su enfermedad y se le detectó un pequeño ganglio. Volvió a ser operado y recibió el alta dos días después. El 6 de enero de este 2013 reapareció en el banquillo contra el Espanyol y posteriormente viajó a Nueva York para hacerse varias pruebas.

Volvió para dirigir el partido contra el Málaga del 13 de enero y se volvió a marchar a EEUU, durante un período de dos meses, para recibir el tratamiento adecuado. El 29 de marzo de 2013 volvió a dirigir un entrenamiento y se sentó en el banquillo el 2 de abril contra el París Saint Germain.

Finalmente, Vilanova dejó de ser entrenador del Barcelona el pasado 19 de julio, cuando tras un control rutinario las pruebas médicas evidenciaron un empeoramiento de su salud.

El entonces presidente del club, Sandro Rosell, explicó que después de evaluar los resultados de las pruebas rutinarias de seguimiento realizadas a Vilanova "se ha presentado la opción de llevar a cabo un tratamiento para ir controlando su enfermedad" que será "incompatible" con su labor como entrenador.

Tito, en imágenes

Ánimo a Tito Vilanova

OFRECIDO POR NISSAN