ECONOMÍA

Usar internet en el móvil en otro país de la UE costará la mitad desde el martes

28/06/2014 16:46 CEST | Actualizado 28/06/2014 16:46 CEST
REUTERS

El precio del uso del móvil para conectarse a internet en otro país de la Unión Europea (UE) (en itinerancia, o "roaming") se reducirá a la mitad a partir del próximo martes, hasta 20 céntimos por megabyte, frente a los 45 céntimos que cuesta ahora.

Se trata de la tercera rebaja de precios impulsada por la Comisión Europea (CE), tras las aplicadas en 2012 y 2013, acordada como paso intermedio hacia la liberalización completa del mercado que equiparará las tarifas en toda la UE.

Efectuar llamadas desde el móvil en otro Estado miembro también resultará más barato, un 21%, (19 céntimos por minuto, en lugar de 24), y recibirlas costará 5 céntimos, frente a los 7 céntimos actuales (una rebaja del 28,5%).

Los mensajes de texto se abaratarán un 25% al pasar a costar 6 céntimos, frente a los 8 céntimos que valían ahora.

Los operadores móviles en Europa podrán además ofrecer a sus clientes un plan específico de itinerancia antes de salir de viaje y, en ocasiones, permitirles que elijan un operador móvil local para servicios de datos como enviar correo electrónico, leer prensa en línea, subir fotos o contemplar vídeos en el país visitado.

TODAVÍA NO ES SUFICIENTE

La comisaria europea de Agenda Digital, Neelie Kroes, celebró esta semana la nueva rebaja pero consideró que no es suficiente y que los países de la UE deberían dar los pasos necesarios para que la eliminación completa del "roaming" pueda materializarse a finales de año.

La Unión Europea (UE) comenzó a tomar medidas para reducir los precios del uso del móvil en el extranjero en 2007, y el resultado es una reducción del 80-90% en el conjunto de servicios de itinerancia en 2014 en comparación con 2007.

Según un eurobarómetro publicado en febrero, cerca de la mitad de los europeos, el 47%, no utiliza nunca su teléfono móvil para conectarse a internet cuando se desplaza a otro Estado miembro por temor a recibir un recargo demasiado alto en su factura, mientras que un 94 % limita el uso a través de su móvil de servicios como Facebook.