POLÍTICA

Oriol Pujol deja su escaño en el Parlament y la Secretaría General de CDC

14/07/2014 19:37 CEST | Actualizado 14/07/2014 20:44 CEST
FLICKR / CDC

Adéu. El diputado de CiU en el Parlament Oriol Pujol ha anunciado este lunes que deja el acta de diputado y que abandona definitivamente la Secretaría General de CDC, de la que se apartó provisionalmente tras ser imputado en el caso de las ITV.

En un comunicado, ha dicho que ambas decisiones son irreversibles y las toma para que el próximo período de sesiones en el Parlament y el próximo curso político arranquen "con el orden, liderazgo y personas que CDC necesita para poder dar la máxima garantía de que el proceso -soberanista- saldrá bien".

Pujol afirma que ha llegado el momento de acabar con la situación de interinidad que vive el partido para que los máximos órganos y su Consell Nacional puedan acordar una nueva estructura y nuevas responsabilidades.

El diputado defiende que ha sido una buena "decisión temporal" apartarse de la Secretaría General y del liderazgo del partido en el Parlament, pero sentencia que esta situación de provisionalidad, en contra de su deseo, se está haciendo demasiado larga.

"Me voy dejándolo todo para no perjudicar en nada", concluye el diputado, que ve clave e histórico el segundo semestre de este año, en el que está prevista la celebración de la consulta el 9 de noviembre.

Pujol dice que su relevo al frente del partido en "ningún caso" puede alterar el planteamiento estratégico e ideológico por el que CDC apostó en su último congreso en Reus (Tarragona), en el que apostó por primera vez por el Estado propio.

MÁS DE UN AÑO DE IMPUTACIÓN

En marzo de 2013 cuando se conoció su imputación, Pujol delegó sus funciones como presidente del grupo parlamentario y como secretario general para no entorpecer el proceso soberanista, aunque entonces remarcó que esperaba que fuese una situación 'reversible'.

Desde entonces, sus funciones en el partido las asumieron de forma compartida el secretario de organización, Josep Rull, y el vicesecretario de Coordinación Institucional, Lluís Corominas, mientras que Jordi Turull se hizo con el liderazgo de CiU en el Parlament.

Este marzo la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) sumó a la imputación inicial por presunto tráfico de influencias otra por presunto soborno, una acusación que se extendió a su mujer, Anna Vidal, y a los empresarios Sergi Alsina y Ricard Puignou.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...