POLÍTICA

Leo Harlem recula y rechaza ser el pregonero de las fiestas de Tordesillas

18/08/2014 19:00 CEST | Actualizado 18/08/2014 19:00 CEST
GTRES

La popular fiesta del Toro de la Vega de Tordesillas sigue generando polémica pese a que aún queda casi un mes para que se celebre. Este fin de semana, un grupo de actores y músicos aparecían en un vídeo oponiéndose a su celebración y este lunes es el humorista Leo Harlem quien está el centro de las miradas.

El showman vallisoletano había aceptado ser el pregonero de las fiestas de la localidad, pero, tras conocerse su decisión, las críticas hacia él no pararon de sucederse en las redes sociales. Hasta tal punto que Harlem ha emitido un comunicado anunciando que rechaza finalmente ser el pregonero.

"Os comunico que no realizaré el pregón de Tordesillas. Me equivoqué al aceptarlo y pido disculpas si se me ha interpretado mal. Mi trabajo consiste en entretener y hacer reír a la gente y en ningún momento molestar a nadie", afirma.

Además, asegura que está "totalmente en contra del maltrato animal" y su intervención estaba "basada en criterios de amistad y paisanaje con los ciudadanos de Tordesillas" a los que también pide perdón "por no asistir al pregón".

(Sigue leyendo después de los tuits...)

El pasado día 16, cuando se conoció que el humorista daría el pistoletazo a las fiestas, el alcalde de la localidad, José Antonio González Poncela, había asegurado: "Cuando se lo propusimos, le pareció muy buena idea. Estamos muy contentos de que aceptara la propuesta".

Horas antes de rechazar ser el pregonero de las fiestas, Harlem había emitido otro comunicado en el que decía: "Mi intervención se realiza en base a criterios de amistad y proximidad con ciudadanos, colectivos y peñas del Real Valladolid de la Villa de Tordesillas. Mi intención en ese pregón es única y exclusivamente dar el pistoletazo de salida a unas jornadas de fiesta populares".

Añadía que su intención no era "hacer apología del maltrato animal, como el torneo del Toro de la Vega," con el que, afirmaba, está "totalmente en desacuerdo".

TORO PERSEGUIDO POR LANCEROS

Esta popular y muy polémica fiesta taurina de origen medieval se celebra cada año el segundo martes de septiembre en la localidad de Tordesillas (Valladolid) y consiste en soltar un toro de lidia de hasta 600 kg por las calles del pueblo.

Tras ser conducido a campo abierto por los aficionados, es perseguido por lanceros a pie o a caballo y, si logra rebasar los límites del torneo o los lanceros no pueden abatirlo, es indultado aunque, con los centenares de personas que participan en el festejo, el animal tiene muy pocas probabilidades de salir con vida.

El Torneo del Toro de la Vega fue declarado fiesta de interés turístico en España en 1980 y espectáculo taurino tradicional en 1999, pero en los últimos años ha suscitado numerosas críticas nacionales e internacionales.