ECONOMÍA

Guindos cree que la creación de empleo se duplicará en 2015

23/08/2014 12:32 CEST | Actualizado 23/08/2014 12:32 CEST
GTRES

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, es optimista. Ha avanzado que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) se acercará al 1,5% este año y al 2% el año que viene a pesar del parón económico que se ha producido en la zona euro y del veto ruso a la importación de productos perecederos, factores que, a su parecer, no comprometen el crecimiento español.

"Las previsiones actuales son el 1,2% y 1,8%. Evidentemente si hay una mejora nos acercaremos al 1,5% y 2%", ha señalado el ministro en una entrevista a Europa Press, tras asegurar que los indicadores adelantados de crecimiento y empleo son mejores de lo previsto en el cuadro macroeconómico de abril.

No ha precisado las nuevas cifras que se conocerán en septiembre, pero sí ha dicho que la mejora se notará sobre todo en las magnitudes de empleo, puesto que el Gobierno espera que la creación de puestos de trabajo se duplique en 2015.

El pasado mes de abril, el Gobierno aseguró que España crearía 600.000 empleos en términos de Encuesta de Población Activa durante 2014 y 2015, mientras que el número de parados se reducirá en 800.000, cifras que serán previsiblemente elevadas en septiembre.

Según Guindos, la mejora de las variables se puede producir porque, a pesar de que la economía española está muy vinculada a la europea, España cuenta ahora con unos fundamentos económicos "muy sólidos" que le permiten hacer frente a la desaceleración de la zona euro y evitar lo que ocurrió a finales de 2010, cuando la pequeña recuperación "se agotó" por otro parón económico.

"Claro que somos sensibles a lo que ocurre en el resto de Europa, pero lo que ha cambiado esencialmente es que en estos momentos los fundamentos de la economía española son mucho más sólidos y evidentemente podemos hacer frente a una desaceleración en la zona euro con mucha más base y solidez que hace tres años", ha señalado.

EL PIB SE SEGUIRÁ ACELERANDO

"La recuperación continúa y estoy convencido de que continuará en los dos trimestres que quedan de ejercicio", ha dicho Guindos, tras asegurar que el PIB se seguirá acelerando y que el entorno europeo mejorará, puesto que Alemania retomará el crecimiento en el tercer trimestre e Italia y Francia previsiblemente pondrán en marcha reformas estructurales para generar confianza e impulsar su PIB.

Según Guindos, la fragilidad de la zona euro está vinculada a cuestiones estructurales de la región, por lo que no hay que pensar en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) para dar solución a esos problemas, sino en las reformas económicas.

A su parecer, la política monetaria puede generar liquidez cuando hay problemas concretos y ayudar a ganar tiempo, "pero no es la cura de los problemas estructurales". Además, el BCE ya anunció en junio un paquete de medidas "muy importante" (bajada de tipos, tasa de depósitos en negativo, inyecciones condicionadas de liquidez a largo plazo y fin de la esterilización de la liquidez inyectada mediante el programa de compra de bonos) que, en opinión del ministro, seguramente "funcionará bien".

De la misma forma, ha recordado que Europa cuenta también con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que permite flexibilizar los objetivos de déficit si el crecimiento de algunos países queda por debajo de lo que se preveía, aunque, tal y como ha señalado, ningún ministro europeo ha pedido esta flexibilización, porque cumplir los objetivos de déficit sigue siendo una prioridad.

¿SUBIDA DEL SALARIO MÍNIMO?

Preguntado por si el Gobierno baraja la posibilidad de elevar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para recuperar el terreno perdido con las congelaciones de 2011 y 2012, Guindos se ha limitado a decir este salario afecta a un porcentaje muy reducido de la población y que no es una variable fundamental para determinar la evolución salarial.

Igualmente, ha asegurado que el Gobierno no se plantea en estos momentos bajar las cotizaciones sociales a las empresas, tal y como demandan los empresarios, puesto que el Ejecutivo decidió centrar su estrategia en incentivar la nueva contratación indefinida con medidas muy atractivas para los emprendedores como la tarifa plana de 100 euros que, a su juicio, está funcionando muy bien.

OFRECIDO POR NISSAN