TENDENCIAS

Septiembre mola: 18 razones por las que es un gran mes para viajar

06/09/2014 19:43 CEST

¿Quién dijo que septiembre no era un buen mes? ¿Que se había acabado el verano, que hacía frío, que era triste? Falso. Con unas temperaturas tan altas que se han quedado cerca del récord histórico de septiembre, días todavía largos y ganas de viajar, hay muchos motivos que hacen de septiembre un mes ideal para muchas cosas (y no para llorar en tu sofá echando de menos la playa), y por supuesto para irse de vacaciones. Aquí, las razones:

1. Hace calor...

Hace bueno, se puede viajar e ir a la playa sin sacar los abrigos ni tener que ir cargados de equipaje.


2... pero, si quieres, hace frío

Muchas ciudades, como en el norte de Europa o en América Latina, obligan a sacar las chaquetas (y las gorditas). Si quieres frío, lo tendrás.


3. El calor aprieta, pero no ahoga

No es julio ni agosto: se sobrevive bien y se duerme aún mejor.


4. Mejores precios

Se acabaron las clavadas de los meses más fuertes del verano: llegan las gangas de última hora.


5. Y por tanto, más por menos

Apartamentos, hoteles, restaurantes... de mejor categoría, por menos dinero.


6. Habrás disfrutado de un agosto en la ciudad trabajando solo y tranquilito

Si en tu trabajo todos se han ido en julio y agosto, no les verás las caras hasta mucho más tarde. Habrás pasado estos meses sin estrés, sin jefes, sin presiones.


7. La playa o esa ciudad tan bonita serán tuyas

En septiembre las playas estarán más tranquilas y las ciudades con muchos menos grupos de turistas.


8. ¡Y que viva la fiesta!

Cientos de fiestas de pueblos y ciudades se celebran este mes. Desde Logroño a Valladolid o La Mercè en Barcelona.


9. Las próximas vacaciones están más cerca

El puente del Pilar, el de los Santos, la Navidad... El último en irse es el primero en volver marcharse, por lo que las siguientes vacaciones estarán a la vuelta de la esquina.


10. No sufrirás a los niños (ni a sus padres)

Si no eres muy fan de tener pequeñajos que lloran, gritan y pelean a tu alrededor, septiembre es para ti: empiezan los coles, se acaban los castillos de arena.


11. La fantástica luz de septiembre

Alguna hoja caída, atardeceres de escándalo... Las fotos te quedarán fenomenal.


12. El gimnasio, ya si eso

No tendrás que empezar a ponerte en forma (otra vez) hasta el mes de octubre.


13. Comer fuera, ese placer

Podrás seguir aprovechando las terrazas y las cañas al aire libre.


14.Turismo cultural y con glamour

¿Qué tal irte de festivales? Venecia y San Sebastián ocupan el calendario de septiembre. Sin olvidar el Oktoberfest, claro.


15. El veranillo de San Miguel (o de los membrillos) te pilla de lleno

Si aprovechas septiembre hasta el final, llegarás a ese pequeño repunte del mes lleno de calorcito y buen tiempo, perfecto para el último chapuzón.


16. Estás a tiempo de ponerte moreno...

¿Quién dijo que con el sol de septiembre no se podía?


17... y de vivir un amor de verano

Que no te quiten las ganas. Septiembre también cuenta.


18. En resumen: mientras todos están de bajón, tú ¡a vivir!