NOTICIAS

Francia 65 - España 52: Batacazo y adiós al Mundial

10/09/2014 23:59 CEST | Actualizado 11/09/2014 10:20 CEST

España dijo adiós a su Mundial de la peor manera posible, dando una mala imagen tanto en ataque como en defensa. Superado por una mejor Francia, la selección de Orenga no se pareció en nada al equipo que había transitado exitosa por el campeonato hasta los cuartos de final, la última parada para España en el torneo.

Ya comenzó muy mal el partido, con un parcial de 0-6 para los franceses que hacía presagiar que el partido no iba a ser fácil. Y pese a la reacción del conjunto español, que logró empatar 15-15 al final del primer cuarto, lo cierto es que los de Orenga fueron a remolque todo el encuentro.

Ahogados los pívots por la excelente defensa gala, los exteriores no lograban acertar en el tiro, hasta completar unos porcentajes pésimos en lanzamiento de tres, lo que terminó por desfigurar a España, que se marchó al descanso siete puntos por debajo.

El tercer cuarto fue lo que debió de ser España durante todo el partido, y el equipo logró llegar al final con una ligera ventaja gracias a un parcial de 15-7 con buenas apariciones de Gasol y Navarro.

Pero el equipo no terminaba de encontrarse y, en los momentos decisivos, los franceses fueron arrolladores. Recuperaron la ventaja estirándola hasta los seis puntos. Después, ante la ansiedad de España, que apenas recortó un punto la diferencia, apretaron en defensa y acertaron en el ataque, certificando el adiós de la selección local con un parcial final de 9-23.

Con este fracaso se certifica el adiós de la mejor generación de la historia del baloncesto español a un campeonato mundial. Quizás nunca más veamos juntos a Gasol, Navarro y compañía tratando de luchar por este título ya logrado en 2006. Queda agradecer el esfuerzo y repensar el futuro.