POLÍTICA

Un Ayuntamiento del PP autorizó una campaña solidaria "sólo para españoles"

05/01/2015 12:26 CET | Actualizado 05/01/2015 12:26 CET
ESPAÑOLES EN ACCIÓN / TWITTER

Polémica en la localidad madrileña de Velilla de San Antonio. El Ayuntamiento, dirigido por el PP, dio permiso el pasado 3 de enero a la asociación Españoles en Acción, vinculada al partido de extrema derecha España 2000, para que organizara una teórica campaña solidaria en las calles del pueblo en la que recogieron juguetes "solo para españoles".

Según informa la Cadena Ser, IU ha denunciado públicamente que el gobierno municipal haya permitido que estas recogidas se puedan realizar en la vía pública, al contrario que en localidades como San Fernando de Henares, que sí denegó el permiso a esta organización. "El alcalde de Velilla sabe que son una formación de ultraderecha, me consta que les ha recriminado, pero aún así les ha cedido el espacio", asegura a la SER Antonio Montes, portavoz de IU en ese municipio madrileño.

El Ayuntamiento, en cambio, niega que supiese de antemano que la recogida de juguetes fuera solo para españoles y afirma que citará a los responsables de la asociación para recriminarles su actitud "segregacionista". El Consistorio subraya que al solicitar la actividad no vio "ningún motivo" que impidiese denegar la autorización.

Según el Ayuntamiento "en ningún momento constaba que sólo fuesen para españoles", ha asegurado a Efe Arturo Ladrado, responsable de comunicación del Consistorio. Sin embargo, la asociación no esconde sus propósitos. "Españoles en Acción es una asociación sin ánimo de lucro, creada para la prestación de auxilio y ayuda a los españoles que se encuentren en situación de necesidad", dice la organización en su web, donde incide en que "la ONG nace con vocación de ayudar a los españoles olvidados por los distintos organismos, tanto públicos como privados, de la sociedad española".

Ladrado afirma que el Ayuntamiento "tiene como principio que se autoricen todas las actuaciones que se hacen en la vía publica, sean de quien sean, siempre que no haya riesgo de disturbios, pero eso no significa que comparta ni organice esa campaña". Y explica que los técnicos del Ayuntamiento entendieron que la petición pasaba "los filtros" y por ello los políticos dieron el visto bueno al reparto de juguetes en la vía pública.

"HAY LIBERTAD DE EXPRESIÓN"

"Hay libertad de expresión y el Ayuntamiento no comparte la opinión de nadie: es como si se nos acusara de pedir el impago de la deuda solo por autorizar a un círculo de Podemos a reunirse en las calles de Velilla", dice.

Desde el Ayuntamiento han explicado a Efe que el sábado durante el reparto "no se produjo ningún problema" aunque la convocatoria fue un "fracaso" porque ni siquiera repartieron los juguetes al no ir familias a recogerlos.

Tras la convocatoria, que en opinión del equipo de Gobierno local se ha "utilizado" por parte de Izquierda Unida para dañar su imagen, el alcalde de la localidad pedirá explicaciones al grupo por sus actividades, que el Ayuntamiento "no hubiese autorizado de saber que eran segregacionistas". "El alcalde es inmigrante, se crió en Suiza, y les va a pedir explicaciones", señala a Efe.

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter