NOTICIAS

Quique Sánchez Flores se marcha del Getafe a los dos meses

26/02/2015 13:44 CET | Actualizado 26/02/2015 13:48 CET
EFE

Dos días después de la venta de Sammir para hacer caja en China, llega el portazo del entrenador. Quique Sánchez Flores ha anunciado este jueves de forma sorpresiva su marcha como entrenador del Getafe, al que llegó a principios de este año 2015 como sustituto del rumano Cosmin Contra.

"Os quería comunicar mi decisión en el día de hoy de cesar como entrenador de cesar como entrenador del Getafe. Es una decisión personal producto de una reflexión vital que me permite evitar situaciones que en su tiempo no me hicieron feliz", señaló Sánchez Flores ante los medios.

Para el madrileño esta es la "mejor decisión para dignificar" su profesión. "Y, de una forma, también de respetarme a mí mismo", confesó, antes de "dar las gracias" al club y los medios por darle un "cariño muy especial" con su "trabajo" en estos dos meses.

DOS MESES DE BUENA SINTONÍA

"Y sobre todo a los jugadores que han tenido un comportamiento extraordinario de compromiso, actitud, cariño y amor a la profesión y al cuerpo técnico. Quiero dar las gracias a los aficionados que me han dado un cariño extraordinario y al Getafe por permitirme este reencuentro feliz y que durante dos meses me haya hecho sentirme entrenador. Espero que nos veamos muy pronto y con una sonrisa en la cara", sentenció Sánchez Flores.

El extécnico del Atlético de Madrid y Valencia, entre otros, llegó al 'Geta' a principios de 2015 para ocupar el hueco dejado por Cosmin Contra, que se marchó al Guagzhou chino y para volver a dirigir al club 'azulón', al que ya había entrenado en la campaña 2004/2005, la primera del equipo en la Primera División.

El preparador madrileño deja al conjunto del sur de Madrid en la decimotercera posición de la clasificación, a cuatro puntos del descenso, después de sumar tres victorias (Celta, Sevilla y Espanyol) y cuatro derrotas (Eibar, Real Madrid, Almería y Valencia).