POLÍTICA

150 muertos en un accidente en los Alpes de un avión que volaba de Barcelona a Düsseldorf

24/03/2015 22:14 CET | Actualizado 24/03/2015 22:47 CET
AFP

Una tragedia aérea han conmocionado al mundo este martes. Un avión Airbus operado por Germanwings, filial de bajo coste de Lufthansa, se ha estrellado en una remota zona de los Alpes franceses, provocando la muerte de las 150 personas que llevaba a bordo, entre ellas 16 estudiantes alemanes que estaban de intercambio en España.

Germanwings confirmó que el vuelo U9525, que partió de Barcelona con destino Düsseldorf (Alemania) a las 9:55 de la mañana hora española, se estrelló con 144 pasajeros y seis tripulantes a bordo una hora después.

La aerolínea cree que había 67 alemanes en el vuelo, mientras que el Gobierno español ha dicho que 45 pasajeros tenían apellidos españoles. También viajaban turcos, un belga y una holandesa. Entre las víctimas había 16 estudiantes y dos profesores de la escuela de secundaria Joseph-Koenig-Gymnasium de la localidad de Haltern am See, en el noroeste de Alemania, que habían pasado una temporada en Llinars del Vallés.

Los investigadores han descrito una escena de devastación en el lugar en que el avión se estrelló. "Vimos un avión que estaba literalmente destruido. Los cuerpos están destrozados, no hay una pieza intacta de ala o fuselaje", ha dicho a Reuters en la localidad de Seyne-les-Alpes Bruce Robin, fiscal de la ciudad de Marsella, después de sobrevolar la zona en helicóptero.

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, ha informado de que se había encontrado la caja negra del avión, un elemento crucial para saber qué ocurrió durante el vuelo.

DÍAS PARA RECUPERAR LOS CADÁVERES

La policía francesa en el lugar del accidente ha sentenciado que no ha habido supervivientes y que llevará días recuperar los cadáveres debido a las dificultades del terreno, la nieve y las tormentas que se avecinan. "Va a llevar días recuperar las víctimas, luego los restos", ha dicho el agente de policía Jean-Paul Bloy.

En París, el primer ministro, Manuel Valls, ha trasladado al Parlamento que "un helicóptero logró aterrizar (en el lugar del accidente) y que confirmó que, lamentablemente, no había supervivientes". La Casa Blanca ha afirmado que el accidente no parece haber sido causado por un ataque terrorista, según una información de Fox News.

Este es el primer accidente de un avión de pasajeros grande en suelo francés desde el desastre del Concorde a las afueras de París en julio de 2000. El A320 es un caballo de batalla para las flotas de aviación en todo el mundo. Son los aviones de pasajeros más usados a nivel global y tienen un buen historial de seguridad, aunque no intachable.

Germanwings ha señalado que el avión comenzó a descender un minuto después de alcanzar la velocidad de crucero y continuó perdiendo altitud durante ocho minutos. "El contacto de la aeronave con el radar francés y los controladores de tráfico aéreo se perdió a las 10:53 hora local a una altitud de cerca de 6.000 pies. El avión luego se estrelló", ha comunicado a los periodistas Thomas Winkelmann, director gerente de Germanwings. Winkelmann también ha declarado que el mantenimiento rutinario de la aeronave fue realizado el lunes por Lufthansa.

En tanto, un portavoz de la autoridad de aviación francesa DGAC ha manifestado que los controladores aéreos iniciaron el procedimiento de emergencia después de haber perdido el contacto con el Airbus, que no realizó ninguna llamada de emergencia. El accidente tuvo lugar en una región alpina conocida por las prácticas de esquí, el senderismo y el rafting, pero que es de difícil acceso para los servicios de rescate.

Los equipos de búsqueda y rescate tienen su base en un gimnasio del pueblo de Seyne-les-Alpes, que cuenta con un pequeño aeródromo privado en las cercanías. Tras para los trabajos pasadas las 20,00 horas, se reanudarán mañana a primera hora.

El ministro de Transporte francés, Alain Vidalies, ha afirmado a los medios locales que la zona está "cubierta de nieve, inaccesible para los vehículos, pero que los helicópteros serán capaces de sobrevolarla".

"DÍA NEGRO"

El consejero delegado de Lufthansa, Carsten Spohr, ha hablado de un "día negro" para la aerolínea. "Mi más profunda solidaridad con las familias y amigos de nuestros pasajeros y tripulación", ha declarado Lufthansa en Twitter, citando a Spohr.

Los responsables de aviación han precisado que el Airbus se estrelló cerca de la localidad de Barcelonnette, a unos 100 kilómetros al norte de la ciudad francesa de Niza, no muy lejos de la frontera con Italia.

Los familiares de las víctimas llegaron al aeropuerto El Prat de Barcelona, muchos de ellos llorando, acompañados por policías y personal del aeropuerto. Airbus ha confirmado que el avión tenía 24 años de antigüedad y que era propulsado por motores hechos por CFM International, una empresa conjunta entre General Electric y la francesa Safran.

zona

TRES DÍAS DE LUTO OFICIAL

El Gobierno español ha decretado tres días de luto oficial por este suceso y el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, viajará mañana al lugar del accidente junto al presidente de la Generalitat, Artur Mas.

En Moncloa se ha convocado el gabinete de crisis y España participará junto a Alemania y Francia en las tareas de investigación. Precisamente en Francia se encontraban este martes los reyes de España -que iniciaban su primer viaje de Estado-. Felipe VI ha mostrado sus condolencias y, antes de volver a España, ha participado en una reunión de emergencia junto a Hollande y Valls en París.

El Gobierno español no ha podido confirmar el número de víctimas y ha dicho que no puede proporcionar el listado, ya que la legislación comunitaria establece que debe ser la compañía la que informe a los familiares. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho que espera que pronto se sepa el número concreto de españoles y que la caja negra aporte luz a lo sucedido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Un avión se estrella en los Alpes

OFRECIDO POR NISSAN