NOTICIAS

Este jugador, pillado por un micrófono abierto llamando "preciosa" a una periodista

27/03/2015 19:08 CET | Actualizado 27/03/2015 19:10 CET

El jugador de baloncesto de la NCAA Nigel Hayes pasó uno de los momentos de mayor vergüenza de su vida después de que la reportera Debra Bollman le hiciera una pregunta en una rueda de prensa.

Al verla, Hayes sonrió y, después de que Bollman le hiciera la pregunta, el jugador se giró hacia uno de los compañeros de vestuario con los que comparecía para susurrarle: "Dios, es preciosa".

Lo que no podía imaginar Hayes es que el micrófono aún seguía abierto y que su comentario se había escuchado perfectamente, algo que él también pudo comprobar. "¿Habéis escuchado lo que he dicho?", dijo sorprendido antes de llevarse las manos a la cara de pura vergüenza.

Después, en su cuenta de Twitter, pidió disculpas a la reportera por "verbalizar accidentalmente su hermosura". "No quería faltarle al respeto, señora". Ella respondió diciendo que no había "nada que perdonar".

OFRECIDO POR NISSAN