NOTICIAS

Calasanz 1 - Racing de Santander 34: el partido de la discordia

29/04/2015 15:57 CEST | Actualizado 29/04/2015 18:33 CEST

El mítico 12-1 que la selección española de fútbol le endosó a Malta en 1983 se ha quedado en una anécdota tras el partido que disputaron el sábado los equipos alevines — 11 y 12 años— del Calasanz y el Racing de Santander, correspondiente a la Liga de Cantabria.

El resultado fue inapelable: Calasanz 1- Racing de Santander 34.

Y sí, era un partido de fútbol, no de baloncesto.

calasanz

El tanteo provocó la indignación en las filas del Calasanz que, un día después del partido, publicó en su página web un pormenorizado relato de cómo se llegó a ese marcador que excede lo abultado. Según el texto, al terminar la primera parte el encuentro pocos dudaban de quién se llevaría la victoria: el Racing iba ganando 0-15.

En un momento del descanso, según la versión del club calansancio, su monitor, Jonatan Pacho, pidió al entrenador racinguista, el exjugador Sergio Matabuena, “que por favor aflojaran un poco, que tenía a los niños hundidos en el vestuario y no querían volver al campo a disputar la segunda parte”.

La reclamación no tuvo ningún éxito ya que, como expone el Calasanz, el técnico del Racing puso “excusas” como que desde su punto de vista “respetar al rival era jugar al 100 por 100, o que el problema es vuestro, lo que tenéis que hacer es equipos mejores para que no pase esto, o que él formaba jugadores que podían ser profesionales y no le iba a mandar parar”.

Después de la conversación, el monitor del Calasanz se dirigió al vestuario y animó a los chavales diciéndoles que salieran al campo a intentar divertirse y “a defender el escudo como siempre, hasta que el árbitro pite el final, sin un mal gesto ni una mala patada”.

“Varios jugadores calasancios, llorando en el vestuario se negaban a salir al campo, pero finalmente entre el monitor y el capitán del equipo consiguieron convencerlos para terminar el partido de la manera más digna posible”, prosigue el comunicado, en el que se critica el comportamiento del técnico racinguista. “Esto es deporte base, que estamos hablando de niños de 11 años y que su formación como personas también incluye el deporte, saber ganar y saber perder respetando al rival y al entorno del deporte. Que estamos de acuerdo que esto es una competición y que hay que competir, pero que llegado el momento hay muchas maneras de conseguir que un equipo juegue al fútbol, compita y no humille al rival”, puntualiza.

LAS DISCULPAS DEL RACING

El Racing ha aclarado en otro comunicado que ningún momento “intentó humillar” al rival y se disculpa ante los jugadores y técnicos del Club Deportivo Calasanz si en algún momento se sintieron ofendidos (que obviamente parece que sí).

Como gesto de buena voluntad les traslada invitación para presenciar el encuentro que el primer equipo jugará en Los Campos de Sport ante el Club Deportivo Tenerife el domingo, 10 de mayo, a las 19:00 horas.

El Calasanz, último de la tabla, lleva una media de 9,4 goles en contra por encuentro, con 255 tantos en contra en 27 partidos disputados. El Racing tiene también 255 goles, pero a favor, y es líder de la categoría.

calasanz