POLÍTICA

Al menos 19 detenidos por enaltecimiento del terrorismo en las redes sociales

19/05/2015 11:59 CEST | Actualizado 19/05/2015 18:09 CEST
EFE

La Guardia Civil vigila de cerca lo que se dice en las redes sociales, aunque según el caso, se trate de conversaciones con un alcance equivalente a la charla de bar. En el marco de esta tercera fase de la operación Araña contra el presunto enaltecimiento del terrorismo en las redes sociales, se han producido al menos 19 detenciones este martes, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Las detenciones se han producido en varias provincias: siete en Vizcaya, tres en Álava, dos en Guipúzcoa, tres en Barcelona, una en Madrid, otras en Segovia, una en Pontevedra y otra en Valencia. La cifra podría aumentar a lo largo del día.

El Ministerio del Interior ha emitido un comunicado en el que informa de que la operación Araña III se extiende en seis comunidades autónomas. La operación Araña I tuvo lugar en abril de 2014 y se saldó con la detención de 21 personas; y Araña II, en noviembre, que supuso el arresto de otras 19 y la imputación de dos más por enaltecer las acciones de ETA, pero también del terrorismo yihadista o los GRAPO.

Entre las frases que motivaron la operación de noviembre se encontraban comentarios en los que se insultaba al concejal asesinado por ETA Miguel Ángel Blanco o mofas sobre otras víctimas y atentados históricos de la banda como el de la Casa Cuartel de Vic en el que murieron cinco niños. Además, se piden atentados contra políticos como Rajoy, Rubalcaba o Esperanza Aguirre o la infanta y el rey Felipe VI. Durante las operaciones anteriores la opinión pública y políticos como Alberto Garzón y Ada Colau, se preguntaron por qué la Guardia Civil perseguía con esta contundencia ese tipo de amenazas violentas y no lo hacía de la misma forma con las que provienen de la extrema derecha.

LAS PRIMERAS CONDENAS

La Audiencia Nacional dictó este mes de mayo sus dos primeras condenas contra dos menores de edad por enaltecer a ETA en las redes sociales. Los dos jóvenes, de 17 y 16 años cuando sucedieron los hechos, fueron detenidos en estas operaciones de la Guardia Civil contra decenas de acusados de emitir comentarios ofensivos contra las víctimas y hacer apología del terrorismo. Ambos menores -uno de ellos representado por un abogado que habitualmente defiende a militantes de ETA- llegaron a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía y aceptaron la imposición de seis meses de tareas socioeducativas, según las resoluciones a las que tuvo acceso Europa Press.

El actual Código Penal contempla penas de hasta dos años de prisión por este delito, si bien la reciente reforma de esta ley impulsada por el Gobierno y en concreto el pacto antiyihadista pactado con el PSOE -que no entra en vigor hasta el 1 de julio- ya eleva esta pena hasta los tres años por lo que se abre la puerta a entrar en prisión pese a no contar con antecedentes.

VER ADEMÁS