POLÍTICA

Zarzalejos saca el bisturí

02/07/2015 20:01 CEST | Actualizado 02/07/2015 20:12 CEST

zarzalejos

Título: Mañana será tarde

Autor: José Antonio Zarzalejos

Editorial: Planeta

Páginas: 320

Precio: 19,50 euros (tapa dura), 9,49 euros (kindle).

Fecha de lanzamiento: 26 de mayo de 2015

¿De qué va?

Como apunta el propio autor en el prólogo, este ensayo-relato "trata de los síntomas más ulcerados de la gangrena política española. No son los únicos, pero son los principales". La corrupción, incardinada de forma letal en la política, la pulsión secesionista en Cataluña, la crisis de la Casa Real, la herida aún sangrante de ETA y la deriva de los medios de comunicación, configuran el esqueleto de la obra.

¿Por qué se habla tanto de este libro?

Porque el autor ha utilizado su pluma como estilete: ha abierto en canal el cuerpo enfermo de España y ha localizado los tumores, algunos malignos, que ponen en grave riesgo la vida del paciente. Zarzalejos analiza con envidiable agudeza los males que nos acechan como nación desde un punto de vista institucional, político y social. Y halla las posibles vías de recuperación. No se limita a hacer un relato de lo que sucede, sino que explica los porqués y propone soluciones que deben aplicarse sin tardanza. Porque, efectivamente, mañana será tarde.

LEE LAS PRIMERAS PÁGINAS DE 'MAÑANA SERÁ TARDE'

¿Quién lo escribe?

Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto y periodista, José Antonio Zarzalejos fue director del diario ABC de 1999 a 2004 y de 2005 a 2008. Desde 2009 es colaborador del diario digital El Confidencial y es contertulio de la Cadena Ser.

¿Quién debería leerlo?

Cualquier persona que se sienta mínimamente concernida por entender la España contemporánea, las consecuencias de la crisis económica, política, institucional y social.

Nuestra opinión

Más allá de sus consecuencias políticas, el caso Zapata ha actuado de triste reflejo de la sociedad española. Más preocupantes que los tuits del fugaz concejal del Ayuntamiento de Madrid, la polémica ha sido dolorosamente útil para constatar la escasísima propensión de la sociedad española a la reflexión, al debate sosegado y argumentado. A evitar el ‘y tú más’ que tanto se critica fuera y con tanta alegría se practica de puertas adentro. El caso de Guillermo Zapata nos ha puesto en nuestro sitio: España es un país mentalmente enfermo, con nula capacidad para la argumentación y paupérrima reflexión.

No es el caso, por suerte, de José Antonio Zarzalejos. Periodista de primera fila, publica ahora Mañana será tarde, un ensayo cuya única mancha se encuentra en la misma portada del libro: no ofrece “un diagnóstico valiente”. Otros adjetivos definen mucho mejor esta obra: razonada, razonable, reflexiva, certera.

Entre tanto ruido y cañonazos lanzados a perezoso ritmo de 140 caracteres, Zarzalejos expone en 300 páginas —demasiado esfuerzo, me temo, para demasiada gente— una radiografía de una España cuya estructura se sustenta sobre unos pilares resquebrajados que amenazan derrumbe. El periodista no aboga por baquetear los cimientos del edificio sobre el que, bien que mal, hemos construido nuestra convivencia desde 1978. Aboga, por el contrario, por una remodelación de las estructuras carcomidas. Construir, no derruir.

Para Zarzalejos son cinco los ejes sobre los que pivota el futuro de España como nación: la corrupción (Los colores de la corrupción), País Vasco (Ocho apellidos vascos), Cataluña (Cataluña, la grieta española), la monarquía (El rey y las líneas rojas) y los medios de comunicación (Poder tóxico y medios prostituidos).

La gran virtud de sus texto —breves ensayos muy bien escritos y mejor estructurados— radica en la capacidad expositiva del autor: en muchos aspectos se puede no estar de acuerdo con las soluciones propuestas o la localización de un determinado problema, pero están excelentemente argumentadas.

El columnista, hombre de una sabiduría serena tan necesario en estos meses de cuchillos cruzados, contribuye en cada una de las páginas de Mañana será tarde a reflexionar, a situar en su justo lugar las serias amenazas que pueden acabar desestabilizando a todo un país y que no son, aunque aspiren a convertirse en carne de trending topic, los tuits de un concejal.

Una lectura, jamás, es necesaria. Pero Mañana será tarde sí es altamente recomendable. Nos hará un poco más sabios y más sensatos. Y, sobre todo, nos demostrará que hay vida inteligente ahí fuera. Que no es poco.

La entrevista: