POLÍTICA

La parrilla catalana

30/07/2015 13:28 CEST | Actualizado 30/07/2015 13:32 CEST
EFE

No han pasado realmente ni tres años de las anteriores elecciones catalanas y parece que han transcurrido décadas. La política en esta comunidad quema como en ninguna otra parte. Ninguno de los ‘números uno’ de 2012 repetirán en la misma posición el próximo 27 de septiembre. En estos 32 meses, los catalanes han visto el divorcio de CiU, la celebración de una pseudoconsulta independentista, el ascenso de Ciudadanos, la caída del PSC, el nacimiento de Podemos y el éxito de las candidaturas de unidad popular.

No se trata de un laboratorio de la nueva política. Cataluña es un invernadero dominado por las altas temperaturas, donde todos tienen miedo a achicharrarse. ¿Quiénes son los nuevos protagonistas? El presidente de la Generalitat, Artur Mas, en ese paso hacia adelante que quiere dibujar el 27-S ha dado uno atrás precisamente para situarse en la cuarta posición de la lista. Eso sí, se postula como jefe del Ejecutivo tras los comicios y con la idea de ser el artífice de la ‘desconexión’ con España.

EL FACTOR ROMEVA

Mas ha pactado con Oriol Junqueras una lista unitaria. Se acabó la tensión de luchas por el protagonismo. Por ahora. Sus rostros no adornarán en solitario los carteles que llenarán Cataluña. El elegido para liderar la candidatura Junts pel Sí ha sido el exeuroparlamentario Raül Romeva. Según los partidos de la oposición, se trata de una elección -”fuego artificiales”, para Ciudadanos-, que sirve para tapar a los líderes de CDC y ERC, ‘tocados’ por esta difícil legislatura en materia económica y social.

El ecosocialista Romeva es una figura con la que pretenden conectar con capas de la sociedad que no siempre han pertenecido al sector independentista. Su propio camino hacia el soberanismo y la marcha de ICV son el espejo de otros catalanes que antes no comulgaban con CiU. Además, supone hacer frente directamente al bloque de izquierdas que se están conformando y en cuyo corazón está Iniciativa, el partido al que pertenecía Romeva. Un nuevo ‘número uno’ cuyo futuro desconoce, pues su papel teóricamente será fagocitado por Mas a partir del 28 de septiembre.

raül romeva

Romeva

LAS QUEMADURAS DE SÁNCHEZ-CAMACHO Y NAVARRO

A pesar de haber cosechado los mejores resultados en la historia del PP en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho ha salido esta semana abrasada de la política catalana. La líder del PPC deja espacio al ala más dura de su partido encabezada por Xavier García Albiol, el polémico exalcalde de Badalona que no logró reeditar este año su puesto por un pacto de las fuerzas de izquierdas.

Los populares ven con preocupación las encuestas, que les sitúan en una posición casi residual y superados ampliamente por Ciudadanos. Además del debate soberanista, Sánchez Camacho ha tenido que apartarse por la polémica mancha de su conversación en el restaurante La Camarga con la expareja de Jordi Pujol Ferrusola Maria Victoria Álvarez.

albiol

En este ejercicio de renovación a marchas forzadas que supone el 27-S para todos los partidos, el PP intentará equilibrar la dura figura de García Albiol colocando a Andrea Levy como ‘número dos’. Nombrada hace apenas un mes como vicesecretaria nacional de Estudios y Programas, esta joven treintañera es una de las políticas emergentes, con un aire ‘ciudadano’.

Y es que el PP tiene muy en cuenta el fenómeno naranja. Ciudadanos pierde en estas elecciones a Albert Rivera, que se había presentado en todos los comicios autonómicos desde la fundación de su partido. Ahora es un político de moda a nivel nacional y su sueño se llama Moncloa. Será el cabeza de cartel en las próximas elecciones generales y su papel puede ser decisivo a la hora de formar Gobierno. Sería casi la única opción de pacto del PP, pero, además, pueden ser soporte de un Gobierno socialista -como sucede en Andalucía-. Está abiertos a los dos lados.

En esta cita le toca luchar por el voto catalán a Inés Arrimadas. Esta andaluza de 34 años sube cada día en las encuestas y puede convertirse en el gran referente del sector ‘unionista’. En una entrevista con El Huffington Post reconocía recientemente que el reto es movilizar a los votantes no independentistas, que son mayoría en su opinión. Si es la primera fuerza no soberanista, llamará a todos los partidos para intentar una especie de Gobierno de concentración.

arrimadas

Rivera y Arrimadas

Muy quemado ha quedado durante esta legislatura el que fuera el ‘número uno’ del PSC en 2012, Pere Navarro. Tras la debacle de las elecciones europeas, el socialista dejó la primera línea y abrió un proceso de renovación en el partido hermano del PSOE en Cataluña. Finalmente será el cabeza de cartel Miquel Iceta, que lo sustituyó como primer secretario. Pero este veterano dirigente no las ha tenido todas consigo. En un primer momento dijo que no tenía la intención de presentarse a las primarias para la Generalitat. Luego dejó pasar el tiempo, como buen político ‘florentino’ que es.

Iceta ha sido un fuerte apoyo para el líder del PSOE, Pedro Sánchez, en los momentos difíciles que vivió de cuestionamiento interno. Siempre apostó por él. Pero la dirección federal, según reveló en El Huffington Post Esther Palomera, intentó frustradamente que la candidata fuera la alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlon, que se negó para centrarse en su municipio. Iceta se enfrenta a la cita con peores perspectivas electorales de la historia para el PSC.

miquel iceta

Iceta

RABELL, A POR TODAS

En cambio, en ICV están más animados. A pesar de tenerse que medir a un antiguo compañero -Romeva-, sus perspectivas suben al ser uno de los impulsores de la candidatura de unidad Catalunya Sí que es Pot. En ella están integrados además Podemos y Procés Constituent.

El candidato no será ni el de ICV en las dos últimas convocatorias, Joan Herrera, ni el elegido en primarias por Podemos, Albano Dante Fachi. El ‘número uno’ será el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), Lluís Rabell. Es un activista vecinal muy conocido en la ciudad y que participó activamente en la campaña de Ada Colau durante las elecciones municipales. Precisamente, este éxito es el gran referente para esta nueva lista, que podría ser, según los sondeos, el gran rival de los independentistas.

rabell

Rabell

En esta dinámica renovadora está también la CUP. Su conocido ‘número uno’, David Fernández, no tendrá más momentos de gloria en el Parlamente. Esta formación fija la limitación de una legislatura para sus cargos públicos. Ahora se abre un tiempo en el que tendrá el protagonismo el conocido periodista Antonio Baños, que fue subdirector de la revista Ajoblanco y ha sido el que mayor consenso ha generado por su carácter independiente durante el proceso de primarias.

La CUP participó en las reuniones con ERC y CDC para formar un bloque independentista. A última hora se bajó del caballo al apostar por una lista integrada por miembros de la sociedad civil y no por políticos. La presencia de Mas les incomodaba especialmente.

Y en este baile de nuevos entrará Ramon Espadaler. Por primera vez Unió no se presentará con CDC. Aunque sonó el nombre de su líder, Josep Antoni Duran i Lleida, se batirá en la carrera su secretario general, Ramon Espadaler. Fue uno de los tres consellers de UDC que abandonaron el Gobierno de Mas por discrepancias por la hoja de ruta independentista. Ha sobrevivido, pero, por el camino, se quedó su compañera Joana Ortega, vicepresidenta de la Govern durante esta legislatura y organizadora de la consulta del 9-N. No ha soportado más el calor y ha decidido abandonar la política. Barcelona arde.

duran

Espadaler y Duran i Lleida

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Xavier García Albiol


Sánchez-Camacho