POLÍTICA

La Fiscalía archiva la denuncia del PSOE por la reunión Fernández Díaz-Rato

21/08/2015 13:24 CEST | Actualizado 21/08/2015 13:24 CEST
SERGIO PEREZ/REUTERS

La Fiscalía del Tribunal Supremo, competente para tramitar las causas contra los miembros del Gobierno, ha archivado la denuncia presentada en la Fiscalía General del Estado por el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, contra el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por su reunión con Rodrigo Rato el 29 de julio, ha informado el Ministerio Público en un comunicado.

El PSOE acusó al ministro de los presuntos delitos de prevaricación, omisión del deber de perseguir delitos y revelación de secretos. La decisión de archivo "se funda en el carácter prospectivo de la denuncia y en la ausencia de soporte fáctico para la misma", explica la nota.

Antonio Hernando presentó su denuncia el pasado jueves 13, seis días después de que el diario El Mundo publicase el encuentro y un día antes de que el ministro ofreciese sus explicaciones del mismo en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados.

El ministro pidió a los servicios jurídicos de su Departamento que estudiasen eventuales acciones penales contra el portavoz del PSOE, para determinar si podía ser constitutiva de un delito de denuncia falsa, calumnias e injurias.

LA EXPLICACIONES DEL MINISTRO QUE RECHAZA DIMITIR

El ministro compareció en el Congreso el 14 de agosto para explicar las razones de su reunión con el exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, imputado e investigado por blanqueo. Sus argumentos no convencieron, sin embargo. Todos los partidos de la oposición, excepto el conservador Unión del Pueblo Navarro (UPN) exigieron su dimisión.

Según Fernández Díaz, la reunión se celebró en el Ministerio porque Rodrigo Rato temía por su seguridad tras recibir "amenazas verbales" y "comentarios vejatorios" a través de las redes sociales. El exministro popular habría pedido a su antiguo compañero de filas, como responsable de los cuerpos de seguridad del Estado, que reforzase su protección personal.

El ministro de Interior, que aseguró que la reunión se había celebrado "con luz y taquígrafos", también justificó que no se informase del encuentro hasta que lo reveló la prensa: "Tenía un deber de reserva que limitaba de alguna manera mi libertad" y debía respetar el "derecho a la libertad e intimidad de él y su familia", dijo.

Varios diputados criticaron que si de verdad se trataba de un problema de seguridad, correspondía a la Policía reunirse con el imputado Rato, y no al ministro. Su encuentro, señalaron, envía un mensaje de inseguridad a los profesionales investigan los casos que tiene pendiente con la justicia el expresidente de Bankia.

El ministro negó que en la reunión se tratasen esos temas, y que el encuentro pudiese tener consecuencia alguna en la investigación. Rato dio una versión días antes al diario El País que no encaja sin embargo con la del ministro. “Hablamos de muchos temas, como de Cataluña y otras cuestiones, además de todo lo que me está pasando”, explicó.

EL PSOE SEGUIRÁ INSISTIENDO

Antonio Hernando ha lamentado este viernes la decisión de la Fiscalía. "Ha decidido mirar para otra parte y no sabremos ni qué pasó ni de qué se habló en esa reunión", ha censurado Hernando en rueda de prensa en el Congreso después de registrar la enmienda a la totalidad del Grupo Socialista al proyecto de Presupuestos Generales del Estado.

Hernando ha defendido que el PSOE hizo "lo que tenía que hacer" utilizando los medios del Estado de Derecho para que se investigase una reunión que, a su juicio, en cualquier democracia desarrollada hubiera provocado la dimisión del ministro del Interior.

"Si la Fiscalía ha decidido mirar para otro lado siendo la que tiene medios para investigar, esa será su responsabilidad", ha dicho sobre los argumentos esgrimidos por la Fiscalía para archivar la denuncia, en los que "se funda en el carácter prospectivo de la denuncia y en la ausencia de soporte fáctico para la misma".

El portavoz socialista ha garantizado el PSOE seguirá insistiendo en pedir explicaciones y volverá a hacerlo el próximo día 26 durante la reunión de la Diputación Permanente del Congreso.

Reunión Fernández Díaz-Rato

TE PUEDE INTERESAR...

Los políticos y sus malas compañías