POLÍTICA

Lo que cuatro años del PP han hecho con la calidad de vida en España (GRÁFICOS)

20/11/2015 13:15 CET | Actualizado 21/11/2015 10:15 CET
JENNIFER TAPIAS

examen

Este viernes se cumplen cuatro años de las elecciones que el 20 de noviembre de 2011 dieron la mayoría absoluta al Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy. Cuando el presidente del Gobierno hace balance de su legislatura solo le salen datos macroeconómicos positivos que reflejan una recuperación tras la gran crisis económica, aunque para ello a veces tenga que retorcer un poco los números. Si se analizan otras estadísticas, las que afectan a la vida diaria de las personas, la acción del Ejecutivo suspende. Comparamos algunos de esos otros indicadores antes y después del paso de Rajoy por la Moncloa.

El paro sigue siendo la mayor preocupación de los españoles según el CIS, a pesar de que los datos de las últimas Encuestas de Población Activa (EPA) han ido mejorando. Al repasar los datos de finales de 2011 y los últimos disponibles de 2015, la historia es otra.

En rojo señalamos los resultados que son malos, y en verde, los buenos, independientemente que sean números naturales positivos o negativos. Para homogeneizar los datos, trabajamos con diferencias porcentuales interanuales, es decir, tomamos dos fotos fijas (antes y después) y vemos en qué medida han aumentado o disminuido los indicadores.

En empleo, lo único positivo es que el paro ha caído en un -6,12%, que ha bajado (un leve -0,13%) el número de familias con todos sus miembros en paro y que el empleo ha subido en un sector, el de servicios, en un 0,96%. Habrá quien señale que el aumento en ese sector se debe seguramente al aumento de contratos precarios en la hostelería, y es cierto que los minijobs no son ninguna buena noticia. Por eso el aumento de contratos a tiempo parcial (+11,87%) y los temporales (+5,54%), por muy bienvenidos que sean los nuevos empleos, los coloreamos de rojo al ilustrar un empeoramiento de las condiciones de trabajo (suben estos mientras bajan los indefinidos y a tiempo completo).

Los capítulos de gastos destinados a asuntos sociales en los Presupuestos Generales del Estado tampoco han salido bien parados en los cuatro años del Gobierno del PP. Solo sube el apartado de pensiones.

La Sanidad, uno de esos gastos que más se han recortado en esa legislatura, ha caído no solo en financiación, también en la percepción de la ciudadanía. La satisfacción con el sistema sanitario ha bajado en -4,25% en cuatro años, y el número de ciudadanos que creen que funciona muy bien y los que opinan que funciona bien pero necesita cambios son un 14,09% menos, según el CIS.

El Ejecutivo de Rajoy también ha empeorado la mayoría de los indicadores que afectan a la calidad de vida, según la selección de Eurostat, la oficina oficial de estadísticas de la UE. Los más preocupantes, tanto porque se han disparado como porque reflejan la dureza a la que se enfrentan en el día a día muchos ciudadanos son los incrementos en el número de personas bajo el umbral de la pobreza, lo que son incapaces de llegar a fin de mes, los que llevan en paro más de dos años, y los que están endeudados.

VER ADEMÁS