POLÍTICA

España cierra la campaña más reñida con la duda de quiénes pactarán tras el 20-D

19/12/2015 00:07 CET | Actualizado 19/12/2015 13:45 CET
EFE

Es la hora de que los políticos guarden silencio y los españoles hablen en las urnas. Esta medianoche se ha cerrado la campaña electoral más abierta de la historia, con cuatro partidos luchando y con la duda de quién gobernará a raíz de los necesarios pactos que tendrán que alcanzar tras el 20 de diciembre.

Los candidatos han buscado durante los últimos días arañar los votos para separarse de sus competidores. En la última noche han pedido por última vez su apoyo en Madrid capital Mariano Rajoy (PP) y Albert Rivera (Ciudadanos), en Fuenlabrada Pedro Sánchez (PSOE) y en Valencia Pablo Iglesias (Podemos).

Se acabaron los mítines, las banderas, los eslóganes. Este sábado los 36,5 millones de españoles con derecho de sufragio tendrán que reflexionar, pensar en su futuro y decidir. Y esta jornada será incluso más especial que en otras ocasiones, ya que hay un gran porcentaje de indecisos -el CIS lo elevaba hasta el 40% entre los que tienen en mente ir a votar el domingo-.

Los españoles no solo piensan ya en los resultados, sino en la aritmética parlamentaria posterior para la investidura del nuevo presidente. Todas las encuestas reflejan que el Partido Popular vencerá, pero con decenas de escaños menos. El PSOE se situaría en segunda posición, a tenor del CIS, pero varios sondeos durante la campaña lo han llegando a hundir a la tercera y cuarta posición. Todo ello en un clima en el que Podemos habla de “remontada” y en el que Ciudadanos parece desinflarse por las últimas polémicas.

RAJOY: “VA A GANAR EL PP CON UNA DIFERENCIA IMPORTANTE”

Con una cena-mitin en Madrid ha cerrado el PP la campaña. Rajoy ha compartido mesa y mantel con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, y la líder regional del partido, Esperanza Aguirre.

El candidato popular ha insistido en la fatalidad de un gobierno de perdedores en la sombra y ha pedido que se vote a su partido para que no lleguen al poder “ocho o nueve”. Además, ha alentado el fantasma de los ayuntamientos del cambio y ha criticado lo que “algunos están preparando”, en referencia a ”PSOE, Podemos y todos los que se puedan apuntar”.

"Va a ganar el Partido Popular y va a ganar por una diferencia importante", ha recalcado el presidente, quien ha asegurado que “el cambio” iniciado en 2011 “tiene que continuar”. “Dar marcha atrás, volver a las políticas aburridas y cansadas, sería un enorme error. Y jugar a los experimentos, a las novedades, a las tertulias, es algo que un país como este no se puede permitir", ha apostillado ante el fervor de los suyos.

(Sigue leyendo después de la imagen)

rajoy

Cospedal, Rajoy, Cifuentes y Aguirre

SÁNCHEZ, CONTRA EL "TRIDENTE ANTI PSOE"

"Ista, ista, España es socialista", "Presidente, presidente". Así han recibido en Fuenlabrada al candidato del PSOE a La Moncloa, que se ha mostrado convencido de una "gran victoria" de su partido el próximo domingo.

Acompañado por el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, y la líder de los socialistas madrileños, Sara Hernández, Sánchez ha reivindicado que su partido está "en pie" y ha conseguido superar al "tridente anti PSOE", en referencia a PP, Podemos y Ciudadanos. "Hay tres colores complementarios: el azul, el morado y el naranja en ese frente. Pero no lo han conseguido", ha apostillado.

"El PSOE es hoy más necesario que nunca", ha proseguido el secretario general de los socialistas.

(Sigue leyendo después de la imagen)

pedro sánchez

Pedro Sánchez

IGLESIAS, “PREPARADO” PARA GOBERNAR

Mucha emoción en el multitudinario mitin que han celebrado Podemos y Compromís en el Pabellón Fuente de San Luis en Valencia, más conocido como La Fonteta. Allí se han reunido Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Ada Colau, Joan Ribó, Joan Baldoví y Owen Jones, entre otros.

Un combativo Iglesias ha proclamado: "Estamos preparados para encabezar un Gobierno y para liderar una nueva Transición en nuestro país". El candidato de Podemos se ha referido a todos los “héroes anónimos que hacen patria” y ha advertido de que "no hay excusas para votar con una pinza en la nariz lo menos malo".

"Hubo algunos que quisieron decir que España era una marca. Nosotros aquí reivindicamos a la gente y los pueblos de este país porque no vamos a consentir que las gentes y los pueblos se conviertan en una marca. Nunca más una España como marca. Que sea sus gentes y sus pueblos", ha subrayado.

Asimismo, ha comentado que "el nerviosismo se nota en los representantes de lo viejo”. “A nosotros se nos ve frescos. Nuestra primera medida será asegurar que a ningún ciudadano se le corta la luz o la calefacción por pobreza sobrevenida", ha añadido.

(Sigue leyendo después de la imagen)

iglesias

Errejón, Colau, Iglesias y Oltra

RIVERA DEJA LA PUERTA ABIERTA A QUE GOBIERNE EL GANADOR

Desde la madrileña plaza de Santa Ana, Albert Rivera se ha presentado en este cierre como la “solución al populismo y al inmovilismo”. Esta recta final ha estado marcada por la revelación de C’s de que no quiere poner trabas para que comience la legislatura, por lo que ha apuntado a lo largo del día a una posible abstención para permitir que el ganador de las elecciones generales del 20-D pueda empezar el mandato.

Lo que sí ha dejado claro Rivera es que no estaría dispuesto a apoyar un Gobierno que incluyese a Podemos y que contemplase “romper España”.

“Vamos a gobernar España si ganamos, y por eso le pido a PP y a PSOE que nos dejen gobernar y no hagan pactos ocultos para mantener la decadencia y que todo siga igual”, ha dicho en el último acto. En el cierre ha estado acompañado por el presidente del grupo liberal en el Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt, dirigentes del partido griego Topotami y el padre del opositor venezolano Leopoldo López.

(Sigue leyendo después de la imagen)

ciudadanos

Rivera, en Madrid

GARZÓN Y SUS "VOTOS ROJOS DE UNIDAD"

"Nosotros ni nos rendimos ni nos arrodillamos ante ningún poder, y el día 20 vamos a llenar las urnas de votos rojos y de unidad". Así ha intentado levantar el ánimo a los suyos Alberto Garzón, el candidato de Unidad Popular-IU. El joven político ha reunido a más de 4.000 simpatizantes en el pabellón Juan de la Cierva, en Getafe (Madrid).

Tras criticar este "guión de campaña a cuatro", Garzón ha defendido que Izquierda Unida ha sido capaz de ganar hasta los debates de los que fue excluida, demostrando que "la voz del pueblo no se puede callar".

Ello ya han hablado. La voz que tiene que sonar el domingo es la tuya.

garzón

Alberto Garzón

(Sigue leyendo después de la galería)

Cierre de campaña

LAS CLAVES DE LA CAMPAÑA

PP: El partido ha buscado desesperadamente el voto en las zonas rurales y en las medianas y pequeñas localidades. Ha sido una campaña totalmente diferente a las que había protagonizado, ya que en esta ocasión ha habido menos actos, más pequeños y con más calle. Precisamente, estos últimos días han estado marcados por el brutal puñetazo que recibió el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante un paseo por el centro de Pontevedra, la ciudad en la que arrancó precisamente su vida política.

Rajoy solo se ha enfrentado a un debate electoral. Fue el pasado lunes contra Pedro Sánchez, con quien protagonizó un duro enfrentamiento a raíz de que el socialista le llamara “indecente”. Otra de las grandes novedades del PP ha sido que el candidato ha pisado varios platós televisivos y ha acudido a programas como La Sexta Noche y ¡Qué tiempo tan feliz!.

PSOE: Los socialistas han vivido una campaña de altibajos. Las encuestas les dan menos de cien diputados, lo que significaría el peor resultado de su historia. Sánchez ha acudido a los debates de El País, Atresmedia y de la Academia de la Televisión. Precisamente, se jugó su gran baza en el cara a cara con Rajoy.

Los socialistas confían en lograr un buen resultado en Andalucía para salvar los muebles. Sánchez aspirar a llegar a La Moncloa con un pacto con alguno de los otros partidos, lo que ha descartado es que vaya a formar coalición con el Partido Popular. Su estrategia pasaba por plantear la campaña como un dilema entre él o Rajoy, pero ha tenido que atacar también a Rivera e Iglesias, al perder votos por los dos flancos. El resultado también marcará su futuro en el PSOE, donde hay sectores que ya hablan del desembarco de Susana Díaz.

Podemos: Antes de la campaña existía la sensación de que los morados llegaban -especialmente Pablo Iglesias- cansados y con las encuestas a la baja, pero durante estos quince días ya hablan de “remontada”. Hasta el presidente del Gobierno dijo que iban bien y le ha confesado a Angela Merkel que Podemos puede quedar segundo.

Uno de los factores que les ha hecho sentir un subidón ha sido la participación de Iglesias en los debates. Salió con “buen feeling” de ellos. Además, ha desarrollado una serie de actos simbólicos y con gran afluencia. En el recuerdo les quedan mítines como el de la Caja Mágica, en el que participó Ada Colau, y el de este viernes en Valencia, con Mónica Oltra.

Ciudadanos: Los de Albert Rivera llegaban con las encuestas a favor a la campaña. Pero no todo ha sido color naranja. Su líder no salió victorioso, como esperaba, de los debates en los que intervino. A esto se han sumado el traspiés de Marta Rivera de la Cruz y las meteduras de pata virales de su candidata en Sevilla.

Además, el partido se ha encontrado con la estrategia del PSOE y de Podemos de situarlos claramente en la derecha, algo que les molesta especialmente porque siempre defienden que son el centro. Esta idea se ha reforzado tras trascender este último día de campaña que Rivera está abierto a abstenerse para que gobierne el partido más votado y que iría en contra de una opción de Ejecutivo que incluyera a Podemos.

Campaña 20-D


Candidatos 20-D

TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest