POLÍTICA

Carmena pide perdón por los títeres e investigará "quién cometió un error"

08/02/2016 11:48 CET | Actualizado 08/02/2016 12:22 CET

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha mostrado su "pesar" por haber "enturbiado" las fiestas de Carnaval tras la detención este viernes de dos titiriteros por enaltecimiento del terrorismo. La dirigente de Ahora Madrid ha asegurado que el espectáculo "deleznable" que se produjo, que ha calificado de "error muy grave" y de “lamentosísimo”, requiere llevar a cabo "una profunda investigación" para ver "quién cometió un error" y "qué responsabilidades" tienen "quiénes no hicieron lo que debieron" en el área de Cultura y en la Junta de Distrito.

Preguntada sobre si piensa destituir a Celia Mayer, concejal de Cultura, no lo ha descartado, aunque se ha limitado a repetir que están "analizando responsabilidades" y que aún es pronto para saber "cuál va a ser el resultado". "Es importante ver si ella desea seguir o si es conveniente que ella siga en este equipo", ha explicado Carmena.

La dirigente de Ahora Madrid ha pedido perdón a los padres que estuvieron presentes durante el espectáculo y ha mostrado su "enorme pesar por haber estropeado este carnaval". La dirigente ha admitido que el Ayuntamiento "no tenía ningún conocimiento" del contenido del número. "Aunque el Ayuntamiento ya ha pedido unas primeras medidas de dejar sin efecto la contratación, considera que tiene que llevar una profunda investigación para ver qué otras responsabilidades concurren" en una actividad que "hería la sensibilidad de los niños".

La alcaldesa ha afirmado que hay que pedir responsabilidades a quienes "no hicieron lo que debieron" y que tomarán "medidas en relación a esas actitudes" porque no quiere que se vuelvan a repetir. "Estamos absolutamente dispuestos a colaborar con el ministerio fiscal, que está inquieto por si se ha podido producir algo que deba tener en cuenta", ha asegurado.

También se ha referido a la posibilidad de que Mayer retirase la denuncia que interpuso el Ayuntamiento y Carmena ha asegurado que "cree" que la concejal "va a mantener la denuncia, que, entre otras cosas, no se puede quitar". "El contenido de la denuncia está claro, no era adecuado para los niños y eso no es lo que se había contratado. Otra cosa es que alguien del Ayuntamiento informara mal a los titiriteros”, ha añadido.

"RIGOR EXCESIVO DEL JUEZ"

Tras todo ello, Carmena ha advertido de que es consciente del "gran debate social" que ha provocado la decisión del juez de enviar a la cárcel a los dos titiriteros. En este sentido, ha afirmado que resulta "poco comprensible" la "severidad" del juzgado de instrucción, "que ha tenido un rigor excesivo".

"Existe una prisión sin fianza que no es habitual en este tipo de procedimiento y constatamos una sorpresa social de que se dé este rigor en un marco de libertad de la expresión que se ha desarrollado en el carnaval, con todo lo que tiene de burla y de satírica", ha rematado.

El magistrado asegura que en la obra de la polémica, La bruja y don Cristóbal, se "escenificaron numerosas acciones violentas", como el ahorcamiento de un guiñol vestido de juez y el apuñalamiento de un policía, y la violación de una monja.

El juez también indica que mostraron una pancarta con la leyenda "Gora Alka-ETA". En el auto apunta que los acusados han explicado que se trataba de un juego de palabras referido a Al Qaeda, por lo que el magistrado entiende que el enaltecimiento no iba sólo dirigido a la banda terrorista ETA sino también a Al Qaeda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

ELECTRIFY THE WORLD