Huffpost Spain

Aficionados holandeses tiran monedas y humillan a unas mendigas en Madrid

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Los aficionados holandeses vuelven a ser noticia por su falta de educación y civismo. Si hace un año eran los ultras del Feyenoord quienes destrozaban buena parte del patrimonio histórico de Roma, esta vez son los del PSV Eindhoven los protagonistas de uno de los vídeos más lamentables que cualquiera pueda presenciar.

Durante las horas previas al encuentro de vuelta de octavos de final de la Champions League entre el Atlético de Madrid y el equipo holandés, buena parte de los seguidores visitantes se repartieron por los principales núcleos turísticos de la capital española. Algo habitual en este tipo de citas deportivas si no fuese por lo que ha ocurrido en la Plaza Mayor, donde un grupo de energúmenos pensó que era una buena idea reírse de tres mujeres que estaban pidiendo limosna. Para qué disfrutar solamente de una cerveza si se puede acompañar de un espectáculo bochornoso. Así es como comenzó la humillación. Empezaron a tirarles monedas al suelo para, a continuación, celebrar con vergonzosos "olés" cada vez que se agachaban a recoger el dinero.

EL HOMBRE QUE LES PLANTÓ CARA

Pero su felicidad fue interrumpida por un hombre que se atrevió a recriminarles su actitud. "Eso no se hace", les gritó con valentía varias veces antes de dar dinero a las mujeres. Los aficionados no tardaron en abuchearle, todos a una, y el se despidió con un rotundo "hijos de puta".

UN 'TRENDING TOPIC' PARA EL RECUERDO

La noticia ha tenido una gran repercusión en las redes sociales, que al mismo tiempo que repudian la actitud de los aficionados han convertido en 'trending topic' al periodista deportivo Manolo Lama, que fue objeto de numerosas críticas en 2010 por su actitud en directo con un indigente durante la cobertura de la final de la Europa League en Hamburgo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Ultras del Feyenoord destrozan Roma (VÍDEOS, FOTOS)
- La respuesta de un senador de Podemos tras ser invitado por el Madrid al palco del Bernabéu