TENDENCIAS

Santiago Roncagliolo: "La gente que lee piensa y la gente que piensa toma mejores decisiones"

15/04/2016 09:07 CEST | Actualizado 15/04/2016 09:07 CEST
ELHUFFPOST

Ha sido un estreno por todo lo alto.

El escritor peruano Santiago Roncagliolo, que acaba de publicar la novela La noche de los alfileres, ha sido el protagonista del primer Facebook Live organizado por El Huffington Post. Y claro, no podríamos estar más felices.

Durante 40 minutos el autor se ha sometido a las preguntas de los lectores, cuestiones que le llegaban en directo a través de la red social. Nada de preparación: todo a pecho descubierto.

Ha dado tiempo para casi todo. Para hablar de literatura, de política, de cine, de periodismo, de su vida y para hacer muchas recomendaciones. Por ejemplo Jeremías Gamboa y su libro Contarlo todo, o el del también peruano Renato Cisneros, del que destaca La distancia que nos separa.

Si Roncagliolo extiende un poco más lejos la vista encuentra especialmente sugerentes los libros de la argentina Mariana Enríquez y directamente se declara "fan" de Joyce Carol Oates, esa eterna candidata al Nobel de la que el propio autor peruano ha traducido al castellano dos de sus obras.

Respecto a los españoles se decanta por Javier Cercas, Juan José Millás, Almudena Grandes o Eduardo Mendoza. "Los latinoamericanos crecimos con una literatura muy sofisticada y por eso fue un descubrimiento autores como Eduardo Mendoza, que utilizando la ironía puede escribir grandes cosas", señala aludiendo a Mendoza. Y claro, también sitúa en su canon literario a Mario Vargas Llosa por ser "el hombre que nos enseñó a ser escritores".

En el lado contrario, esas obras que todo-escritor-supuestamente-ha-leído, Roncagliolo confiesa que ha dejado sin terminar En busca del tiempo perdido. Y de paso lanza un dardo envenenado. "Les aseguro que mucha gente que dice que lo ha terminado también lo ha dejado. Yo soy el único que lo admite", bromea.

El escritor, que estuvo varios años leyendo en ebook pero ha vuelto al papel, espera que su última obra sea llevada al cine — "A mí en general me alegra mucho ver todo lo que hago en el cine"— y aconseja a aquellos que nunca le han leído que empiecen por Abril Rojo o La pena máxima si les gusta la novela negra. O que pasen a Tan cerca de la vida o La noche de los alfileres si son más partidarios de los thriller. Si prefieren la comedia, no lo duda: Oscar y las mujeres.

Muchos minutos conversando sobre literatura. Es decir, sobre libros, elementos que "tienen un poder estratégico para los Estados porque la gente que lee decide mejor, la gente que lee piensa y toma mejores decisiones políticas. Y, la gente que piensa, trabaja mejor y produce más. Otra cosa es que no siempre los políticos quieren que pensemos. Los libros no sólo sirven para disfrutarlos, sino también para hacer países mejores".

PODEMOS Y EL "HAMBRE DE PODER"

Ya metido en política, Roncagliolo confía abiertamente en que Keiko Fujimori no sea la próxima presidenta de Perú, "aunque si los peruanos la eligen democráticamente tendremos que aceptarla, qué remedio". "No es este un país en el que se pueda ejercer el autoritarismo que ejerció su padre", reflexiona al tiempo de que avanza que votará por Pedro Pablo Kuczynski.

El también columnista de prensa —"tus columnas son tu forma de acercarte al mundo", explica— tiene su propia teoría sobre lo que puede suceder en los próximos días respecto a la ingobernabilidad de España. "Sería una gran derrota que tuviéramos que volver a ir a unas elecciones. Hasta ahora he creído, y aún creo, que el último día antes de que se convoquen elecciones pasará como en Cataluña: todos mirarán las encuestas y, el que más votos pierda, decidirá pactar. Hasta ese momento todo es un teatro, pero el momento de la verdad llegará en las últimas 24 horas".

Sostiene Roncagliolo que debe haber un cambio en España ("Los españoles votaron eso"), aunque cree que no deben "producirse todos los cambios a la vez". Por eso aboga por una legislatura corta en la que se alcancen acuerdos importantes, como en regeneración democrática, y volver a votar en dos años, "no en dos meses". Dispuesto a hablar de todo, también ha respondido sobre qué opinión le merece Podemos: "Admito que a mí Podemos en estas negociaciones que hemos visto me ha decepcionado un poco. Creo que la gente ha votado para que los políticos lleguen a acuerdos y veo a un Podemos a veces demasiado hambriento de poder y poco hambriento de pacto. Cuando Iglesias salió a montarle su Gobierno a Sánchez no dijo Sanidad o Educación, sino todos los cargos que implican poder".

Como colofón, el peruano no dudó en cumplir el deseo de uno de los lectores de la cuenta de El Huffington Post en Facebook, que le pidió cerrar la conversación con un "Aupa Atleti".

Y así concluyó: "¡Aupa Atleti!"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

- Libros, libros y más libros

- Vargas Llosa: "No quiero que el Nobel me convierta en una estatua"

- Gurb en Caribe: una charla con Eduardo Mendoza

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA