NOTICIAS

La Marcha contra el terror y el odio reúne a más de 15.000 personas en Bruselas

17/04/2016 17:46 CEST | Actualizado 17/04/2016 17:57 CEST
EFE

No lo pudieron hacer en aquella semana fatal, tras los atentados del 22 de marzo. Cuestiones de seguridad. Pero hoy sí, era el día. La manifestación "contra el terror y el odio" convocada en Bruselas en señal de repulsa ante los atentados que golpearon la ciudad ha reunido a "más de 3.000 personas" en los primeros tramos de su recorrido, según confirmó la Policía belga a la Agencia Efe.

Pasadas las 14.00, hora local (la misma hora en la España peninsular), la manifestación ha iniciado su caminata en la Estación del Norte de Bruselas, desde donde discurre por los aledaños del distrito de Molenbeek para desembocar en una de las arterias principales de la ciudad, el Boulevard Anspach.

Varios vecinos de Molenbeek, barrio que se ha hecho tristemente célebre debido a que por él ha pasado buena parte de los implicados en los atentados en Bruselas y en París, se han reunido en una de las plazas principales del distrito bruselense para acudir a la marcha.

Ahí, a los pies de la antigua Bolsa de Bruselas, los manifestantes tienen previsto depositar flores y memorias en homenaje a las 32 víctimas mortales y más de 300 heridos que causaron sendas explosiones en la estación de metro Maelbeek y en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

belgica

Un participante en la marcha, con lemas a favor de Bélgica.

A lo largo del recorrido se están sumando más participantes a una marcha rodeada de fuertes medidas de seguridad y a la que se esperaba que acudiesen cerca de 15.000 personas.

Los manifestantes portan banderas belgas, carteles con mensajes a favor de la paz y de la solidaridad, así como de rechazo hacia la violencia y los extremistas, a los que algunos de los asistentes piden con sus pancartas que "se callen" y dejen de utilizar el nombre del Islám para justificar sus actos.

Hay una importante presencia de musulmanes en la protesta que demandan no ser equiparados con los extremistas y alertan contra el peligro de que el racismo se intensifique tras los atentados, ejecutados por radicales.

El primer ministro belga, Charles Michel, y sus viceprimeros ministros prevén reunirse tras la marcha con una delegación de víctimas y de sus allegados, así como con los organizadores de la protesta, confirmaron a Efe fuentes del gabinete gubernamental.

Manifestación por la paz en Bruselas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter