Huffpost Spain

Esta viña francesa se ha calentado con miles de velas para combatir el frío

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Cuando el tiempo es caprichoso, más vale echar mano del ingenio para salvar una cosecha. Precisamente eso es lo que han hecho en un viñedo de Chablis, en la región francesa de Borgoña, donde las heladas de esta primavera han llevado a los viticultores a probar una práctica ancestral a la vez que bonita: instalar miles de velas en las viñas por la noche.

"Toda la colina vitícola se ha visto afectada por una ola de frío" y esto ha supuesto una grave amenaza para las viñas, tal y como informa la web de noticias France Bleu Bourgogne. La región no había vivido una situación similar "desde 1995".

Por suerte, los viticultores han sabido capear el temporal y el fotógrafo Aurélien Ibanez lo ha documentado en su página de Facebook. El sistema resulta tan fotogénico que ha dado lugar a imágenes mágicas.

Por un lado, "se ponen en marcha los sistemas de aspersión que bombean el agua del río Serein que baja por la ladera para regar la viña toda la noche con el fin de proteger los brotes con un capullo de hielo. [Por otro], se encienden velas dispuestas en las hileras destinadas a mantener una temperatura propicia en las cepas para evitar que se forme escarcha", describe el fotógrafo.

Aquí puedes admirar las imágenes de Aurélien Ibanez, que también se pueden ver en su página de Facebook:

  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez
  • Aurelien Ibanez


Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Este artículo fue publicado originalmente en la edición francesa de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del francés por Marina Velasco

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

Sugerir una corrección