Huffpost Spain

Los partidos buscan el perdón

Publicado: Actualizado:
POLITICOS PERDON
GTRES / EFE
Imprimir

La precampaña electoral, marcada por polémicas coyunturales y la situación de otros países, está sirviendo para que las principales formaciones políticas vayan dejando mensajes para hacerse perdonar ante un electorado que aún digiere la repetición de elecciones. No habrá unas terceras, y el objetivo es tener gobierno cuanto antes...



"Los principales partidos han iniciado negociaciones para acelerar el procedimiento de formación de Gobierno tras las elecciones del 26-j, para que la ronda de consultas se inicie antes de la constitución del Parlamento el 19 de julio". Así lo señala Fernando Garea en El País porque, si se reprodujeran los mismos plazos que tras el 20-D, "no habría presidente, en el mejor de los casos, hasta finales de agosto. El retraso afectaría a otras decisiones, como la gestión de los presupuestos para 2017".

La iniciativa, no obstante, está supeditada al resultado de los comicios que, de momento, sólo pueden intuir los sondeos. Uno de GAD 3 para ABC arroja que "el pacto Podemos-Izquierda Unida penaliza en escaño al PP y al PSOE, que verían reducido su número de diputados a 121 y 86: dos y cuatro escaños menos, respectivamente, respecto a diciembre.

En El Mundo, Casimiro García-Abadillo estima que una de las claves del resultado de las próximas elecciones es la respuesta a la pregunta: "¿A qué temen más los ciudadanos, a un gobierno del PP o a un gobierno de Podemos?". 



A la espera de una respuesta, los temores más inmediatos vienen desde Europa, que sigue viviendo una dramática presión migratoria, la posibilidad de la salida de Reino Unido y el ascenso de la ultraderecha... 



"Las fuerzas de la división de Europa están aquí de nuevo". Las palabras son de François Hollande. El presidente francés conmemoró ayer con Ángela Merkel el centenario de la batalla de Verdún en un momento en el que, como nos recuerda El País, la relación entre ambos países no pasa por su mejor momento.

De hecho, la prensa alemana recoge sin mucho entusiasmo las ceremonias de ayer, y la francesa sigue centrada en la crisis social que se recrudece a dos semanas de que empiece la Eurocopa. "La crisis social amenaza con durar", advierte Le Figaro, mientras que Libération estima que Hollande, con todas las cartas en su mano y bajo la presión de su partido, deberá salir de su estrategia defensiva esta semana, en la que se mantienen los bloqueos en las refinerías y se inician huelgas en los ferrocarriles y en el transporte aéreo.  



El cambio energético más respetuoso con el medioambiente comienza a arrojar sus primero frutos económicos...



"Las energía renovables ya crean más empleos que las industrias fósiles. En concreto, ocho millones de puestos de trabajo en el mundo", asegura La Vanguardia, apoyándose en un informe de la agencia internacional de este tipo de energía que constata cómo en Estados Unidos ya trabajan más personas en la energía solar que en las petroleras; en Europa, "la tendencia es opuesta y se registra una contracción por costes y regulación".

De hecho, nos recuerda el diario, en España el sector se ha reducido a la mitad como consecuencia de la supresión de la prima a nuevas instalaciones y el polémico impuesto al sol, que ha penalizado el autoconsumo. De 136.000 empleos en 2010, se ha pasado a 70.000. 



La educación ha sido otro de los sectores afectados por la crisis. También en Portugal, desde donde llega una polémica...



Lisboa fue escenario de la manifestación más importante de los últimos años en defensa de la educación... privada. La protesta, leemos en Público, es la respuesta en la calle a la intención del Gobierno socialista de recortar las subvenciones que ahora reciben los centros privados concertados. Su objetivo es optimizar los escasos recursos en favor de la escuela pública. Sin embargo, las organizaciones estiman que se trata de un ataque a la libertad de enseñanza y anuncian nuevas manifestaciones. 



El tuit de esta mañana habla de la pérdida de identidad de un barrio mítico...



"Es el final del Harlem negro". Es la advertencia formulada en un reportaje del New York Times que constata que el barrio del norte de Manhattan, epicentro de la música negra en el siglo XX, está siendo víctima del fenómeno de gentrificación que viven otros muchos barrios de grandes ciudades en todo el mundo. No es un problema de raza sino de presupuesto, pero en la transformación se pierde la esencia del barrio que albergó el Cotton Club...