Huffpost Spain

¿Qué tal se respira donde vives? Los mapas de la calidad del aire en España

Publicado: Actualizado:
Imprimir

La práctica totalidad de los españoles, un 99%, respiró en 2015 aire contaminado en niveles que superaban los límites que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así se desprende del Informe anual de la calidad del aire que Ecologistas en Acción ha presentado este martes, en el que se constata que la contaminación atmosférica aumentó en 2015 por primera vez desde hace siete años, en el inicio de la crisis.

Este estudio, que analiza las mediciones recogidas en 700 estaciones oficiales, también compara los datos de calidad del aire con los límites legales a nivel estatal, más laxos que los de la OMS. Según estos valores, en 2015 fueron 18,5 millones de españoles los que respiraron aire contaminado por encima de lo permisible, tres millones más que el año anterior.

La coyuntura meteorológica —el año pasado hubo una mayor estabilidad atmosférica, con más anticiclones que impidieron la dispersión de la contaminación—, el repunte del tráfico rodado, el fraude en los sistemas de certificación en las emisiones de los automóviles y el aumento de la producción eléctrica en centrales térmicas fueron, según esta ONG, las principales causas.

La mala calidad del aire incide directamente sobre la salud pública —cada año mueren prematuramente más de 25.000 personas en España por afecciones derivadas de esta contaminación—, pero también implica costes sanitarios estimados en unos 32.000 millones de euros al año y daños sobre los cultivos y ecosistemas.

En los siguientes mapas puedes observar cuáles fueron los principales contaminantes y cómo afectaron a las distintas regiones de España el año pasado:



  • El término partículas en suspensión abarca un amplio espectro de sustancias orgánicas e inorgánicas dispersas en el aire. Las menores de diez micras —representadas en este mapa— pueden penetrar hasta las vías respiratorias bajas (laringe, tráquea y bronquios) y las menores de 2,5 micras —en el siguiente mapa—, son 100% respirables y pueden llegar hasta el torrente sanguíneo.

    Los científicos consideran las partículas en suspensión como el problema de contaminación ambiental más severo por sus graves afecciones al tracto respiratorio y al pulmón.

    Según los valores anuales recomendados por la OMS, 32,4 millones de españoles respiraron en 2015 aire contaminado con estas partículas (un 69,5% de la población), ocho más que en 2014.


  • La contaminación por las partículas de menos de 2,5 micras afecta principalmente a la mitad sur y al centro del país, así como a algunas áreas industriales del norte por la presencia de centrales térmicas.

    31 millones de españoles respiraron aire contaminado con este tipo de partículas en 2015 (un 66% de la población), 4,7 millones más que en 2014, según el valor anual recomendado por la OMS.


  • El dióxido de nitrógeno proviene de la oxidación del monóxido de nitrógeno, cuya fuente principal son las emisiones de los coches (principalmente, de los diesel) y, por lo tanto, está presente en las principales áreas metropolitanas.

    Al inhalarse afecta a los tramos más profundos de los pulmones, lo que produce una merma de la resistencia a las infecciones. Además, se asocia con el incremento de enfermedades respiratorias crónicas o el envejecimiento prematuro del pulmón. Por otro lado, también da lugar tanto a ozono troposférico como a partículas en suspensión menores a 2,5 micras.

    11 millones de españoles respiraron aire contaminado por dióxido de nitrógeno en niveles superiores de los límites legales en 2015. Los puntos en rojo son los mismos que el año pasado, con una novedad: Córdoba.


  • El ozono es un contaminante secundario que se forma a partir de otros en las condiciones meteorológicas adecuadas. Afecta a todo el territorio, salvo a parte de la cornisa cantábrica y las Canarias.

    Por su potente carácter oxidante en concentraciones elevadas causa irritación en los ojos, superficies mucosas y pulmones.

    Es el contaminante que afecta a mayor población: 39 millones de españoles respiraron aire contaminado por ozono en niveles superiores a lo recomendado por la OMS en 2015.


  • La contaminación por ozono también afecta a la vegetación, además de a la salud de las personas. En 2015, la superficie expuesta a niveles dañinos para los ecosistemas y los cultivos fue de 322.000 kilómetros cuadrados (es decir, dos tercios del territorio), 60.000 más que en 2014.


  • El dióxido de azufre es un contaminante asociado a la combustión en las centrales térmicas de carbón y refinerías. 7,9 millones de españoles respiraron aire contaminado por esta sustancia en 2015 (un 17% de la población), cuatro millones más que en el año anterior.

    La exposición crónica al dióxido de azufre y a partículas de sulfatos se correlaciona con un mayor número de muertes prematuras asociadas a enfermedades pulmonares y cardiovasculares. También puede causar una disminución de las funciones respiratorias y el desarrollo de enfermedades como la bronquitis.


  • Es un contaminante cancerígeno emitido por la calefacción doméstica, la quema de biomasa, la incineración de residuos, así como la combustión al aire libre.

    El único punto de España en el que se superó el límite legal en 2015 es en la Plana de Vic, en Barcelona. Las zonas en blanco del mapa no realizan mediciones de este contaminante.

    El máximo legal es de un nanogramo por metro cuadrado. Tras el incendio del vertedero de neumáticos de Seseña (entre Madrid y Castilla-La Mancha), que comenzó el lunes 13 de mayo, la medición del sábado 21 de mayo registró 86 nanogramos por metro cuadrado.


Según Ecologistas en Acción, es posible reducir la contaminación del aire si se atacan tres frentes: la disminución del tráfico (reduciendo la necesidad de movilidad y potenciando el transporte público y en bicicleta), la mejora de las técnicas industriales y con la restricción de la generación de energía eléctrica en centrales térmicas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest