Huffpost Spain

Asesinadas dos mujeres en Melilla y Zaragoza a manos de sus exparejas

Publicado: Actualizado:
VIOLENCIA
ISTOCK
Imprimir

La mujer apuñalada ayer en Zaragoza por su expareja ha muerto este lunes en el hospital Clínico en el que estaba ingresada en la UCI a consecuencia de las graves heridas sufridas, han informado a Efe fuentes del Gobierno de Aragón.

El agresor, que intentó quitarse la vida posteriormente, permanece ingresado en estado grave en la UCI del Hospital Miguel Servet, custodiado por la Policía, han informado fuentes de la Policía Nacional.

La pareja fue trasladada ayer a ambos centros hospitalarios en estado grave después de que el hombre, de 28 años y con una orden de alejamiento en vigor, esperara a su exmujer, de 24, en el portal de un punto de encuentro familiar donde uno de los dos tenía que entregar al hijo de ambos, de 5 años.

El hombre asestó varias puñaladas en el cuello y en el abdomen de su expareja antes de autolesionarse en el cuello y clavarse un cuchillo en la cabeza, heridas de las que ambos fueron intervenidos quirúrgicamente.

ASESINATO MACHISTA EN MELILLA

En Melilla, un hombre de nacionalidad marroquí se ha entregado a la Policía Nacional y ha confesado que ha matado a su expareja, una joven de 22 años de nacionalidad española y residente en Oviedo cuyo cadáver ha sido encontrado cerca de la playa de La Hípica de la ciudad autónoma.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa, el detenido, con antecedentes por violencia machista, había sido pareja sentimental de la víctima, que había llegado a Melilla hacía o dos días junto al hijo de ambos y tenía intención de emprender hoy el viaje de regreso.

El detenido, que no tiene residencia oficial en Melilla, se ha presentado de forma voluntaria en la Jefatura Superior de Policía de Melilla para confesarse autor del crimen llevando en sus brazos a un niño de un año, el hijo que tuvo con la fallecida.

Este individuo había sido denunciado por violencia machista y tenía en vigor una orden de alejamiento sobre la víctima y la Guardia Civil desconoce por ahora cómo pudo producirse la aproximación y cita entre ambos.