Huffpost Spain

¿Quién es Óscar Clavell y por qué atasca la negociación entre Partido Popular y Ciudadanos?

Publicado: Actualizado:
OSCAR CLAVELL
EFE
Imprimir

Si hay un nombre propio en el diccionario de la reciente corrupción política en España, ese es el de Luis Bárcenas. El que fuera responsable de las finanzas del Partido Popular está imputado por delitos que suman 42 años de cárcel. A partir del 4 de octubre, se le espera en la Audiencia Nacional para ser juzgado por las actividades que la trama 'Gürtel' realizó entre 1999 y 2005.

Pero, pese a esto, el nombre de Bárcenas no ha sido un obstáculo a la hora de llegar a un acuerdo entre el Partido Popular y Ciudadanos. La formación naranja presentó la semana pasada una batería de 6 condiciones irrenunciables para negociar con los populares el 'sí' a la investidura de Mariano Rajoy.

La sexta de ellas decía: "Compromiso de transparencia con la puesta en marcha de una comisión de investigación parlamentaria sobre el caso Bárcenas y la presunta financiación irregular del PP". Pero el acuerdo que finalmente rubricaron Rafael Hernando, por parte del PP, y Juan Carlos Girauta, por la de Ciudadanos, no incluyó mención alguna al antiguo tesorero del PP.

Mientras un nombre tan icónico como el de Luis Bárcenas no ha supuesto mayor problema para avanzar en la negociación, el escollo lo plantea en estos momentos un nombre hasta ahora desconocido: el del diputado popular Óscar Clavell, exalcalde de La Vall d'Uixó y procesado por los delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y fraude y exacciones ilegales.

Para Ciudadanos, si el PP quiere seguir negociando, tiene que apartar a Clavell de su cargo público. Pero la formación azul dice que sólo se siente obligada a hacerlo si finalmente llegan a un acuerdo que desemboque en la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

QUIÉN ES ÓSCAR CLAVELL Y POR QUÉ ESTÁ PROCESADO

Clavell, licenciado en Historia, fue imputado por un juzgado de Nules (Castellón) por malversación, prevaricación y fraude en un caso de su etapa de alcalde de Vall d'Uixó, el mismo municipio del que fue regidora la actual presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig.

En el auto de procedimiento abreviado, la juez de Nules aprecia indicios de delito en el comportamiento de Clavell respecto al pago de casi 707.000 euros en facturas de la empresa contratada para la limpieza viaria y transporte de residuos urbanos, todo ello "pese a que la responsable técnico de la ejecución del servicio" le advirtió de que éste "no se estaba ejecutando correctamente".

Según recoge el auto, Clavell "pese a los defectos de las facturas y pese a la oposición de los funcionarios correspondientes, validó personalmente su aptitud para el cobro, lo que permitió el abono de las mismas".

Sin embargo, el procesamiento fue recurrido en primavera a la vista de que Clavell era diputado. En junio, el PP volvió a presentarlo en su lista al Congreso por Castellón y revalidó su escaño.

El pasado febrero, el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, ya salió en defensa de Clavell asegurando que lo suyo no era un caso de corrupción, "sino una situación de discrepancias con un informe de un técnico del ayuntamiento en relación con unos pagos. No es un caso de corrupción, sino un caso administrativo".

La pelota está ahora en el tejado de Ciudadanos. El partido ha asegurado que va a estudiar el caso. Su vicesecretario general, José Manuel Villegas, ha dicho esta mañana que hay que distinguir entre casos de corrupción política, cuando hay enriquecimiento personal o financiación ilegal de un partido, y lo que son casos de "mala praxis" en el ejercicio de la actividad política.

Un matiz posterior a la firma del acuerdo del que se hizo eco el propio diputado Clavell en su cuenta de Twitter. De la manga ancha que tenga Ciudadanos con el caso Clavell, depende que la negociación para formar Gobierno avance o termine estancada.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El PP espera un acuerdo con Ciudadanos "antes de finalizar esta semana"

- El PSOE se aferra al 'no' mientras aumenta la presión de PP y Ciudadanos

- Rajoy acepta las condiciones de Ciudadanos y da "un paso decisivo" para formar Gobierno