Huffpost Spain

Tu abuela podría tener razón, los huesos "duelen" cuando va a llover

Publicado: Actualizado:
ESPALDA DOLOR
GTRESONLINE
Imprimir

En todas las familias hay una persona que se queja de dolores cada vez que hace frío o, incluso, puede predecir si va a llover o va a bajar la temperatura gracias al dolor de sus "huesos". Esto no es tan raro como parece.

El proyecto Cloudy With a Chance of Pain en Reino Unido, busca a través de una aplicación analizar el historial médico de cientos de personas durante todo 2016.

El profesor Will Dixon, del Hospital Royal Salford, en Manchester, es el encargado de la investigación, que ya tiene resultados preliminares y que serán compartidos durante el British Science Festival.

En este proyecto la pregunta es sencilla: ¿El mal tiempo empeora los síntomas de enfermedades crónicas como la artritis? Según el estudio, esta duda médica que surgió en tiempos de Hipócrates (hace 2.300 años), puede estar a punto de resolverse.

Los resultados mostraron que, en un grupo de 100 personas de tres ciudades diferentes del Reino Unido, en general el dolor disminuyó durante los días cálidos, entre los meses de febrero y junio. Sin embargo, cuando hubo días de lluvia en junio, el dolor incrementó de nuevo.

"Un gran número de mis pacientes, creen que pueden predecir el clima basándose en sus síntomas. Para que ellos puedan hacer eso, tiene que haber algo en el estado del tiempo que influye en el dolor", afirmó el profesor Will Dixon al diario Independent.

"La presión puede cambiar la sensibilidad al dolor, una vez que esto esté probado, las personas podrán planear sus actividades de acuerdo al clima y se harán investigaciones médicas para el tratamiento del dolor", aseguró el profesor.

Los términos para participar son fáciles: tener más de 17 años, ser británico y sufrir artritis u otro dolor crónico. Después sólo tienes que descargar la aplicación del estudio, en la que tu localización hará saber el clima en tu localidad y cada día tendrás que rellenar un informe sobre cómo te sientes cada día.

Así que, aunque los investigadores aún no pueden dar por hecho que hay una completa relación entre el frío, la lluvia y el dolor, hay muchas probabilidades de que tu abuela tuviese toda la razón.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La terapia con sonido que puede reducir las migrañas

- El papel de la familia con diabetes en la sociedad

Este post fue publicado originalmente en la edición mexicana de 'El Huffington Post'.