Huffpost Spain

¿Por qué los jóvenes van cada vez menos a discotecas?

Publicado: Actualizado:
COPA DISCOTECA
PIXABAY
Imprimir

Los millennials han dejado de quemar tarimas. Al menos eso es lo que se desprende de un reciente estudio de la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción), según el cual solo el 38% de los jóvenes españoles acuden con frecuencia a discotecas. Un descenso de casi el 30% si lo comparamos con los números de hace diez años, cuando dos de cada tres jóvenes confesaban ser clientes asiduos de estos locales.

¿Quiere esto decir que ya no salen? No exactamente. Según el mismo estudio, salen de noche más que hace diez años (el 78% frente al 72), pero prefieren otras alternativas a la discoteca de portero y sello y vuelven a casa antes, alrededor de las 3 de la mañana. ¿A qué se deben estos cambios de conducta en el ocio nocturno?

- CAMBIO DE HÁBITOS. La vida sana gana cada vez más adeptos. ¿Quién no tiene el domingo por la mañana un partido con los amigos, una carrera popular o simplemente le gusta dar un paseo antes del brunch?

- OTRAS ALTERNATIVAS. Manuel Migoya, abogado de la asociación CEONM (Círculo de empresarios de ocio nocturno de la Comunidad de Madrid), achaca este descenso a tres aspectos: "El botellón, los festivales y la competencia desleal". Y en cuanto a esta última añade: "Es público y notorio que hay multitud de locales sin licencia para estar abiertos a partir de las 3 de la mañana e infringen su horario. Tanto restaurantes, como bares o terrazas de hoteles ponen música y están hasta las horas que quieren".

- LAS DIFERENCIAS FISCALES. Servir un gin-tonic en un restaurante en el que alargas la cena o en un bar tributa un 10% de IVA, mientras que en una discoteca la misma copa tributa un 21%.

- EL BOTELLÓN. Jorge Padilla, relaciones públicas y barman en la noche granadina durante siete años, considera que "el botellón marca este descenso. No solo porque consumir copas sale más barato sino porque los que sí van a las discotecas, entran más tarde y no tienen la necesidad de beber dentro".

- RELACIONES (A)SOCIALES. "Además de las otras alternativas de ocio caseras como las redes sociales o ver series y películas, cada vez somos más asociales. Nos cerramos en nuestro círculo de amigos, no buscamos conocer gente nueva, y mucha gente acudía a las discotecas para eso", expone Carlos Ramírez, diseñador web de 27 años. Como también influye el cambio en nuestra forma de ligar gracias a aplicaciones como Tinder, Grindr o Lovoo.

- PUBLICIDAD NEGATIVA. Como el caso de la discoteca Fabric en Londres, cerrada recientemente debido a la muerte de dos jóvenes por sobredosis, o de otros infaustos accidentes en macrofiestas que siguen en nuestra memoria colectiva.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- ¿Del gin tonic pasarás al gin water?

- Aquí decide Amancio Ortega como vestirás en el futuro

- Las nuevas series a las que te engancharás este otoño