TENDENCIAS

'Ricardo III', o cómo renovar un Shakespeare clásico gracias a su vestuario

09/12/2016 08:24 CET | Actualizado 09/12/2016 08:24 CET

William Shakespeare es mucho William Shakespeare. Es algo que saben bien actores, directores, escenógrafos y hasta los espectadores cuando se enfrentan a las obras de este gigante en escena. Aunque su teatro tiene miles de ángulos y puede adaptarse a muchas situaciones y momentos históricos, lo cierto es que es complicado innovar en un montaje de una de sus obras.

Estos días ha llegado al Teatro Español de Madrid una obra que busca recoger la esencia y el espíritu shakesperiano con un toque fresco, que llega de la mano de su director, sus actores y su puesta en escena. Y un punto clave de todo ello es el vestuario. Creado por el modisto Lorenzo Caprile, la forma de vestir de los personajes logra que esta versión del clásico Ricardo III puesta en marcha por Noviembre Compañía de Teatro, con Eduardo Vasco a los mandos, parezca completamente renovada.

ricardo iii

"Eduardo [Vasco, el director] va dando una serie de pinceladas, y luego en los ensayos todo va surgiendo", explica Caprile sobre el proceso de preparación de las prendas. Lo hace en los camerinos del Teatro Español en el día previo al estreno de la obra, que lleva ya seis meses de gira por España, mientras Charo Amador, que interpreta a la reina Margarita y la duquesa de York, termina de colocarse un gorro negro. "Para nosotros es ropa de trabajo", explica Amador. De ahí que las vestimentas deban ser cómodas, dentro de su función estética.

"Yo si fuera por mí les pondría bien de brilli brilli, pero Eduardo es más castellano", confiesa Caprile. Para el modisto, que empezó en el mundo teatral hace ahora una década con un Don Gil de las Calzas Verdes, esta es una tarea que le reta y le hace salir del "pequeño dictador" que es en su taller, como él dice. Le obliga a "trabajar en equipo, a limitarte a cumplir órdenes". "Aquí, para bien o para mal, la última palabra la tiene el director", explica, y su relación laboral con Vasco lleva fraguándose más de una década: "Deja libertad, siempre con disciplina, claro".

Caprile cuenta que no le importa dedicar mucho tiempo y tener que pensar mucho y rebuscar aún más para encontrar la ropa que quiere; de hecho, buena parte de la de Ricardo III la trajo de Berlín ("arramplé con ropa rusa y de la Alemania del Este en mercadillos") mientras preparaba un ballet allí: "La economía de medios es notable y aún así se crea una atmósfera mágica". "Es un trabajo que, a diferencia del cine o la televisión, sabes que va a salir. Además, hacer compatible el cine con mi taller es imposible", asegura.

ricardo iii

"Es el quinto shakespeare que hacemos tras Hamlet, Noche de Reyes, Otelo y El mercader de Venecia. Ya le tienes cogida la medida. Aunque el vértigo no se quita", explica Eduardo Vasco sobre el montaje, que está en Madrid del 1 de diciembre hasta el 15 de enero para luego seguir su camino por las tablas de media España. "Lorenzo y yo llevamos desde 2006 haciendo casi todos los montajes. Después ya estamos preparando una ópera, trabajamos mucho juntos. Somos una pequeña gran familia profesional".

El vestuario de 'Ricardo III'

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest