TENDENCIAS

Javier Cámara muestra una divertida foto de infancia para celebrar que cumple 50 años

19/01/2017 12:22 CET | Actualizado 19/01/2017 15:00 CET
GTRESONLINE

Tal día como hoy, hace cinco décadas, nacía en Albelda de Iregua (La Rioja) Javier Cámara. Esto significa que el actor dos veces ganador del Goya (y nominado en otras cinco ocasiones) cumple 50 años.

Para celebrarlo el protagonista de Truman y Vivir es fácil con los ojos cerrados ha publicado en su cuenta de Instagram dos fotos de infancia que desprende olor a nostalgia. Son los auténticos 60 y 70. ¡Y su cara es exactamente la misma!

La primera imagen publicada va acompañada de una extensa reflexión en la que revela que ese día le regalaron su primer chupachups y que esa es la primera foto en la que recuerda haber posado. El mensaje termina con una reflexión sobre la vida en forma de metáfora: "Ese niño, uno de 50, que se siente con ganas de todo, promete seguir disfrutando todo lo que la vida le ponga delante, hasta llegar al chicle".

Ext. Día. Casa del Pueblo. Allá por los años 70. Ese niño feliz, con su batita de guardería sucia, posa ante la primera cámara de la que era consciente, con una sonrisa de alegría inabarcable. Razones tenía. Ese niño que recuerda cada uno de los detalles de aquella foto (hasta el olor del sellador de la ventana recien arreglada por su padre) cumple hoy 50. Y piensa que ya debe haber cumplido mas del doble de su vida. Pero como no sabía cual era la mitad de su vida esperó a los 50 para seguir imaginando que ojalá fueran solo la mitad de su vida. Ese niño sigue pensando que por muchas dudas, giros , sorpresas, cambios, curvas demasiado curvas o rectas demasiado rectas, ese niño, digo, sigue pensando que tiene la misma sonrisa de cuando le regalaron aquel día su primer chupachups Kojak y se pudo comer todo hasta llegar al chicle, mientras posaba para la cámara de su tío. Ese niño, uno de 50, que se siente con ganas de todo, promete seguir disfrutando todo lo que la vida le ponga delante, hasta llegar al chicle.

Una foto publicada por javiercamara1 (@javiercamara1) el


En la segunda, de cuando tenía menos de tres años, aparece con un peto, una prenda que nunca más volvió a ponerse y promete no volver a hacerlo conscientemente. El actor se despide dando gracias a sus seguidores por sus felicitaciones y haciendo una reflexión sobre la vida: "Simplemente lo que busco en esos recuerdos es celebrar la vida, seguir aquí y contármelo y contároslo".

Interior. Día. Bar de mis padres. Final de los años 60. Albelda. La Rioja. España. Nunca mas he vuelto a ponerme un peto y veo por esta foto que me quedaban bien. En esta fecha tan redonda, 50, no he podido evitar mirar las primeras fotos, tratar de adivinar quien era, quien iba a ser. Imagino que uno busca señales, si había algo en aquellos lodos que explicasen estos barros. O simplemente lo que busco en esos recuerdos es celebrar la vida, seguir aquí y contármelo y contároslo. Pero sobretodo , agradecer a todas y todos vuestros besos, felicitaciones, cariños. La mayoría no nos conocemos, pero siento que hay afecto. No pido mas. No es poco. Que me quede como estoy. (Y prometo no ponerme conscientemente un peto en lo que me queda para que no perdamos las formas. Lo digo porque yo ya las he perdido) Besos y Abrazos en este año que empieza ( hoy me empieza todo!) Y mil gracias por seguir soñando y por ser niños. O parecerlo.

Una foto publicada por javiercamara1 (@javiercamara1) el


Días antes de la publicación de estas fotos, el actor había subido una instantánea suya con 19 años cuando acaba de llegar a Madrid. Era el año 1988.

Ext. Día. Allá por 1988. Recién llegado. Madrid. Alguien me pide fotos para no se qué y subo al altillo a rebuscar entre los álbumes viejos. El tiempo se ha puesto sobre muchas de las fotos. El tiempo amarillo. Esta foto la hizo @olgamargallo. Estábamos en la casa de sus padres y la luz que entraba por los balcones era preciosa, me dijo. Tarde o temprano un actor necesitará fotos para adornar su curriculum. Era y es una casa de artistas. A veces cuando miro algunas fotos viejas recuerdo hasta el olor del ambiente; el que había en aquella casa, del sol que me golpeaba la cara y me hacía entornar los ojos; esos ojos pequeños detrás de esas gafas enormes y rotas. Estaba feliz. Nervioso y Feliz. Inconsciente y Feliz. Estudioso y Feliz. Como un pan recién hecho. Como un niño recién nacido. Como ONA, que llega a la vida a las 13:00 horas de este frío 30 de Diciembre en la Clínica de la Milagrosa de Madrid. Esperanzada y Feliz. Gritona y Feliz. Sorprendida y Feliz. Ella Respirando el final del 2016. Yo Recordando el final del 1988. Todos preparados para lo que venga. Ella, Yo, sus Padres, Todos. Bienvenida Felicidad!!!!!

Una foto publicada por javiercamara1 (@javiercamara1) el


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest