POLÍTICA

El presidente de Murcia dice que era "impulsor político" de la obra y que no conocía al arquitecto

Pedro Antonio Sánchez ha declarado este lunes en su interrogatorio como investigado en el caso Auditorio.

06/03/2017 10:22 CET | Actualizado 06/03/2017 18:36 CET

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha declarado este lunes en su interrogatorio como investigado en el caso Auditorio que él no conocía al arquitecto director del proyecto, Martín Lejárraga, y que no llevaba la parte técnica de la obra, sino que era el "impulsor político".

Sánchez, investigado por los presuntos delitos de prevaricación, malversación, fraude y falsedad, ha declarado este lunes ante el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Murcia instructor de la causa, Julián Pérez Templado.

Tras su declaración, Sánchez ha afirmado en una rueda de prensa que "hoy tiene la última palabra la justicia, que es como debe ser". Al lado de la sede judicial en la que ha contestado a las preguntas durante más de cuatro horas, el presidente de Murcia ha confirmado que no ha respondido a las cuestiones de la acusación particular, en la que se han personado el PSOE y Podemos de Puerto Lumbreras.

El político, en contestación a las preguntas de los periodistas sobre su dimisión al estar investigado, ha dicho que "cumple su palabra" y que la "línea roja" para que ésta se produzca está en la "imputación formal".

Además, ha señalado que en las próximas horas su abogado aportará más informes técnicos que "dejarán claro que el dinero de las subvenciones está en la obra", tras lo cual, ha agregado que "si la obra se quedó corta fue porque llegó la crisis".

INTERROGATORIO EXHAUSTIVO

Según fuentes cercanas al caso, el presidente ha dicho a preguntas del Ministerio Público que no manejaba información técnica del proyecto y que se limitaba a aprobar los informes que le iban llegando de los técnicos municipales.

El presidente llegó al Palacio de Justicia junto a su abogado, Francisco Martínez-Escribano, minutos después de las 9,00 horas, para responder a un prolijo interrogatorio del fiscal superior, José Luis Díaz Manzanera, y del fiscal anticorrupción, Juan Pablo Lozano, que, tras un receso de quince minutos, continúa a esta hora.

La toma de declaración, que tuvo lugar en la sala del jurado del Palacio de Justicia, se inició con el interrogatorio del Ministerio Fiscal a cargo del recién nombrado fiscal superior y del fiscal especialista en delitos de corrupción.

Los dos representantes del ministerio público han desarrollado en turnos alternativos un detallado interrogatorio al presidente, que era alcalde del municipio de Puerto Lumbreras los años en que se proyectó y construyó el auditorio municipal, que fue recepcionado por el ayuntamiento sin que estuvieran terminadas las obras.

Según fuentes cercanas al caso, el presidente ha contestado que no conocía al arquitecto director de la obra y que él era el impulsor político del proyecto- "Los técnicos avalaron las decisiones", ha subrayado el presidente.

Al parecer, Pedro Antonio Sánchez ha explicado que él no manejaba la información sobre el proyecto y que se limitaba a aprobar los informes que le iban pasando los técnicos municipales.

Además, ha reiterado que los seis millones de euros que aportó la Comunidad Autónoma en forma de subvención están invertidos en la obra.

Otras fuentes consultadas por EFE destacan que el presidente no ha eludido ninguna pregunta del ministerio público y que solo se ha remitido a los técnicos cuando le han requerido información "muy concreta" sobre el proyecto constructivo, como por ejemplo el tipo de cemento empleado en la obra.

Sánchez, que no ha contestado a los periodistas que aguardaban su llegada a la sede judicial, ha convocado una rueda de prensa en un hotel anexo al Palacio de Justicia cuando acabe su declaración judicial.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El calvario de Pedro Antonio Sánchez

- Rivera: "¿Qué no sabrá Pedro Antonio Sánchez?"

- Pedro Antonio Sánchez: "Nunca se podrá demostrar lo que no existe"

OFRECIDO POR NISSAN