POLÍTICA

El Congreso tumba el decreto ley de reforma de la estiba

Se convierte en el tercero de la Democracia que no logra superar la preceptiva convalidación en la Cámara Baja.

16/03/2017 13:01 CET | Actualizado 16/03/2017 17:00 CET
EFE

El Real Decreto ley del Gobierno para la reforma del sector de la estiba portuaria ha sido rechazado este jueves por el Pleno en el Congreso, con lo que se convierte en el tercero de la Democracia que no logra superar la preceptiva convalidación en la Cámara Baja.

El decreto ley ha sido derribado dado que recibió 175 votos en contra, los de PSOE, Unidos Podemos, Esquerra (ERC), la antigua Convergència (PDeCAT), Compromís, EH Bildu, Coalición Canaria (CC) y Nueva Canarias, frente a los 142 votos a favor que han sumado el PP, sus socios electorales de UPN y Foro Asturias, y el PNV. Por su parte, Ciudadanos ha optado por la abstención (32 votos más un error en las filas de Unidos Podemos).

Nada más certificarse la derrota del Gobierno, los representantes de los estibadores que seguían el debate desde la tribuna de invitados se han puesto en pie a aplaudir y lo mismo han hecho los diputados de Unidos Podemos-En Comú-En Marea, que han exhibido camisetas reivindicativas. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha tenido que llamarles al orden.

El texto legal, en vigor desde su publicación en el BOE y que ahora queda derogado, tenía como objetivo liberalizar el sector de la estiba, el de los trabajadores que se encargan de cargar y descargar los barcos en los puertos, con el fin de que cumpla con la normativa europea a la que actualmente contraviene y evitar que el Tribunal de Justicia de la UE imponga por ello una sanción a España.

134.000 EUROS DIARIOS, SIN LÍMITE TEMPORAL

La sentencia del Tribunal Europeo de Justicia que obliga a España a liberalizar el sector de la estiba, porque lo considera contrario a la libertad de establecimiento en vulneración del artículo 49 del Tratado de la Unión. Según el ministro, si no lo hace se enfrenta a una sanción diaria de 134.000 euros, sin límite temporal. Sobre España pesa ya una sanción de 23 millones de euros.

No obstante, el decreto ley, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 24 de febrero, ha llegado a su debate en el Congreso sin que se lograra alcanzar un acuerdo en el ámbito laboral de la reforma con la patronal y los sindicatos del gremio.

Dado que la mayor parte de los grupos parlamentarios vincularon su respaldo a la reforma a que tuviera el respaldo del consenso del sector, el texto legal finalmente ha recibido más votos en contra que a favor y, por lo tanto, no ha superado el preceptivo proceso de su convalidación en el Congreso.

EL PSOE: "SIÉNTENSE A NEGOCIAR"

El PSOE ha defendido que su rechazo al texto no responde a "tratar de tumbar un decreto, sino a defender los derechos de los trabajadores" y llamó a las partes a "sentarse a negociar mañana mismo". El diputado César Joaquín Ramos Esteban también apeló al Gobierno a que "no se levante de la mesa de negociación".

De su lado, Unidos Podemos achacó su voto contrario a la reforma a su consideración de que se articula por un "decreto salvaje que haría estallar un sector estratégico par el país", según indicó su diputado Alonso Cantorné, quien criticó que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, sólo se "haya dejado caer a última hora en la mesa de negociación".

Por su parte, el diputado de ERC Jordi Salvador i Duch, que portaba una camiseta con la leyenda "¡Ni un paso atrás!", lema de los estibadores en sus movilizaciones en contra de la reforma, consideró que el Decreto "busca extinguir un colectivo con condiciones dignas de trabajo". "Ganarse dignamente la vida debería ser la norma y no la excepción, un derecho y no un privilegio", defendió para abogar también por la negociación.

EL PP: "LOS QUE VOTAN EN CONTRA NO PAGAN LA MULTA"

De su lado, el PP lamentó que el rechazo del Congreso al decreto ley de reforma del sector de la estiba "ganan los que no quieren cumplir con los tratados de la UE". "La multa que el Tribunal de Justicia de la UE puede poner a España la pagarán los españoles, no los que votan en contra con sus sueldos", indicó el diputado 'popular' Miguel Barrachina.

El PNV atribuyó su apoyo a una cuestión de "responsabilidad y de defensa del interés colectivo, para evitar pagar una sanción por dilatar la aprobación de un texto que acabará siendo el mismo o uno muy parecido", indicó su diputado Íñigo Barandiarán, que estimó "un alivio" que "por fin" el Gobierno haya tomado medidas y presentado una propuesta de acuerdo.

LA ABSTENCIÓN DE CIUDADANOS

Por su parte, Ciudadanos, que finalmente optó por abstenerse en la votación, lamentó que los Gobiernos que se han sucedido desde que en 2011 la UE alertó sobre el sector de la estiba "se lo hayan tomado con tanta tranquilidad y hayan dejado pudrir el tema".

El diputado Fernando Navarro manifestó que su formación hubiera preferido que el Gobierno hubiera aplazado una semana más el debate de la reforma para dar más tiempo a la negociación.

Tras mostrar su compromiso con la necesidad de cumplir con Europa y de reformar el sector, subrayó asimismo la necesidad de "garantizar al máximo los puestos de trabajo de los estibadores".

"Se trata de un problema endiablado, pero vamos por el buen camino, reconocemos la actitud del Gobierno en los últimos días y el esfuerzo de la patronal y los sindicatos", destacó para animar a seguir negociando.

SE DESCONVOCA LA HUELGA AL GRITO DE "NI UN PASO ATRÁS"

Los sindicatos de estibadores han desconvocado la huelga que iban a iniciar mañana, después de que el Congreso rechazara la convalidación del real decreto-ley de la reforma de su régimen de trabajo a la que obliga una sentencia condenatoria de la justicia europea.

Es la cuarta vez que la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (Cetm, el sindicato mayoritario de estibadores, UGT, CCOO, CIG (Confederación Intersindical Galega) y CGT suspenden la huelga convocada en protesta por la reforma del sector, después de que en las anteriores ocasiones lo hicieran por el aplazamiento por parte del Gobierno de la aprobación del decreto.

El coordinador general de la Cetm, Antolín Goya, ha agradecido a los grupos parlamentarios que votaron en contra del decreto y a Ciudadanos por abstenerse y ha explicado que desconvocan la huelga con el objetivo de que la mesa que se tiene que crear ahora para poder discutir sobre cuál es la norma que hay que presentar a Europa para cumplir la sentencia "se pueda hacer con la más absoluta normalidad".

Los sindicatos esperan que, a partir de ahora, todas las partes puedan trabajar en una mesa de negociación con normalidad, a fin de llegar a un consenso que vuelva a permitir el cumplimiento de la sentencia europea y que lo haga "desde el respeto de nuestros puestos de trabajo y a la dignidad de nuestra profesión", ha destacado Goya.

El portavoz de los sindicatos ha matizado que lo que ha ocurrido hoy "no es una victoria para nadie", sino que, a su juicio, supone el punto de partida para una negociación que "de verdad tiene que concluir con una solución a los criterios que plantea la sentencia del Tribunal de Luxemburgo" y, al mismo tiempo, debe mantener los derechos de los estibadores y en los puntos máximo la productividad del sector.

Las organizaciones sindicales abogan por que, en las próximas reuniones con la patronal Anesco, acuda el Gobierno, ya que el resultado de la votación de hoy muestra que la modificación de la ley se debe hacer precisamente desde el consenso y, para eso, el Gobierno tiene que tener "un papel importante" en la mesa de negociación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El Gobierno pide responsabilidad para convalidar el decreto de la estiba y dice que no existe 'plan B'

- Estibadores: claroscuros de un conflicto que ha puesto en jaque a Fomento

- Estibadores y Fomento sin acuerdo: la huelga se mantiene