TENDENCIAS

Nueva York para santos y para pecadores: 48 horas para ganarse el cielo o el infierno

Cuáles son los mejores restaurantes para vegetarianos y dónde ir a comer carne.

27/03/2017 08:02 CEST | Actualizado 27/03/2017 08:03 CEST
Getty Images

Aunque a algunos les pueda sonar anticuado, la tradición de evitar la carne durante los viernes de Cuaresma y la Semana Santa sigue vigente en muchas familias españolas, y por esta época del año todavía son muchos los que se plantean el dilema de "y ahora, ¿qué comemos?".

Según cuenta la historia, como Cuaresma significa austeridad, comer carne roja por estas fechas era considerado pecado mortal para los cristianos. Antiguamente, los que tuvieran mucho antojo de comer carne podían pagar la bula de la Santa Cruzada; daban una limosna a la Iglesia y a cambio obtenían el privilegio de poder disfrutar de un buen chuletón sin remordimientos.

Hoy la bula ya no se estila, pero sucumbir a la carne en esta época sigue siendo pecado para algunos. Con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, son muchos los que ya planean su próxima escapada a ciudades como Nueva York, Londres o París. Por eso la agencia de viajes online Rumbo ha preparado miniguías de viaje ilustradas con un vídeo para disfrutar de estos destinos durante 48 horas y vivirlos como santos, o como pecadores.

Desde hoy y hasta la Semana Santa, la web ofrece estas guías. Para los que se quieran ganar el cielo comiendo, propone cuatro opciones veganas de lo más originales y sabrosas. Y para los que prefieran pecar, presenta opciones carnívoras que no se van a perdonar con tres Ave Marías, pero que sí permiten disfrutar a lo grande mientras descienden a los infiernos.

NUEVA YORK PARA SANTOS

Hay que reconocer que Nueva York sin pizza, hamburguesas o perritos calientes no sería lo mismo, pero esta ciudad de contrastes ofrece también una amplia propuesta de locales que permiten dar rienda suelta a nuestro lado más santo sin perder un ápice de diversión. Aquí van algunas de las más sabrosas, porque tampoco hay que renunciar a todo para ganarse el cielo:

rumbo

ROBERTA'S PIZZA. El paraíso hipster está en Brooklyn, concretamente en el emergente barrio de Bushwick, donde poco a poco se ha ido instalando la gente bohemia de la ciudad y, con ella, la fiebre de lo healthy. Allí también se encuentra el place to be neoyorquino para los santos que no quieren renunciar a su lado más cool y una de las mejores pizzerías de la ciudad escondida bajo la apariencia de un garaje decadente. Así es Roberta's Pizza, un imprescindible que cuenta con su propio jardín en la parte trasera, donde cultivan con mimo hierbas aromáticas y aderezos que forman parte de sus deliciosas propuestas. [Dónde: 261 Moore Street (Brooklyn). Precio: 16-20 dólares]

A tener en cuenta: ¡Nada de sustos! De primeras puede parecer un cuchitril, pero este sitio es uno de los secretos mejor guardados de los neoyorquinos. Por algo será.

rumbo

AVANT GARDEN. Este bonito local de estética industrial permite dar rienda suelta a nuestro lado más santo: pese a ser vegano, en este restaurante no hay trampantojos. Es fácil encontrar una hamburguesa vegana o incluso queso hecho con vegetales, pero descubrir un plato redondo y con carácter propio, y que además no contenga carne, no lo es tanto. Bajo la filosofía de crear platos visualmente muy apetecibles nace Avant Garden y esta es precisamente una de las cosas que lo hacen especial. Este restaurante vegano saca el máximo partido de los ingredientes para atrapar todos los sentidos, desde la vista hasta, por supuesto, el gusto. [Dónde: 130 East 7th Street, NYC. Precio: 31-60 dólares].

A tener en cuenta: Quien crea que lo sabe todo sobre el kale, está equivocado. En Avant Garden se puede descubrir una nueva dimensión para este ingrediente.

rumbo

NITEHAWK. Este restaurante de Brooklyn con una amplia oferta vegetariana tiene un formato muy singular: en realidad se trata de un cine indie. ¿Quién no ha soñado con compartir un delicioso hummus con Ryan Gosling o una ensalada de kale con Emma Stone? Este restaurante ofrece mucho más que palomitas y es un destino imprescindible para los santos que, además, no descuidan su pasión por el séptimo arte ni en vacaciones. [Dónde: 136 Metropolitan Avenue (Brooklyn). Precio: A partir de 12 dólares].

A tener en cuenta: Muy recomendables sus maratones especiales, los brunch de mediodía y, si se va acompañado, sus sesiones de medianoche.

Lobster Place

LOBSTER PLACE. ¿Quién quiere carne roja cuando se puede disfrutar de una buena mariscada? Lobster Place es el mercado de marisco más grande en la costa este de Manhattan. Este paraíso crustáceo sirve el pescado más fresco dentro de lo que en otra época fue la fábrica de galletas Oreo: el Chelsea Market. Su corner de sushi y cocina al vapor hacen de la comida un festín para el que no hace falta cumplir penitencia. [Dónde: Chelsea Market, 75 Ninth Avenue, New York. Precio: 20-30 dólares].

A tener en cuenta: Imprescindible visitar el raw bar Cull & Pistol Gallery, un concepto de bar donde se sirve comida cruda y pescado fresco.

NUEVA YORK PARA PECADORES

Nueva York bien podría arrebatarle a Las Vegas el cuestionable privilegio de ser "la ciudad del pecado". La infinidad de tentaciones gastronómicas hacen que incluso a los más santos les cueste resistirse a probar uno de sus genuinos perritos calientes o un buen costillar a la barbacoa. Quienes no puedan resistirse al pecado, tienen aquí algunas recomendaciones con las que disfrutar a lo grande antes de arder en los infiernos:

BarBacon

BARBACON. Haciendo honor a su nombre, aquí todo lleva bacon. Hasta los cócteles. En este restaurante de la Novena avenida se puede encontrar desde Bacon Burgers hasta Bacon Bloody Marys y todo con un claro objetivo: conseguir que el eterno actor secundario de los platos carnívoros se convierta en protagonista, al menos por un día. [Dónde: 836 Ninth Avenue. Precio: 15-30 dólares].

A tener en cuenta: Como plan alternativo para Nochevieja, se puede celebrar allí el Día Nacional del Bacon (30 diciembre) y despedir el año de una forma diferente.

Rumbo

GRAY'S PAPAYA. ¿Cuántos perritos calientes se pueden llegan a comer? El Gray's Papaya es un must para los amantes del hot dog. Local de comida rápida con encanto, dosificadores de ketchup gigantes y un menú más que económico: dos perritos a elegir y bebida por apenas cinco dólares. Ubicado en pleno Broadway, es un destino fijo en todas las rutas gastronómicas para carnívoros por Nueva York. [Dónde: 2090 Broadway. Precio: 5-10 dólares].

A tener en cuenta: Su excelente relación calidad-precio.

Rumbo

THE OLD HOMESTEAD STEAK HOUSE. Annabelle, la vaca a tamaño real que recibe al visitante desde la fachada de este local, es ya un reclamo turístico y su cotizado chuletón de ternera también va camino de serlo. Abierto en 1868, the Old Homestead Steak House es uno de los restaurantes en activo más antiguos de todo Estados Unidos. Como ellos mismos dicen: el mundo ha cambiado, pero su compromiso con la carne de calidad se mantiene intacto. [Dónde: 56, 9th Avenue. Precio: 70-90 dólares].

A tener en cuenta: Además de solera, el local tiene caché. Justin Timberlake, Jimmy Fallon o Rosario Dawson son algunos de los famosos que se han pasado por allí en los últimos tiempos.

Mable's Smokehouse

MABLE'S SMOKEHOUSE. Nada más entrar al Mable's Smokehouse, un suave olor a leña hace comprender que aquí la barbacoa no es una alternativa, sino una religión. Decoración rústica, largas mesas de madera y guiños al mundo cowboy forman parte del encanto de este restaurante, en donde pedir costillas debería ser casi obligatorio. [Dónde: 44, Berry Street (Brooklyn). Precio: 25-30 dólares].

A tener en cuenta: El toque secreto de su salsa barbacoa, hecha entre tres y cuatro veces al día para asegurarse de que siempre está fresca.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Esta perra de Nueva York abraza a los desconocidos que se encuentra por la calle

- Nueva York, nevada y helada, vista desde el cielo (FOTOS)

- Nueva York parece una ciudad de mentira en estas imágenes aéreas nocturnas (FOTOS)

Curiosidades de Nueva York

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Booking.com