TENDENCIAS

Un restaurante vegano de Tarragona prohíbe a las madres dar el biberón en el local

La polémica generada ha obligado a 'El Vergel' a retirarse de todas las redes sociales.

28/03/2017 12:14 CEST | Actualizado 28/03/2017 13:01 CEST
Getty Images/iStockphoto
Young father feeding newborn baby girl

El restaurante vegano de Tarragona El Vergel ha cerrado sus cuentas en Instagram y Facebook tras desatar la polémica al asegurar que en su establecimiento no es recomendable dar el biberón a los bebés.

Según recoge el Diari de Tarragona, el restaurante publicó un anuncio en esas redes sociales en el que se decía: "Al Vergel todo el mundo es bienvenido. Nos gustan las madres, las de todas las especies. Por ello, no nos gustan los biberones de leche de vaca. Por favor, no se lo des en el restaurante. Gracias!".

El mismo periódico afirma que esta norma no ha gustado a algunas personas, que aseguran que discrimina a las madres que no pueden dar pecho a sus bebés y que han de darles leche de bote de origen animal por cuestiones nutricionales.

instagram

La noticia ha llegado a algunas web especializadas como bebésymás, que subraya que más de una vez las madres se han encontrado con problemas por querer dar el pecho a sus bebés, pero que esta otra prohibición es "rara rarísima".

"PODRÍAN PROHIBIR LA ENTRADA DE GENTE CON BOLSOS"

Esa web subraya que ya hace un año una mujer se quejó en TripAdvisor porque le habían puesto pegas en El Vergel por querer dar el biberón a su bebé. "Poco después de empezarlo, el camarero me puso un papel al lado de mi plato y se fue. El papel ponía que no se puede entrar con comida de origen animal y si se trata de biberón pues tampoco. Alucinante", decía la madre, que subrayaba que "el camarero no sabía qué tipo de leche le estoy dando a mi bebé, podría haber sido leche materna, o de origen vegetal pero es igual".

"Creo que tan extremo no habría que llevar sus ideas, si se meten con los bebés ya podrían prohibir la entrada de gente con bolsos, cartera o chaqueta de piel o prohibir el uso de los aseos a aquellos clientes que comieron carne/leche/huevos dentro de 48 horas...", añadía.

El propio restaurante contestó a la madre asegurando que "puede que la forma no fuera la más adecuada" y subrayando que para ellos "tampoco es fácil afrontar estas situaciones". "Intentamos que la gente que viene con niños reciba esta información antes de entrar al restaurante, tanto con el aviso que hay en la puerta de entrada como verbalmente al hacer una reserva, con el fin de minimizar estos conflictos", añadían.

"LAS MADRES HUMILLADAS SON LAS VACAS"

"Lamentablemente durante el tiempo que lleva abierto el restaurante hemos tenido que presenciar el suministro de potitos con ingredientes de origen animal tanto de manera directa como a escondidas por parte de algunos padres, motivo por el que hemos decidido que no se consuma ningún tipo de comida del exterior", decía el restaurante, que subrayaba que "los clientes también deben tener en cuenta que en cada negocio hay unas normas".

"Las madres verdaderamente humilladas son aquellas violadas durante toda su vida para tener bebés que son robados y descuartizados para que los humanos les arrebatemos la leche que era para ellos: estas madres son las vacas, ovejas y cabras, víctimas del biberón de su hijo", finalizaban.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

"A Beautiful Body"