POLITICA

Irene Montero: "Algunos querían vernos destrozados y dijeron que no saldríamos vivos de Vistalegre"

Entrevista a la portavoz de Podemos en el Congreso.

02/04/2017 10:04 CEST | Actualizado 02/04/2017 10:04 CEST

Del activismo al parlamentarismo, 29 años y mano derecha de Pablo Iglesias ¿Y? Si alguien pretende desacreditar a Irene Montero (Madrid, 1988) por haber pasado sin transición de la PAH al Congreso, por ser mujer, por ser joven o por ser la pareja de Pablo Iglesias puede hacerlo, pero tendrá que pasar por alto su formación, su tenacidad, su afán de perfeccionismo y su inmensa capacidad de trabajo. Todo ello es lo que mejor explica su meteórico ascenso hasta la portavocía de Podemos en el Congreso.

Es el verbo hecho torrente porque habla mucho y muy deprisa, a tanta velocidad como ha aprendido la técnica parlamentaria. Ganas no le faltan, si acaso horas para llegar a todo lo que se propone. Y quien diga que es la voz de su amo, que mire antes a ambos lados del hemiciclo. ¿Algún portavoz que contradiga a su jefe de filas? ¿Algún líder político que haya elegido de 'número dos' a alguien que no comparta su proyecto político? Pues eso. A ver si encuentran uno o una. A ver si ahora resulta que lo de los argumentarios lo inventó Podemos y lo de escuchar el mismo discurso en un mismo partido resulta exótico. Hay críticas que a una le hacen por no ser uno. Así que, con permiso del decoro, mejor que se la bufen.

- "Me la bufa", "me la suda", "me la pela"... ¿es necesario incorporar al argot parlamentario este tipo de expresiones?

Es un debate que estos días está en los medios de comunicación. Se supone que alude, como dicen los partidos de la triple alianza, al decoro o a las formas. Es una buena oportunidad para preguntarle a la gente: ¿a ustedes qué les molesta más, que yo me ponga una camiseta reivindicativa del derecho al agua, que diga "me la bufa" o que un ministro se vaya a tomar copas con un defraudador de Hacienda que ha tenido que devolver 4 millones? ¿Les molesta que haya un ex ministro que haya tenido que dimitir por tener filiales de empresas en paraísos fiscales? ¿Qué es lo que le molesta a la gente? ¿Qué es lo que va contra el decoro parlamentario? La formulación de la pregunta dejó claro que el debate sobre las formas oculta el debate real, que es sobre cómo servimos a los ciudadanos. Y ahí creo que la cuestión de las formas tiene más que ver con que, a veces, decir una palabra un poco más dura que otra sirve para decir verdades que al PP, al PSOE y a Ciudadanos no les gusta que se digan en el Parlamento.

CARLOS PINA

- ¿Y no se pueden defender los intereses de los ciudadanos sin llevar el lenguaje del botellón a la Cámara?

Niego que sea una buena definición el lenguaje de botellón. Decir me la refanfinfla en el Parlamento o me la bufa puede sonar grueso, pero algunas veces sirve para decir verdades. A los ciudadanos les afecta más un veto expresado con buenas formas que una palabra malsonante que describa la verdad en el Parlamento, que insisto, hacía mucho que algunos no escuchaban.

- ¿De verdad cree que Podemos contribuye así a atraerse el apoyo de la gente que quiere cambio, pero también orden?

Es que quien está generando desorden es el PP gracias al sostén que le proporcionan el Partido Socialista y Ciudadanos, que no sólo le han dado la investidura a Mariano Rajoy, sino que han apoyado el techo de gasto que limita el máximo de dinero que nos podemos gastar en los presupuesto y que obligará a seguir haciendo recortes. Ya había rifirrafes en el Parlamento en el siglo XIX, con Cánovas y Sagasta. Los debates de intensidad se han tenido siempre, lo que no habíamos tenido nunca es un gobierno como este, que está fuerte gracias a la complicidad del PSOE y Ciudadanos para seguir haciendo recortes y para malgastar la vida de muchos ciudadanos y muchas ciudadanas, para hacer difícil sus vidas con muchos recortes en pensiones, en sanidad, en educación, en las cosas que nos sirven para vivir.

El debate sobre las formas desvía la atención sobre la obstrucción a la labor de la oposición

- ¿Todo el mundo está de acuerdo en Podemos con esta estrategia? ¿Nadie ha puesto en cuestión la actitud de Pablo Iglesias o la de Diego Cañamero cuando increpa al ministro de Justicia?

Pero si es que... ¿Cómo se va a poner en cuestión que cada parlamentario con su estilo defienda las propuestas que no sólo siempre hemos defendido como grupo parlamentario, sino que son las que nosotros y nosotras nos comprometimos a cumplir en nuestro programa electoral? Es que ese debate sobre las formas que el PP, el PSOE o Ciudadanos trata de poner sobre la mesa, desvía la atención sobre lo realmente importante, y es que en este país se está obstruyendo la labor de la oposición y del legislativo a través de vetos y a través de la actitud del Gobierno que se niega a responder a las preguntas de la sesión de control y a tramitar iniciativas legislativas que no son de conveniencia. ¡Hasta la Cámara tiene un conflicto con el Gobierno porque está vetando cosas que no puede con arreglo a la ley! El debate de las formas puede ser muy entretenido, igual que en nuestro grupo parlamentario puede haber gente con opiniones diversas porque siempre es positivo

- ¿Pero hay o no distintas posiciones a este respecto?

Lo desconozco, pero si las hubiera creo que no sería ningún problema. En todo caso los diputados y diputadas de mi Grupo Parlamentario no están pensando en el debate de las formas, están pensando en cómo hacer una iniciativa legislativa de pensiones, de educación, de sanidad... Y además de eso no solamente tienen que pensar cómo redactar bien las propuestas, sino que tienen que pensar en cómo redactar las cosas evitando el veto del Gobierno. Tenemos doble trabajo porque el PP no está respetando la separación de poderes.

- ¿Por qué cree que hay gente que la considera un clon de Pablo Iglesias?

Llevo recibiendo críticas que tienen que ver o bien con mi vida privada, o bien con mi relación...

CARLOS PINA

- La pregunta no tiene que ver con su vida privada, sino con el discurso político...

Digo en general, o bien con mi vida privada, o bien con mi relación con otros hombres en el ámbito personal o en el ámbito político. Es algo que tengo que asumir y estar dispuesta a responder siempre. No voy a ser la primera mujer, y tampoco voy a ser la última, que cuando asume una posición de responsabilidad se ponga en cuestión su capacidad de trabajo y se la vincule a la sombra de un hombre, la persona que está detrás de un hombre, la persona que sólo vale si el hombre está ahí. Son las dinámicas patriarcales que están en la sociedad y a un machismo que en nuestra sociedad todavía sigue existiendo, y que no sólo sufrimos las mujeres jóvenes que participamos en política, sino también las periodistas, las enfermeras, las médicos... Ojalá estas preguntas y mis respuestas sirvan para que las cosas dejen de producirse. No he visto a ningún hombre al que se le diga "oiga es usted el clon de alguna mujer".

- Lo que le preguntaba es si la portavocía de Podemos tiene voz propia...

No solamente voz propia, sino mucho trabajo propio. Desde que asumí la portavocía, Chema Guijarro, la secretaría general, e Ione Belarra, la portavocía adjunta, hemos creado grupos de trabajo para poner en marcha muchas dinámicas de trabajo colectivo para estabilizar el ritmo de las reuniones y las relaciones sistemáticas entre todos y todas. Ese trabajo no solamente es autónomo, sino que es una cantidad de trabajo que yo estoy muy orgullosa de poder desarrollar. No yo sola, porque la autonomía no la entiendo como algo individualizado, sino como un trabajo en equipo. Esto también forma parte de la feminización de la política, que cuando uno asume las tareas que hace, los méritos y los errores, pueda también asumirlos como parte de un trabajo colectivo.

No voy a ser la primera mujer, y tampoco la última, que por asumir una posición de responsabilidad se la vincule a la sombra de un hombre

- Lo de estabilizar las relaciones ha debido ser especialmente intenso después de Vistalegre, ¿han cerrado definitivamente el debate interno?

Sí, para tristeza de algunos y de algunas que querían vernos destrozados y que dijeron que de Vistalegre no saldríamos vivos. Cuando salimos vivos de Vistalegre dijeron que después del Consejo Ciudadano y después se han encontrado como diciendo bueno ¿y ahora qué pasa? Después de Vistalegre hemos vivido un proceso democrático en el que no hemos hecho todo bien, evidentemente, porque nos hemos expuesto demasiado a determinados debates, no hemos tenido la capacidad de entender que los trapos sucios se lavaban dentro. En fin, esto nos lo hemos autocriticado muchas veces, pero hemos terminado el debate democrático y somos en este momento la única fuerza política que en relación al cambio es capaz de plantear un proyecto de país distinto al que tienen el PP, PSOE y Ciudadanos que tienen, en lo fundamental un mismo proyecto de país: continuar con la austeridad y los recortes aunque luego tengan que aplicar algunas medidas de maquillaje social. Después de Vistalegre no sólo salimos fuertes, sino que somos la única fuerza política que tiene un proyecto de país diferente al de la triple alianza

- ¿La labor de Iñigo Errejón sigue siendo útil para el proyecto político de Podemos?

Por supuesto que sí.

- ¿Qué ha aportado en estos dos últimos meses en el Grupo Parlamentario?

Forma parte de los debates y da su opinión sobre por dónde hay que ir y por dónde no hay que ir. Y creo que eso le pone en pie de igualdad con el resto de compañeros y compañeras que formamos tanto la dirección política de Podemos como la dirección del grupo parlamentario. Es que no me imagino otro escenario, no me imagino una situación en la que eso no fuese así.

- ¿Vuelve a ser compartida la hoja de ruta?

Como no puede ser de otra manera. En las organizaciones democráticas se puede debatir de todo, pero después hemos acordado unas líneas de trabajo y todos y todas estamos en ellas. Eso no quiere decir que a partir de Vistalegre ya no se pueda discrepar en nada. No, no, seguimos teniendo debates. Lo contrario sería algo más parecido al Partido Popular, al que nosotros no queremos ni parecernos en los andares.

CARLOS PINA

- ¿Lo de Errejón entonces es una retirada y no un repliegue a la espera de un segundo asalto?

Creo que después de Vistalegre uno de los aprendizajes es que ese tipo de metáforas para explicar nuestra relación como compañeros, que a veces pensamos diferente y a veces pensamos lo mismo, no sirven para hacer política en Podemos. Lo útil es que, cuando se dan los debates, se defienda lo que uno piensa con la máxima lealtad. Ser honesto y diferir cuando hay que diferir y cuando no, pues no. Cuando hay que hablar, hablarlo y ser capaces de discutir entre compañeros. Vistalegre 2 nos ha servido para entender, obviamente que se puede diferir, que podemos tener momentos de confrontación incluso tensos, pero que una vez que tomamos decisiones todos vamos caminando juntos. Porque además esto era una cosa que también reflexionábamos en Vistalegre, nuestra capacidad de ser una piña, no la dirección, no los portavoces, sino la gente que nos sentimos parte del proceso del cambio... O somos piña o hay una serie de poderes fácticos, un entramado de grandes empresarios, de cúpulas políticas, incluso de cúpulas policiales, esto que llamamos "la trama", que tiene mucho poder para cambiar e intentar tumbar un proyecto de cambio. O somos una piña o va a ser muy difícil vencer a esos que según Pedro Sánchez, como Alierta o Cebrián, son capaces de condicionar a día de hoy si hay o no un gobierno de cambio en España.

Puedo asegurar que el trabajo de la portavocía de Podemos es autónomo

- Ahora hablaremos de la la trama y la nueva narrativa de Podemos, pero me interesa su opinión sobre la salida de Francesc Homs del Congreso...

Los problema políticos se solucionan políticamente. Además, en este caso, ya ha llegado a un punto después de tantos años de enconamiento, de choque de trenes, que ya ni siquiera vale un pacto entre élites catalanas y españolas. La cuestión catalana se va a resolver democráticamente, cuando los catalanes y las catalanas se puedan expresar. Pensar que se puede resolver con la expulsión del señor Homs del Parlamento, creo que no, creo que no va a ser así.

- ¿Cuál es la fórmula de Ciudadanos? Y no me diga que un referéndum, porque no lo permite la Constitución.

La que propone el PP es el enconamiento. La que proponemos nosotros es el referéndum. Claro que hay armas constitucionales de poder llevarlo a cabo. Existen mecanismos si se quiere, si hay voluntad política, de poder hacer una consulta. El propio señor Puigdemont ha dicho que no hay problema y que si hay que articular una consulta en el conjunto de España, se haga. Claro que hay formas constitucionales, y no lo dice Podemos ni en Común Podem, ni Unidos Podemos. Lo dicen constitucionalistas de renombre. Prueba de que esto sería posible es que hay un debate entre constitucionalistas al respecto de si se puede o no, y hay muchos que demuestran que sí se podría. Al final se trata de la voluntad política de quien gobierna, de decidir si quiere apostar por la democracia y por la resolución democrática de un conflicto que ya se prolonga por años o si prefiere seguir en el enconamiento que, como estamos viendo, no tiene ninguna solución eficaz. Es que cuando a los ciudadanos se le hurta su derecho a decidir, cómo va a haber solución...

CARLOS PINA

- ¿Está de acuerdo con la propuesta del PSOE de recuperar vía reformas legislativas los artículos del Estatuto que suprimió el Constitucional?

Es que me temo que después de todo lo que llevamos ya no es momento de sacarse un conejo de la chistera. Es momento de preguntar directamente. Es decir, hace unos años el Estatut podría haber funcionado, pero ha pasado tanto tiempo, han ocurrido tantas cosas y ha habido tal enconamiento y tan poca escucha a los ciudadanos y ciudadanas catalanas, que yo creo que no es momento de sacarse una solución mágica que podría resolver el problema. No, los partidos hay veces que no tenemos las soluciones mágicas, lo que tenemos es que escuchar a la gente. Y teniendo la posibilidad de escuchar directamente a los catalanes y a las catalanas, nos queremos arrogar la posibilidad de sacarnos un conejo de la chistera y decir: tengo la solución. Preguntemos a los ciudadanos, que lo mismo ya llevan trabajando mucho tiempo en soluciones. Eso es otra cosa que dijo en 15M: oigan, partidos del bipartidismo, dejen ustedes de pensar que pueden sacarse conejos de la chistera y que nosotros somos tontos. Hay marea blanca de la Sanidad, marea verde en Educación, que llevan meses trabajando en propuestas. Por tanto, no hagan ustedes un ejercicio de oídos sordos. Escuchen a la sociedad civil. De ahí el debate que planteábamos en Vistalegre de que una formación política que apueste por el cambio tiene que ser capaz de congeniar y armonizar la relación entre el trabajo parlamentario y el trabajo que día a día hace la sociedad civil.

Feminizar la política también es asumir los méritos y los errores como parte de un trabajo colectivo

- Ya que menciona el bipartidismo, ¿se arrepienten de no haberse entendido con Pedro Sánchez ahora que PP y PSOE parecen haberse conjurado para blindar el bipartidismo?

Nosotros siempre tuvimos la intención de entendernos con Pedro Sánchez. Desgraciadamente, una parte de la dirigencia del PSOE en connivencia con un sector de la oligarquía de nuestro país, del Ibex 35, lo impidió. Esto no lo he contado yo, lo ha contado Pedro Sánchez, al que le llevaron a reuniones para decirle que con Podemos no se gobierna. Ese fue el plan de la trama, ese fue el plan de las élites.

- ¿Cree el relato de Pedro Sánchez?

Creo que una parte de la oligarquía de este país y de los empresarios han tomado durante mucho tiempo decisiones sin presentarse a las elecciones. Esa trama ha operado condicionando decisiones políticas importantes que se debieron tomar en el Parlamento. Tenía un único plan desde que las elecciones del 20 de diciembre: que Podemos no gobernase. Lo consiguieron a costa de que el PSOE apoyase la investidura de Mariano Rajoy. Todo, por supuesto, junto al "Podemos de los bancos", que decía el señor Oliu, junto a Ciudadanos. Por eso también afirmo que hay una triple alianza entre el PSOE, el PP y Ciudadanos que aunque a veces parezca que no existe por el maquillaje parlamentario que consiguen realizar, en las decisiones importantes siempre votan juntos. Nosotros tenemos que seguir construyendo el espacio del cambio no sólo dentro del Parlamento, sino también con la sociedad civil y con todos los ciudadanos que ven que la actividad parlamentaria de los partidos de la triple alianza está frenando las posibilidades de cambio en España.

- Deduzco que si Podemos ha creído el relato de Pedro Sánchez , ¿se sentirán más cómodos con un PSOE dirigido de nuevo por Pedro Sánchez y no por Susana Díaz o Patxi López?

Niego que sea un relato de Pedro Sánchez. En este país Martín Villa, un señor que hasta hace nada ha estado en Endesa puesto por José María Aznar, dijo: "Sería un desastre que Podemos gobernase". Hemos visto cómo el señor Felipe González, que hasta hace nada ha sido consejero en una empresa del Ibex35 que tiene al señor Carlos Slim como magnate del agua, ha hecho manifestaciones públicas evidentes diciendo que si Podemos gobierna va a ser un desastre. Recuerdo al señor Cosidó, que era el jefe de la Policía con el señor Fernández Díaz, diciendo: "Podemos es una amenaza para la democracia". Esto no es un relato, esto no son conspiraciones. Son negocios de la trama de un sector del poder político, de un sector del gran empresariado que está parasitando a nuestra sociedad y frenando sus posibilidades de avance. En nuestra sociedad hay tres millones de empleados públicos que día a día se ven parasitados por esta gente que, al final, termina tomando decisiones importantes sobre la privatización de la Sanidad, sobre la privatización de la Educación y poniendo en riesgo el trabajo de esos millones de personas. Parasitan los recursos de lo público para entregárselo a sus amigotes y para seguir manteniendo el poder de la trama.

CARLOS PINA

Con los empresarios se ve muy claro. Las empresas del Ibex35 se pueden permitir vivir fuera de la ley, tener empresas en paraísos fiscales, demorar los tiempos de pago a las pequeñas empresas y con esa demora en los tiempos de pago utilizan a las pequeñas empresas para financiar sus negocios. En realidad están parasitando a las pequeñas y medianas empresas para poder tener grandes beneficios. Bueno, pues esas prácticas de la trama se tienen que acabar. Se han visto tan apurados por la posibilidad de que Podemos gobernase que han terminado saliendo a defender todas estas barbaridades. De momento consiguieron que el Partido Socialista apoyase al Partido Popular.

- ¿Y por qué no dicen con claridad quiénes forman parte de esa trama y denuncian ante los tribunales esos negocios ilícitos, en su opinión, que están hurtando a la sociedad española la posibilidad de avanzar?

Claro que lo decimos. Cuando murió Rosa, la mujer que falleció en su casa porque no podía pagar la luz y sufrió un incendio como consecuencia de ello, dijimos en el Parlamento que tenía que venir a declarar el señor Isidre Fainé, que era en ese momento presidente de Gas Natural, la empresa que le había cortado la luz. ¿Sabe quiénes impidieron la comparecencia en el Congreso de los Diputados? El Partido Popular, el Partido Socialista y Ciudadanos.

- ¿Qué diferencia hay entre la casta y la trama?

Cuando alguien dice la palabra casta piensa en un político o una política, normalmente hombre que tiene muchos privilegios, que puede viajar en business, que aprovecha su posición de cargo público para realizar ciertas actividades en su propio beneficio, que es algo que en nuestro país ha pasado y estamos hartos de ver en la televisión. Pero la palabra trama no alude tanto a una persona en concreto como a las relaciones que se establecen entre determinadas cúpulas políticas, empresariales y judiciales... Esa mafia del canapé de la que también hemos hablado mucho en las últimas semanas y que son relaciones, es un entramado de poder que, al final, defiende unos mismos intereses que no son los del interés general de la ciudadanía, sino los suyos propios para mantenerse en el poder, que es lo que explica la trama.

No tuvimos la capacidad de entender que los trapos sucios se lavaban dentro

- ¿Tiene alguna confianza en que se aporte luz en la comisión de investigación sobre la policía patriótica, el espionaje y los informes falsos sobre políticos catalanes o sobre Podemos?

La esperanza es lo último que se pierde, pero obviamente vamos a trabajar tanto en la elaboración del plan de trabajo como en la preparación de las comparecencias en todo el proceso de trabajo para obtener los máximos frutos posibles. Es verdad que vamos a estar muy alerta a una posibilidad que, valga la redundancia, es posible: que PP, PSOE y Ciudadanos se alíen explícita o implícitamente para impedir ciertas comparecencias y en la de la financiación ilegal del PP.

- Explíquese.

Pues que, aunque formalmente todos digamos públicamente que queremos investigarlo todo, después si proponemos que acuda el comisario Villarejo... ¡oh, sorpresa! Oor cualquier problema resulta que no pueda comparecer. Vamos a estar muy alerta para que la triple alianza no se alíe para por la vía de limitar las comparecencias o buscar otras tretas parlamentarias. Para que lo entienda la gente, que finalmente quede delimitado el ámbito de competencia.

- ¿Cree que la policía patriótica fue anterior a la llegada Jorge Fernández Díaz al Ministerio del Interior?

Necesitamos saber qué está pasando. Es que la trama, ese bloque de poder, a lo mejor también ha necesitado de unas cloacas del Estado que les ayudasen a hacer ciertas tareas. No se puede afirmar a la ligera, pero después de haber visto en horario de máxima audiencia unas escuchas al Rey emérito, los ciudadanos se merecen una explicación y al menos tan pública como esto.

O en Podemos somos piña o será muy difícil vencer a esa trama que hoy aún puede impedir que haya un Gobierno de cambio

- ¿Por qué hay que suprimir el delito de enaltecimiento del terrorismo del Código Penal?

Porque lejos de servir para perseguir los actos de enaltecimiento del terrorismo, que ya hay otros tipos penales a través de los cuales se puede perseguir, está sirviendo para casos como el de Cassandra, que son una auténtica sinvergonzonería y para los que no hay derecho. Es un tipo penal que no está siendo eficaz para combatir el terrorismo y que encima está sirviendo para coartar la libertad de expresión de los ciudadanos. Debe ser revisado Y no lo digo yo, lo ha dicho el relator de Naciones Unidas para los asuntos de terrorismo y Derechos Humanos, Amnistía Internacional y los juristas decentes. Lo que planteamos es clarísimo, que nuestro país pueda perseguir el terrorismo pero no a humoristas, no a tuiteros...

Irene Montero

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

- 23 cosas que no sabías de Irene Montero