POLÍTICA

Las disculpas de Espinar por beber Coca-Cola: "He cometido el error de tomar un refresco"

El dirigente de Podemos fue fotografiado con dos botellas tras promover el boicot a la marca.

04/04/2017 19:59 CEST | Actualizado 04/04/2017 20:00 CEST
EFE

El portavoz de Unidos Podemos en el Senado, Ramón Espinar, ha pedido disculpas tras ser fotografiado este martes en el comedor de la Cámara con dos botellas de Coca-Cola en su bandeja. Todo ello después de que su grupo promoviese que se prohíba la venta de bebidas de esta marca en la institución, lo que la Mesa ha rechazado.

"Vayan por delante las disculpas: he podido hablar con las espartanas de Coca-Cola En Lucha y transmitirles mis disculpas, mi calor y mi apoyo. He cometido el error de tomar un refresco y me he disculpado con quien creo que debía", asegura Espinar en un comunicado publicado en Telegram.

No obstante, el dirigente de Podemos ha lamentado que "el día que hemos conocido que el PP utilizaba dinero de la Sanidad pública para financiar sus campañas en Madrid y la dimisión por corrupción del Presidente de Murcia", un refresco acapare la actualidad política. "No puedo evitar que me suene a cortina de humo", ha apuntado.

Por otro lado, ha asegurado que no hay mal que por bien no venga porque la polémica permite decirle a mucha gente que "Coca-Cola no respeta los derechos de los trabajadores en la planta de Fuenlabrada". "También espero que abra la veda de saber qué se come y qué se bebe, cuanto cuesta y quien lo paga en la cafetería del Senado", añade mientras subraya que él suele comer el menú de 8 euros en el autoservicio, "en alguna ocasión el de 13 euros en las mesas y a menudo un bocadillo o hamburguesa rápidos para seguir trabajando". "Y lo pago de mi bolsillo", añade.

Precisamente este martes la Mesa del Senado ha rechazado una petición registrada por dos parlamentarios de Unidos Podemos, Iñaki Bernal, de IU, y Vanessa Angustia, de En Marea, para que se prohíba la venta de coca-cola en la Cámara Alta. La razón que ha esgrimido la Mesa es que ya hay un contrato de suministro firmado y que, por tanto, no se puede cambiar.

Los dirigentes de Podemos iniciaron hace unos meses una campaña contra la empresa embotelladora de Coca-Cola debido al conflicto laboral que mantiene con trabajadores de la plata de Fuenlabrada.

Dicho conflicto arrancó en 2014, cuando fue aprobado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaba a más de 800 empleados, en su mayoría del centro de Fuenlabrada (Madrid).

Sin embargo, un año más tarde el Supremo declaró nulo este ERE y obligó a la embotelladora a readmitir a los empleados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Las palabras de 2014 de Espinar que Twitter le echa ahora en cara tras la sentencia de las 'black'

- Entrevista a Ramón Espinar: "Debemos superar la dependencia de Pablo Iglesias a medio plazo"

- Pique entre Espinar y Cifuentes a costa de la polémica del piso