POLÍTICA

FOTOS: Los 40 años de ETA en estas 20 fotografías

08/04/2017 10:11 CEST | Actualizado 10/04/2017 11:49 CEST

Este sábado, ETA ha escenificado su desarme. Tras anunciar en marzo que su decisión unilateral e incondicional de entregar las armas este 8 de abril, la banda ha entregado a las autoridades franceses la ubicación de ocho zulos donde escondía 120 armas, tres kilogramos de explosivos y numerosa munición y detonadores.

Pero por el camino, ETA ha dejado 829 muertos, según cifras del Ministerio del Interior, así como miles de heridos y familias rotas. Y mucho sufrimiento y horror.

Estas son algunas de las imágenes que resumen lo que ha significado ETA en la historia reciente de España.

ASESINATO EN LA CARRETERA

EFE

José Antonio Pardines era agente de la Guardia Civil y se encontraba de servicio en un control en la carretera N-I, a la altura de Villabona (Guipúzcoa), cuando fue tiroteado por ETA. Su asesinato se consideró durante muchos años el primero de la banda.

En el año 2000, el exministro y catedrático Ernest Lluch publicó un artículo en el diario El Correo donde explicaba que había indicios de que Begoña Urroz había sido, en realidad, la primera víctima de ETA. Urroz era un niña de 22 meses que falleció el 27 de junio de 1960 al explotar una bomba en una consigna de la estación de Amara en San Sebastián.

En 2010, el Congreso de los Diputados oficializó esta versión y declaró el 27 de junio como "Día de las víctimas del terrorismo".

EL PROCESO DE BURGOS

Gamma-Keystone via Getty Images

El Proceso de Burgos, en el que se juzgó a 16 militantes de ETA, fue uno de los juicios más relevantes del franquismo. Se celebró del 3 al 9 de diciembre de 1970 en la sala de justicia del Gobierno Militar de Burgos.

En esta foto aparecen cinco de los seis miembros de ETA condenados a muerte en el juicio . De izquierda a derecha, Francisco Larena Martinez, Joachim Gorostidi Artola, Jose Maria Dorronsoro Ceberio, Eduardo Uriarte Romero y Mario Onaindia Nachionado.

El proceso tuvo una repercusión internacional. En España, dio lugar a paros de trabajadores, huelgas estudiantiles y manifestaciones ciudadanas. Las penas de muerte fueron conmutadas por cadena perpetua. Tras la ley de amnistía, todos los procesados fueron excarcelados en 1977.

EL ATENTADO CONTRA CARRERO BLANCO

Getty Images

Este es socavón que dejó el atentado de ETA contra Carrero Blanco, frente al número 304 de la calle Claudio Coello de Madrid, el 20 de diciembre de 1973.

El almirante se dirigía a misa en la iglesia jesuita de Serrano. El coche salió volando hasta la azotea de uno de los edificios de la calle. Carrero, presidente del Gobierno de Franco, llegó vivo al hospital pero murió a los pocos minutos.

YOYES, ASESINADA DELANTE DE SU HIJO

YOUTUBE

María Dolores González Catarain, Yoyes, fue la primera mujer dirigente de ETA. En 1979 decidió dejar la banda. "No quiero actuar en apoyo de una lucha que ha degenerado en algo terrible, dictatorial y mítico, contrario a mis valores y sentires más profundos y constantes en mi trayectoria".

Yoyes se marchó a México y, más tarde, volvió al País Vasco. El 10 de septiembre de 1986 se encontraba paseando con Akaitz, su hijo de tres años, por las fiestas de su pueblo cuando se le acercó Antonio López Ruiz, Kubati.

¿Tú eres Yoyes?

- Sí

- ¿Sabes quién soy yo?

- No

- Soy miembro de ETA y vengo a ejecutarte

Kubati fue detenido el 26 de noviembre de 1987 cuando realizaba una llamada telefónica desde una cabina de Tolosa (Guipúzcoa), dentro de una operación que la Guardia Civil denominó con el nombre del hijo de Yoyes.

LASA Y ZABALA, TERRORISMO DE ESTADO

YOUTUBE

Jóse Antonio Lasa y José Ignacio Zabala, supuestamente militantes de ETA, desaparecieron a finales de 1983 en Bayona (Francia). Sus cuerpos fueron encontrados, cubiertos de cal viva, en enero de 1985 en Alicante.

En 1988, días antes de suicidarse, un guardia civl contó a su novia que había presenciado el doble asesinato de Lasa y Zabala. Y eso fue lo que testificó la mujer ante el juez de instrucción número 1 de la Audiencia Nacional Carlos Bueren.

Según recoge el diario El País, la Audiencia Nacional "condenó a penas que oscilan entre 67 y 71 años de cárcel al general Enrique Rodríguez Galindo, al ex gobernador civil de Guipúzcoa Julen Elgorriaga, al teniente coronel Ángel Vaquero y a los ex guardias civiles Enrique Dorado y Felipe Bayo, a los que considera autores de un "plan compartido" que consistió en secuestrar en Francia, en octubre de 1983, a José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala, trasladarlos a España para interrogarlos y, finalmente, asesinarlos y hacerlos desaparecer".

Este caso, junto al de Segundo Marey, un ciudadano francés que nada tenía que ver con ETA y que estuvo secuestrado durante 10 días, se considera el inicio de las actividades de los GAL.

Los Grupos Antiterroristas de Liberación estuvieron formados por miembros de los cuerpos de seguridad del Estado y mercenarios. La guerra sucia del Estado contra ETA se llevó a cabo entre1983 y 1987 y fue responsable de casi una treintena de asesinatos.

Hubo varios altos cargos del gobierno de Felipe González condenados por esas actividades de terrorismo de Estado: José Luis Barrionuevo, ministro del Interior, Rafael Vera, secretario de Estado para la Seguridad, Enrique Rodríguez Galindo, general de la Guardia Civil y Julen Elgorriaga, ex gobernador civil de Guipúzcoa, entre otros.

LA VALENTÍA DE GESTO POR LA PAZ

AFP/Getty Images

A principios de 1985, un pequeño grupo de vascos empezó a concentrarse en silencio para protestar contra la violencia cada vez que se cometía un atentado terrorista.

Durante 28 años, hasta su disolución en 2013, cada vez más personas se sumaron a este movimiento pacifista que en 1993 recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia "por su abnegado afán de contribuir a eliminar la violencia y establecer y consolidar la paz para un adecuado convivir de los hombres, haciéndolo a través de formas de actuar genuinamente cívicas".

LA MATANZA DE HIPERCOR

EFE

El 19 de junio de 1987, ETA colocó una bomba en el centro comercial Hipercor de la Avenida Meridiana de Barcelona. Hubo 21 fallecidos, 4 de ellos niños, y 45 heridos.

Uno de los terroristas hizo tres llamadas de aviso con información confusa y el edificio no se desalojó.

Es la mayor matanza en la sangrienta historia de ETA. Causó tal conmoción que dio lugar al primer acuerdo antiterrorista, el Pacto de Madrid, firmado el 5 de noviembre de 1987 en un acto solemne en el Congreso.

CARMEN TAGLE, LA FISCAL ANTITERRORISTA

YOUTUBE

Carmen Tagle González fue asesinada por ETA con 44 años en el parking de su casa. Era septiembre de 1989. Su trabajo como fiscal del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, cuyo titular era Baltasar Garzón, era el de acusar a los detenidos en casos de terrorismo.

La capilla ardiente de Tagle fue instalada en el salón de plenos del Tribunal Supremo y de allí salió su féretro a hombros de sus compañeros de la Audiencia Nacional.

Este tribunal se creó por un Real Decreto en 1977 para juzgar de manera delitos de especial complejidad como los relacionados con el terrorismo, delitos económicos graves, narcotráfico y causas de justicia universal. Por la Audiencia Nacional han pasado, además de los casos de ETA, otros como la Operación Nécora, Banesto, los GAL, Gürtel, Púnica y la orden de detención dictada contra el dictador chileno Augusto Pinochet.

CARNICERÍA AL LADO DE VARIOS COLEGIOS

AOL

A Irene Villa le gustaba la danza. Había heredado la afición de su madre, María Jesús. Su hobby quedó truncado el 17 de octubre de 1991 cuando una bomba estalló en los bajos del Seat127 rojo con el que su madre la llevaba al colegio.

Irene perdió las dos piernas y tres dedos de la mano izquierda. Su madre, una pierna y un brazo.

Esa misma mañana, con pocos minutos de diferencia, ETA puso otras dos bombas más que mataron al teniente Francisco Carballar Muñoz, de 47 años, e hirieron de gravedad al comandante Rafael Villalobos Villa, de 38 años y a su hermana María Antonia, de 50.

Las tres bombas-lapa adosadas a los bajos de los vehículos estallaron en la zona de Aluche de Madrid, un barrio de gente trabajadora. La fotografía que aparecía en la primera página de El País del día siguiente era la del cadáver de Francisco Carballar. Según cuenta la crónica del diario, los vecinos, en mitad del pánico, gritaban ¡"No hay justicia!"

SE ESCONDÍAN EN BIDART

EFE

Bidart es una pequeña población costera, entre Biarritz y San Juan de Luz, en el País Vasco francés. Allí se encontraba el caserío de la foto, llamado Etxe Maitea, y allí se escondían Francisco Múgica Garmendia, Pakito, Luis Álvarez Santacristina, Txelis, y José Arregui Erostarbe, Fitipaldi, cuando fueron detenidos el 29 de marzo de 1992.

Los tres etarras formaban la cúpula de la banda, se les conocía por el nombre de Colectivo Artapalo y llevaban más de una década dirigiendo ETA.

El de Bidart fue uno de los golpes más duros que ha recibido la banda en su historia. En aquel año 92, con la Expo de Sevilla y los Juegos Olímpicos de Barcelona a punto de inaugurarse, el arresto de los etarras fue un alivio para el gobierno de Felipe González.

Además, fue la primera vez que las fuerzas de seguridad desarticulaban a la cúpula de ETA. Pakito, Txelis y Fitipaldi fueron los responsables de los atentados durante los ochenta y los que implantaron el coche-bomba para sembrar el terror.

Según explicó José Luis Corcuera, entonces ministro del Interior, en una entrevista al diario El País: "La detención de su cúpula demostró que ETA era vulnerable y provocó gran desmoralización en sus bases. ETA ya no fue la misma. Se desmanteló su aparato logístico. Necesitó años para reconstruirse y, cuando lo hizo, no tuvo la fuerza de su etapa precedente".

ATENTADO CONTRA AZNAR

EFE

Así quedó el coche blindado de José María Aznar, entonces líder del PP y líder de la oposición, después de que el Comando Madrid de ETA hiciera estallar al paso de su vehículo un coche bomba con 40 kilos de amosal y otros 40 de tornillería el 19 de abril de 1995.

20 años después, en una entrevista en el diario ABC, Aznar recordaba: "Me escocía la cara e instintivamente comprobé si estaba entero. De inmediato le pregunté a Estanis, mi conductor, si estaba bien".

Otras 19 personas, entre ellas sus escoltas, sufrieron heridas en el atentado.

EL SECUESTRO MÁS LARGO DE ETA

Getty Images

José Antonio Ortega Lara fue secuestrado por ETA el 17 de enero de 1996, cuando volvía de su puesto de trabajo como funcionario de prisiones en el Centro Penitenciario de Logroño. Estuvo secuestrado durante 532 días, hasta el 1 de julio de 1997. Tiene el triste récord de ser el secuestro más largo de ETA.

Ese día, en una operación en la que participaron 60 agentes, fue localizado en Mondragón. El zulo en el que estaba encerrado, bajo el suelo de una nave industrial, medía 3 metros de largo, 2,5 de ancho y 1,8 m de alto. Sólo se podían dar tres pasos dentro de él.

MANOS BLANCAS CONTRA LA BARBARIE

EFE

El 14 de febrero de 1996 catedrático y jurista Francisco Tomás y Valiente, de 63 años, se encontraba hablando por teléfono cuando Jon Bienzobas, alias Karaka, entró en su despacho de la Universidad Autónoma. El expresidente del Tribunal Constitucional tenía 63 años. El etarra, 25.

El pistolero se hizo pasar por alumno suyo y esperó unos minutos en el pasillo a que el profesor se quedara solo para dispararle tres tiros a bocajarro. Según la crónica de El País, al otro lado del teléfono, el catedrático Elías Díaz gritó al oír el primer disparo: "¡Paco, Paco, ¿qué pasa?". Acto seguido, se oyeron otros dos más.

Eran las 10:48 de la mañana. A las 11:00, Tomás y Valiente había citado a sus alumnos para un examen. Al día siguiente del asesinato, esos mismos alumnos y otros miles más de la universidad se concentraron con sus manos pintadas de blanco para pedirle a ETA que dejara de matar al grito de ¡Basta ya!.

En el acto se leyó un comunicado que terminaba con unas palabras del jurista asesinado publicadas en su último artículo en El País: "Cada vez que matan a un hombre en la calle nos matan un poco a cada uno de nosotros".

COSME DELCLAUX, EL ÚLTIMO EMPRESARIO SECUESTRADO

YOUTUBE

Cosme Delclaux tenía 34 años el día que dos etarras lo encañonaron a la salida de su oficina en el Parque Tecnológico de Zamudio. Era hijo del presidente de Vidrieras de Álava y estuvo secuestrado durante 232 días, desde el 11 noviembre de 1996 hasta el 1 de julio de 1997.

Delclaux explicó que, durante ese tiempo, tuvo sobre su cabeza dos altavoces que emitían ruido, como el de una radio mal sintonizada, para que no pudiera oír nada del exterior y así le costase identificar el lugar de su secuestro.

Tras la liberación de Cosme, su padre Álvaro Delclaux declaró en la Audiencia Nacional que ETA le había pedido 2.500 millones de pesetas (más de 15 millones de euros) pero que finalmente pagó 1.000 millones (unos 6 millones de euros), en dos entregas, en abril y mayo de 1997.

Cosme Delclaux fue el último empresario secuestrado por ETA. Durante décadas, la banda obtuvo cifras millonarias a través del secuestro y extorsión de casi medio centenar de empresarios. No fueron los únicos que pagaron el llamado impuesto revolucionario. Aunque la cifra es imposible de calcular, se estima que miles de ciudadanos también lo hicieron bajo la amenaza de la banda terrorista.

EL VERANO EN EL QUE MATARON A MIGUEL ÁNGEL BLANCO

EFE

Miguel Ángel Blanco era concejal por el Partido Popular en la localidad vizcaína de Ermua. Tenía 29 años cuando fue secuestrado por tres miembros de ETA el 10 de julio de 1997. Nueve días antes, la Guardia Civil había conseguido liberar del zulo en el que estaba retenido al funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara.

Para liberar a Blanco, ETA pidió el acercamiento de sus presos a las cárceles del País Vasco. Ante la negativa del Gobierno central, la tarde del día 12 fue tiroteado en un descampado de la localidad de Lasarte-Oria, en Guipúzcoa. El concejal no murió en el acto. Dos hombres que caminaban por el campo lo encontraron con vida. Fue trasladado a la Residencia Sanitaria de Nuestra Señora de Aránzazu, pero no se pudo hacer nada por su vida. Miguel Ángel Blanco falleció a las 5:00 horas del 13 de julio de 1997.

Durante las 48 horas que duró su secuestro, se convocaron en toda España cientos de manifestaciones ciudadanas en las que, al grito de "¡Basta ya!", millones de personas exigieron a ETA su liberación. El asesinato del concejal del PP dio lugar al llamado "espíritu de Ermua", un punto de inflexión en la percepción que la sociedad tenía del grupo terrorista.

EL ALTO EL FUEGO QUE TERMINÓ EN BARAJAS

AFP/Getty Images

A las 09:01 del 30 de diciembre de 2006, ETA estalló una furgoneta bomba en uno de los aparcamientos de la Terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas.

Murieron dos personas, los ecuatorianos Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, y otras veinte resultaron heridas.

La fuerte explosión no sólo se llevó por delante gran parte del edificio, de cinco plantas, sino también el alto el fuego que la banda había declarado el 22 de marzo. Dos meses después, el 17 de mayo, todos los grupos parlamentarios del Congreso, excepto el PP, habían aprobado una moción socialista en la que se respaldaba de abrir un proceso de diálogo con ETA si la banda abandona las armas.Tras el atentado en la T4, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero dio por "suspendido" el diálogo con ETA.

ISAÍAS CARRASCO, EL ÚLTIMO CARGO PÚBLICO ASESINADO

AFP/Getty Images

En la foto, Sandra Carrasco besa a su madre Mari Ángeles mientras sostiene una foto de su padre. Isaías Carrasco había sido asesinado por ETA el 7 de marzo de 2008, tres días antes de esa manifestación.

Carrasco, de 43 años, había dejado de ser concejal socialista en Mondragón y, por eso, al no ser un cargo público, decidió no llevar escolta. Lo asesinaron cuando iba a coger su coche para ir a trabajar como cobrador en una autopista de peaje. Su mujer y su hija oyeron el tiroteo y salieron de casa corriendo. Carrasco murió en el hospital una hora después.

El presidente del Gobierno de entonces, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente del PP, Mariano Rajoy, acordaron suspender los actos de cierre de la campaña electoral a las elecciones generales del 9 de marzo.

Isaías Carrasco fue el último cargo público asesinado por ETA.

EL ÚLTIMO ATENTADO DE ETA EN ESPAÑA

EFE

30 de julio de 2009, ETA cometió su último atentado contra las fuerzas de seguridad del Estado en España. Fue en Calvià (Mallorca) con una bomba-lapa en los bajos del vehículo utilizado por dos guardias civiles, Carlos Sáenz de Tejada García, de 28 años, y Diego Salva Lezaun, de 27.

Ocho meses después de este doble asesinato, ETA mató en Dammarie-les-Lys, al suroeste de París, a Jean-Serge Nérin. El brigada de la Policía francesa, de 53 años y padre de cuatro hijos, fue la primera la primera y única víctima de las fuerzas policiales francesas asesinada por la banda terrorista.

EL CESE DEFINITIVO DE LA ACTIVIDAD ARMADA

AFP/Getty Images

El 20 de octubre de 2011 ETA anunció mediante un comunicado "el cese definitivo de su actividad armada". Estos son algunos de los periódicos que recogían la noticia al día siguiente.

LA ENTREGA DE LAS ARMAS

Getty Images

Estas son las portadas de varios periódicos el 18 de marzo de 2017. El día anterior, Jean Noël Etcheverry, activista de una asociación ecologista abertzale, había comunicado al diario francés a Le Monde: "ETA nos ha dado la responsabilidad del desarme de su arsenal y en la tarde del 8 de abril estará totalmente desarmada". Ese día, intermediarios civiles notificarán a la justicia francesa, en nombre de ETA, la localización de los arsenales de la banda terrorista para que proceda a su desarme.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo tras esta declaración: "ETA ha hecho su enésimo anuncio, ha dicho que se va a desarmar, me parece bien, y de paso que se disuelva y que pongan fin a esto de una vez. Ya saben que no habrá nada a cambio de nada, porque nada puede haber"

Las fotos del desarme de ETA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- ETA entrega la localización de ocho zulos con armas

- ETA se desarma: así han reaccionado los partidos políticos