ECONOMÍA

El FMI preguntó a Rodrigo Rato por sus vínculos con paraísos fiscales

Las pesquisas se remontan al año 2007, antes de que abandonara el cargo de director gerente del organismo.

14/04/2017 17:40 CEST | Actualizado 18/04/2017 11:02 CEST
EFE
El exdirector del FMI, Rodrigo Rato, en una imagen de archivo.  

El Fondo Monetario Internacional (FMI) preguntó a Rodrigo Rato por las inversiones realizadas a través de tres de sus empresas en octubre de 2007, mes en el que cesó de su cargo al frente de la institución y cinco años antes de que se acogiera a una amnistía fiscal aprobada por el Gobierno español.

Así consta en el último informe de la unidad de la Guardia Civil encargada en España de la investigación de los delitos fiscales del exdirector gerente del FMI y su entorno.

La consultora PwC, en los servicios prestados para el FMI, requirió a Rato información acerca de una veintena de fondos de inversión que figuraban en la cuenta de la sociedad mercantil Red Rose.

El informe pone el foco en esta mercantil, que atribuye al exvicepresidente del Gobierno y exministro español desde finales de los 90, y asegura que "es totalmente opaca y tiene como socios a testaferros", a diferencia de lo manifestado por Rato, que declaró que fue constituida en 2005 cuando residía en el extranjero.

El atestado, de 321 páginas y al que ha tenido acceso Efe, señala a Red Rose dentro del entramado investigado y expone que, desde sus inicios ha registrado importantes cantidades de dinero "de origen desconocido" introducido en España.

Sobre los movimientos de dinero, cifra en 9,1 millones de euros (9,6 millones de dólares) los fondos que salieron de Red Rose entre 1999/2000 y 2012.

El FMI también se interesó por los destinos en los que otras dos sociedad mercantiles, Kradonara y Vivaway, realizaban sus inversiones inmobiliarias, requerimiento que el exministro satisfizo ese mismo día, cuando señaló a PwC que se limitaban al territorio español.

Los agentes identifican como eje del presunto blanqueo a este "binomio" societario, expone el informe.

A través de Vivaway-Kradonara se habrían introducido 7,8 millones de euros (8,2 millones de dólares), de los cuales 2,4 millones de euros (2,5 millones de dólares) se desconoce su procedencia puesto que al tratarse de sociedades extranjeras en antiguos paraísos fiscales los investigadores no han tenido acceso a sus cuentas.

El informe sostiene que la intención de Rato no fue otra que dominar, a través de Vivaway -con domicilio en Middlesex (Inglaterra)- las sociedades del entramado de las que dispone en España. Una labor para la que se serviría de Kradonara, una sociedad española "opaca en su accionariado y en sus órganos sociales".

De este modo, concluye, Rato interpuso entre el origen de los fondos y el ingreso de éstos en España una estructura de sociedades opacas "administradas por fiduciarios y sostenidas por testaferros" y con cuentas en territorios de riesgo fiscal.

Conducta de la que infiere "una voluntad ocultadora" propia del fraude fiscal y del blanqueo de capitales, especialmente por el empleo de testaferros, siempre negado por el exministro, que refrendaría la intención de encubrir bienes, insisten los investigadores.

Además de esta causa, Rato tiene abierta en España un juicio por la supuesta estafa y falsificación contable del banco Bankia, que presidió, y recientemente fue condenado a 4 años y seis meses por el uso indebido de tarjetas opacas al fisco de esta entidad.

Momentos estelares de Rato

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Lo que Rodrigo Rato opinaba del fraude en 1993

- Carpetazo a las black: las claves del caso

- Blesa y Rato, condenados a seis y cuatro años y seis meses por las 'black'

OFRECIDO POR NISSAN