NOTICIAS

Saúl: "He puesto en riesgo mi salud por el Atlético, tras cada partido orinaba sangre"

El centrocampista de la Selección relata cómo ha sufrido su cuerpo por un severo problema en el riñón.

17/04/2017 11:47 CEST | Actualizado 17/04/2017 12:51 CEST
EFE
El centrocampista del Atlético Saúl Ñíguez supera al delantero del Leicester Jamie Vardy durante el partido de ida de cuartos de final de la Champions, el pasado 12 de abril, en Madrid.

Todo empezó hace un poco más de dos temporadas, cuando el centrocampista del Atlético de Madrid Saúl Ñíguez sufrió un golpe muy fuerte en un costado durante la eliminatoria de octavos de final de la Champions League que su equipo disputaba a domicilio contra el Bayer Leverkusen. El rojiblanco tuvo que ser hospitalizado en la ciudad alemana, no pudo ni regresar a España con el resto de sus compañeros. Antes de llegar al vestuario se mareó, vomitó varias veces y, ya en la caseta, comenzaron a entrarle convulsiones. No sentía ni los brazos ni las piernas cuando llegó al centro médico, en el que pasó cuatro días ingresado. Tras la preocupación del momento, lo cierto es que el deportista parecía seguir jugando con normalidad, siempre entre los fijos de Diego Pablo Simeone, uno de los pilares del Atleti. Pero la procesión iba por dentro, como se ha sabido ahora.

Al parecer, aquella jugada le acabó causando un problema renal serio, un traumatismo, que el ilicitano acaba de desvelar en una entrevista con el canal Mega. "Los dos años anteriores he estado jugando con catéter interno. En cada entrenamiento, en cada partido orinaba sangre, lo pasaba mal, tenía roces. Era algo muy complicado que la gente no sabe ni valora. Pero estaba jugando con mi salud por vestir unos colores, por vestir una ilusión", explica el número 8 rojiblanco.

Lógicamente, hubo un control médico de su situación en todo momento, explica, pero el joven futbolista pudo ver su carrera comprometida ya que siendo juvenil en la cantera del Atleti ya tuvo que ser operado de ese riñón izquierdo, precisamente. Sin embargo, siguió adelante.

Estaba jugando con mi salud por vestir unos colores, por vestir una ilusión

"Como hace dos años lo había pasado tan mal, el día antes del partido -en su vuelta a Leverkusen- lo recordé todo, cómo me había pasado, dónde me había caído, cuántas veces había vomitado, cómo me daban las convulsiones, en qué camilla estaba, en qué asiento estaba, qué compañeros vinieron... Me acordaba de cómo había pasado todo. El día de partido lo afronté de manera especial porque había vuelto al lugar donde podía haber caído y del que había vuelto más fuerte", reconoce Saúl, que además, marcó el primer gol del partido esta temporada. "Cuando metí el gol fue una liberación brutal, me sentí muy aliviado, me quité un peso de encima, incluso me quité el miedo a que me volviera a pasar algo en aquel campo", añade.

Su dolencia no ha frenado su ímpetu, participando en cientos de entrenamientos y 103 partidos oficiales desde entonces, más sus amistosos y los partidos con la selección Sub-21 y su debut con la Absoluta, el año pasado.

Sus palabras, ahora, contando por lo que ha pasado, lo han convertido en tendencia en las redes sociales donde, aunque algunos critican esa manera de poner al límite su salud, la mayoría de los internautas aplauden su compromiso con su club y con la Selección.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Los memes del Bayern-Madrid y del Atlético Leicester que vas a recibir sí o sí

- Godín y Deyverson dejan una escena lamentable en el Alavés-Atleti

- Cerezo no descarta ahora que el Atlético de Madrid cambie de himno

NOTICIA PATROCINADA