NOTICIAS

La primera mujer en correr la maratón de Boston regresa 50 años después

Kathrine Switzer se convirtió en un icono, empeñada en acabar la carrera mientras varios hombres la perseguían.

18/04/2017 20:37 CEST | Actualizado 18/04/2017 21:10 CEST
AP
Kathrine Switzer, tras completar la Maratón de Boston.

En 1967, una estudiante de periodismo de 19 años demostró que las mujeres sí pueden correr una maratón. Lo hizo pese a que el director de la histórica prueba de Boston intentó sacarla de la pista a empujones. "Sal de mi carrera y entrégame su dorsal", le chillaba mientras trataba de darle alcance. La joven llegó a la meta con los pies ensangrentados, pero declaró que habría culminado el recorrido hasta gateando si hubiera hecho falta.

Su imagen, la de la norteamericana Kathrine Switzer, se convirtió entonces en un icono en favor de los derechos de la mujer y de la ansiada igualdad real. Ahora, luciendo de nuevo el histórico 261 de hace 50 años, Switzer ha vuelto a correr la maratón bostoniana, aclamada como se mereció entonces.

(Puedes seguir leyendo tras los vídeos...).

"Me siento muy agradecida a aquel hombre enfadado porque cambió no solo mi vida, sino la de millones de mujeres. La gente me dice: 'Es terrible'. Y siempre contesto: 'A su pesar, él hizo más por las mujeres atletas que nadie porque creó una imagen que se ha convertido en un icono de los derechos de las mujeres', explicó Kathrine al diario El País en 2013.

La atleta logró que en 1972 las mujeres ya fueran aceptadas en la carrera que hoy ha completado entre innumerables muestras de afecto y de ánimo. Allanó también el camino para que las mujeres pudieran disputar estas pruebas en los Juegos Olímpicos, un hito alcanzado en 1984. Ganó las competiciones de Nueva York de 1974 y 1975 y, con su marca en Boston, se colocó como la sexta mujer más rápida del planeta.

Ahora, sin perseguidores más allá de los que da el deporte, Switzer ha completado los 42 kilómetros -ya ha disputado 40 maratones en toda su vida- y ha llegado a meta acompañada de las mujeres del movimiento 261 Fearless, una comunidad de corredoras con fines sociales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Las mujeres y el deporte: el machismo que no cesa

- El sexismo, protagonista involuntario de los Juegos de Río

- Molly Schiots, la mujer que se hartó de que le dijeran que el deporte femenino no importaba

- Mujer, deporte y hombres al mando

- 7 retos de las sociedades para avanzar en igualdad

- El Parlamento europeo denuncia que las mujeres cobran un 40% menos de pensión

ELECTRIFY THE WORLD