TENDENCIAS

Rashida Jones, la mujer que quiere acabar con el porno... tal y como lo conocemos

La actriz produce 'Hot Girls Wanted: Turned On', una serie documental para Netflix que explora el preocupante papel del porno en la cultura popular.

19/04/2017 08:03 CEST | Actualizado 19/04/2017 08:03 CEST
Getty Images
Rashida Jones, durante un acto en Nueva York en abril de 2017.

La actriz Rashida Jones se estrena detrás de las cámaras dirigiendo el primer capítulo de Hot Girls Wanted: Turned On, la serie documental de Netflix que amplía la visión de la película del mismo nombre, de la que ya fue productora. "Tras rodar el primer documental creíamos que ya habíamos terminado, pero no: todavía quedan muchas historias ahí fuera, muchos puntos de vista sobre el mundo del porno", explica a Grazia.

Problemáticas y nuevas situaciones que giran siempre en torno a la sexualidad, a la intimidad y al nuevo agente que ha puesto patas arriba las relaciones: la tecnología. "La tecnología ha hecho que el porno se vuelva mainstream, parte de la cultura popular", apunta la actriz y productora.

La tecnología ha hecho que el porno se vuelva 'mainstream', parte de la cultura popular.Rashida Jones

Un cambio que está propiciando que, por ejemplo, los niños accedan cada vez antes a este tipo de contenidos. En Estados Unidos, concretamente, a los 11 años, cuando todavía no han recibido una educación sexual de ningún tipo. "Los contenidos con una alta carga sexual están muy bien, no pasa nada con ellos", prosigue Jones, "el problema es que siempre, siempre emulen lo mismo: la sexualización de la mujer".

Netflix
Hot Girls Wanted: Turned On

El porno es propaganda de género, un producto en el que casi el 40% de lo que se muestra es violencia contra las mujeres. "No recibimos una educación sexual y la gente se está educando con el porno. Los niños están expuestos al porno y a una imagen ficticia de lo que es el sexo. Resulta que el porno es fantasía, pero a esa edad no saben discernir", señala la responsable del proyecto que se estrenará en Netflix el 21 de abril y que pretende hacer reflexionar y mostrar que otros modelos son posibles.

Por ejemplo, el que no se olvida de la sexualidad (que no sexualización, porque de eso tenemos un rato) femenina. "Están muy bien los deseos sexuales de los hombres, todos sabemos cuáles son, están por todas partes... pero ¿y los de las mujeres? Nos estamos olvidando del placer femenino", añade. "No se trata de meterse con las fantasías sexuales de nadie. Se trata de avanzar del punto cultural en el que estamos, de esta patología colectiva que hemos creado", remata Rashida Jones, haciendo referencia a un mundo, el del porno, al que prácticamente nadie es ajeno. Y para muestra, un dato: a diario se visitan más webs pornográficas que las de Netflix, Amazon y Twitter juntas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Desmontamos los grandes mitos del sexo entre mujeres

El sexting es como Sálvame: todos lo ven, pero lo niegan

Orgasmos masculinos Vs. femeninos: ¿dónde está la brecha?

Actrices porno sin maquillar: fotos de Melissa Murphy

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

OFRECIDO POR NISSAN