TENDENCIAS

Las 13 peor vestidas de la Gala Met 2017: no es momento para princesitas

Con Rei Kawakubo y su moda abstracta y pensativa como hilos conductores, los vestidos clásicos fueron el principal error

02/05/2017 12:45 CEST | Actualizado 02/05/2017 13:24 CEST
REUTERS/AFP

Era una noche para romper, para ir más allá de la elegancia y lo establecido. La protagonista de la exposición que acogerá el Costume Institute (y que podrá verse hasta el 4 de septiembre) es Rei Kawakubo, la creadora de la firma Comme des Garçons, y a ella iba dedicada la velada del 1 de mayo, en la que se daba el pistoletazo de salida a su exposición y se celebraba una gala, la del Met, en su honor. Kawakubo es una mujer que, además de por su hermetismo, se caracteriza por su amor al color rojo (y a los tonos fuertes en general), a los volúmenes, a los tejidos potentes y a una moda muy expresiva, conceptual, que cuenta más de lo que muestra.

De ahí que destacaran vestidos con potencia y carácter, como los de Rihanna y Katy Perry (el gran duelo de la noche), las impactantes transparencias de Kendall Jenner, o las combinaciones de rosa y negro como las de Lily Collins o Zoe Kravitz.

En cambio, lo que no tenía ningún sentido eran los vestidos de princesa. Tules, colores pastel y formas lánguidas no eran lo adecuado para una noche de fuerza y poder. Tampoco mostraban gran interés por la gala y su temática los clasiquísimos cortes de sirena o los simples palabras de honor.

Además, como suele ocurrir, también están las que se equivocan por exceso: aunque es cierto que Kawakubo tiende al mismo, este debe estar dentro de la temática. ¿Por qué entonces vestidos que parecían disfraces de Frida Kahlo o de Elsa de Frozen? Seguro que más de una no pasó el aprobado de la siempre meticulosa Anna Wintour, organizadora de la gala.

  • Thandie Newton
    GETTY
    La actriz se cardó el pelo, se requetepintó los ojos y decidió ponerse un tocado que recordaba a Frida Kahlo. La gala no era sobre México, recordemos.
  • Karen Elson
    GETTY
    Princesismo en rosa, con cuerpo de raso, falda de tul y mangas largas de encaje. El broche de brillantes y las ondas rematan la faena. 
  • Celine Dion
    Getty
    No está claro si es su pelo, un tocado, un expositor de cera capilar o una extraña recreación de lo que llevó Sarah Jessica Parker hace un par de ediciones. En este caso ni siquiera un photobomb de Jennifer Lawrence salvó el asunto.
  • Elle Fanning
    REUTERS
    Suéltalo, Elle. Suéltalo.
  • Evan Rachel Wood
    AFP
    Durante toda la temporada de premios, la actriz ha reivindicado el papel de la mujer en la alfombra roja llevando pantalones y trajes sastre, algo digno de aplauso. Aquí complementó su pantalón de Altuzarra (diseñador con el que fue del brazo) con un sobrevestido que no sabía muy bien dónde meterse y remató la faena con un maquillaje y un pelo azulón que no había por dónde coger. Cómo diría Miguel Bosé: "Y esas cejas".
  • Katie Holmes
    EFE
    Ponte un vestido y ponte años. Por muy acompañada del creador del mismo que fuera, Katie Holmes no estaba en su salsa (ni en la de la fiesta) con este diseño de Zac Posen. Nada que ver con Kawakubo, ni de lejos.
  • Kim Kardashian
    EFE
    El robo que esta famosa por ser famosa por excelencia sufrió en París el pasado octubre parece haber puesto del revés su vida. Asegura ser más prudente, menos capitalista y mostrar menos en redes sociales. Pero de ahí a ir prácticamente en un vestido de playa al evento de moda más importante del año va un trecho...
  • Laura Dern
    AFP
    La actriz parecía una estatua griega con ese vestido, pero algo fallaba. Además de no estar acorde con la temática (si acaso por los lunares del forro), la forma o la talla del pecho no era la correcta.
  • Miranda Kerr
    AFP
    Otro caso de princesismo extremo e irremediable. Palabra de honor, falda de vuelo... Muy visto y bastante poco apropiado para el concepto.
  • Allison Williams
    REUTERS
    La actriz de Girls suele ser una de las mejor vestidas de las alfombras, pero aquí patina: por la forma del vestido, la estructura, el largo (sobra), el tamaño (también sobra)… El maquillaje y el pelo, con ese extraño toque como del Hollywood años cincuenta (¿hemos dicho que iba de una diseñadora japonesa experimental?) no tiene nada que ver con el asunto.
  • Candice Swanopoel
    REUTERS
    Un ángel de Victoria's Secret está guapa con cualquier cosa. Eso es así. Pero este vestido (más princesismo, más) no hace justicia a Candice: parece una Barbie de los años noventa con es cintura diminuta y ese pecho a punto de estallar.
  • Haley Bennett
    AFP
    Entre Frida y María Antonieta. Los rizos rubios con las flores, el encaje con los dorados... Poco Kawakubo, claramente.
  • Salma Hayek
    AFP
    La actriz tiene la suerte de poder acceder a los mejores diseñadores del mundo: su marido es François-Henri Pinault, el multimillonario dueño del conglomerado Kering, que agrupa a marcas como Gucci, Saint Laurent, Balenciaga, Alexander McQueen… Sin embargo, parece que para la gala del Met no terminó de encontrar el punto con estas maxibotas mosqueteras en azul y un vestido túnica en negro. Un conjunto raro para un evento de etiqueta como este.

Gala Met 2017: todos los vestidos

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Gala Met 2017: todas las fotos del homenaje a Rei Kawakubo

Rihanna o Katy Perry: ¿quién llevó el vestido más loco de la Gala Met 2017?

Serena Williams y su embarazo, triunfadores de la Gala Met

Las fotos de la Gala del Met que sólo podrás ver aquí

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest