TENDENCIAS

La cámara superlenta llega a los móviles con el Sony Xperia XZ Premium

Hasta 960 fotogramas por segundo para congelar el tiempo, aunque con limitaciones.

04/05/2017 12:55 CEST | Actualizado 04/05/2017 12:55 CEST

Después de probar el nuevo Sony Xperia XZ Premium hay algo que queda claro: todo mola más a cámara superlenta. Momentos cotidianos se ven desde otra perspectiva cuando el tiempo se ralentiza. Esta cámara es uno de los puntos fuertes del XZ Premium, el nuevo flagship de Sony diseñado para competir de tú a tú con la gama más alta de terminales.

Donde se desmarca de la competencia es en la posibilidad de grabar vídeo a 960 fotogramas por segundo (cuando lo normal son 24 o 30), una velocidad reservada hasta ahora a cámaras de alto rendimiento utilizadas en producciones profesionales. Tanto el iPhone 7 como el Samsung Galaxy S8, por ejemplo, graban a 240 imágenes por segundo.

Mientras las cámaras tradicionales graban y reproducen fotogramas a la misma velocidad (por ejemplo, 30 fotogramas por segundo), para conseguir la cámara lenta se graba a una velocidad mucho mayor a la de reproducción. De esa forma el Sony Xperia XZ Premium graba a 960 fotogramas por segundo que luego reproduce a 30 fotogramas por segundo. Así consigue dilatar el tiempo. Al tratarse de un modo que exprime al máximo el hardware y el software del teléfono, no siempre se graba a esta velocidad. Primero hay que activar la cámara superlenta, comenzar a grabar (a velocidad normal) y después apretar un botón en el momento preciso que se quiera congelar. El problema de este sistema es que depende de la velocidad de reacción de la persona que está grabando, y el resultado de cinco segundos en cámara superlenta no deja mucho lugar a error. Hay que ser preciso. Por suerte se pueden grabar distintas secuencias a cámara lenta consecutivas.

El resultado se puede ver en las escenas de prueba que Sony grabó junto a un director especializado en cámara lenta para probar esta característica de su nuevo terminal. Unos pasos de breakdance mientras caen pelotas de ping pong del cielo, globos de agua estallando sobre una bailarina o explosiones de pintura son algunas de las escenas que se podrán ver próximamente en un videoclip diseñado especialmente para la ocasión.

Pero capturar estas imágenes tiene un precio. En el modo de cámara superlenta la resolución máxima es de 720p, lo habitual en otros móviles con características parecidas. Además, necesitan una gran cantidad de luz para conseguir buenos resultados, siendo ideal para exteriores. Más allá de la cámara superlenta, el Sony Xperia XZ Premium graba en 1080p hasta 60 fotogramas por segundo y en 4K hasta 30 fotogramas por segundo. Otra características de la cámara es el disparo predictivo, en el que la cámara da al usuario hasta cuatro opciones alternativas a la fotografía que haya sacado, en distintos momentos, para evitar los ojos cerrados o capturar movimientos muy rápidos que fácilmente se pueden escapar.

Aunque la cámara sea uno de sus puntos fuertes, el XZ Premium también quiere entrar por los ojos, con un diseño redondeado en cristal tanto por la parte frontal como trasera. En un mundo en el que cada vez más terminales apuestan por eliminar los biseles de las pantallas sorprende el grueso borde superior e inferior del XZ Premium. Rodean una pantalla 4K de 5,5 pulgadas capaz de reproducir vídeo en HDR, para tener un rango de colores mayor, con tonos oscuros más profundos y detallados. El problema del contenido en HDR, hasta ahora escaso, se ha solucionado con un acuerdo entre Sony y Amazon Prime Video para ofrecer series grabadas con esta tecnología a los usuarios del XZ Premium.

Todavía queda aproximadamente un mes para su lanzamiento, y aunque se desconoce el precio final en España, los rumores apuntan a que rondará los 750 euros, un precio que no es descabellado considerando sus características. La cámara superlenta es prometedora, aunque más orientada a usos específicos e incluso semiprofesionales, ya que es un campo en el que las cámaras de vídeo siguen flojeando, y ahí puede encontrar un hueco que hasta ahora nadie ha ocupado. El diseño y la pantalla terminan de conformar un flagship Android que tendrá que medirse cara a cara con el Galaxy S8+ de Samsung.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Este experimento de Google promete fotos increíbles en tu teléfono

- Los robots llegan a Amazon España (y crean 800 empleos)

- Las conversaciones eliminadas de WhatsApp no desaparecen

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest